La FR presentó documentación contra la concentración frigorífica.

La FR presentó documentación contra la concentración frigorífica.

El presidente de la FR, Jorge Andrés Rodríguez, dijo que la concentración de la industria es “una de las grandes amenazas que tiene el sector ganadero desde el punto de vista comercial” y que “golpea directamente en el sector comercial de la cadena cárnica”.

Montevideo | Todo El Campo | El lunes 29, la Federación Rural (FR) presentó a la Comisión de Defensa de la Competencia un trabajo técnico sobre la venta de las tres plantas frigoríficas de Marfrig a la brasilera Minerva.

El documento se manifiesta de forma contraria a esa transacción comercial empresarial, y surgió tras un extenso trabajo que contó el aporte de diversos especialistas y luego de consultar a las 42 federadas que integran la gremial.

También incluye un informe realizado por la economista Luciana Macedo, exintegrante de la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia del Ministerio de Economía, informó Telenoche.

El texto refiere a la operativa ganadera y explica por qué la venta de los frigoríficos a Minerva es mala para el país.

EL ANTECEDENTE DE PARAGUAY.

Joaquín Martinicorena, delegado de la Federación Rural, expresó: “Vemos como antecedente lo que sucedió en Paraguay hace un par de años, que el grupo Minerva tiene la mayoría de la faena y esto lo que hace es que pueden regular el precio de compra; hoy el negocio, históricamente, el 80% es el valor final de compra de la hacienda, o sea del producto, o sea que queda con un poder muy grande y poder manejar el mercado”.

“Los productores son más de 30.000, los que no tienen posibilidad de juntarse y mover un sistema de competencia perfecta frente a un oligopsonio”, agregó.

“NO ESTAMOS CONTRA LA EMPRESA, SINO CONTRA LA CONCENTRACIÓN DEL SISTEMA”.

El presidente de la FR, Jorge Andrés Rodríguez, dijo a El País que cuando la institución comenzó a ahondar el tema empezó “a ver que realmente es una de las grandes amenazas que tiene el sector ganadero desde el punto de vista comercial” y que “golpea directamente en el sector comercial de la cadena cárnica”.

La oposición “no es contra la empresa que plantea la compra, es contra la concentración del sistema del ganado”.

Si la transacción se aprueba “hay algunos factores que hacen más grave el tema de la concentración, porque cuando uno ve el proceso del mercado ganadero uruguayo a lo largo del año, un 15% es de encierro, el productor piensa que esto funciona así y como que se despreocupa. Pero si eso nosotros lo sacamos del flujo anual y lo llevamos a un flujo mensual, en determinado momento ese 15% entra cuatro veces en el año, ahí va a quedar mucha hacienda rehén del resto de la industria que no hace ganado de encierro”, explicó.

Agregó que recientemente escuchó “un argumento del siglo pasado” cuando alguien que no identificó dijo que “el productor tiene la posibilidad de estoquear el ganado como bien de capital y vender cuando quiere”. Eso no ocurre porque “llega el momento de vender y vos tenés que vender, los procesos productivos, los presupuestos, son todo. Entonces, en la medida que intensificas, sos más rehén de precios. Ponerle esto al mercado, es como ir bastantes escalones para atrás”.

Frigorífico Canelones suspende actividad por crisis del agua.

Frigorífico Canelones suspende actividad por crisis del agua.

Se otorgará licencia a unos 700 trabajadores a partir del lunes 3 de julio. En caso de no llover y deber extender la medida, podrían pasar al seguro de paro.

Canelones | Todo El Campo | OSE pidió al Frigorífico Canelones del grupo Minerva que redujera el uso de agua por lo que la empresa enviará a sus operarios de licencia, a partir de julio.

Desde la Federación de Obreros de la Industria de la Carne y Afines (Foica) se informó que el Frigorífico Canelones, desde el lunes 3 de julio, detendrá sus actividades, debido a la sequía.

La situación irregular se arrastra desde comienzos de año, en enero, trabajando dos veces por semana, pero hace unos días OSE se comunicó con la empresa para plantearle el cese de actividades por el uso de agua que implica.

Atendiendo al ente del agua se resolvió parar los trabajos afectando a unos 700 trabajadores que ingresan en una licencia anual. Sin embargo, de no cambiar la situación de déficit hídrico, el paro de actividades puede ser más prolongado y convertirse en un seguro de paro.

A partir del lunes 3 de julio, sólo trabajarán en el frigorífico los responsables del mantenimiento.

Cabe precisar que la planta toma agua de un arroyo próximo, pero al perder su caudal se comenzó a usar solo agua de OSE, lo que es inviable por la salinidad como por las condiciones de restricciones que presenta su uso.

El sindicato ha discutido el tema, no ahora sino de antes, sobre qué posibles soluciones tiene el tema, pero no es fácil porque lo único que se podría hacer es reducir la actividad y eso impacta negativamente en los salarios.

De esa manera, Uruguay registra el primer caso de una empresa grande afectada por el déficit hídrico en la zona metropolitana. Antes se afectó a los lavaderos de autos, regularizados o no.

Hoy se implementa el troceo en Argentina, con oposición de la industria

Hoy se implementa el troceo en Argentina, con oposición de la industria

Los frigoríficos no faenan ni distribuyen como forma de protesta por “la normativa relativa al troceo y la falta de autorización de utilización de medios mecánicos para su descarga”.

Buenos Aires, Argentina | Hoy comienza a regir en Argentina el sistema “troceo” en la comercialización de carne. Alejandro Fernández, director de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria de Argentina (Senasa), dijo la medida “no tiene vuelta atrás”. Tampoco se postergará la fecha porque la industria frigorífica tuvo “tiempo suficiente para adecuarse”.

“No hay vuelta atrás, la medida comienza el (martes) 1° de noviembre. Es una decisión tomada y entendemos que hubo tiempo suficiente para hacer la adecuación”, dijo.

“Esperamos que en pocos meses esté la situación definitivamente acomodada y el año que viene podamos ver un nuevo sistema de comercialización de carne”, agregó en declaraciones a Telam.

El sistema “troceo” fue anunciado en abril de 2021 y establece que los trozos de carne de vacuno no pueden superar los 32 kilos, según una resolución de los ministerios de Agricultura, Ganadería y Pesca, Trabajo, Empleo y Seguridad Social, y Desarrollo Productivo.

Fernández recordó que es un tema que en el país se discute desde “20 años o más”, y que a pesar del “rechazo y el ruido” generado, “finalmente la cadena se va a adaptar”.

Los frigoríficos de tránsito federal, que se encuentran bajo la órbita de control del organismo nacional, en su mayoría ya se encuentran aptos para comenzar con el nuevo sistema el martes. Dichos establecimientos “cubren cerca del 80% de la faena nacional, tanto para exportación como para el mercado interno. Dentro de este volumen, el 80% de las plantas está en condiciones de salir con la medida sin inconvenientes a partir del martes”.

El 20% restante, en realidad son muy pocos, han avanzado en créditos, tramitaciones y en obtener la autorización formal para hacer el troceo. A aquellos que no estén en condiciones de hacerlo les hemos comunicado que podrán mover medias reses a establecimientos de faena o despostadores para hacer el troceo, siempre y en cuanto no sean minoristas”, apuntó Fernández.

MEDIA RES PUEDE PESAR 120 KILOS E IMPACTO ECONÓMICO.

Los objetivos que persigue el troceo son es evitar que los trabajadores continúen descargando a las carnicerías la media res al hombro, teniendo en cuenta que pueden pesar 120 kilos cada una.

El Gobierno espera que la medida impacte positivamente en los precios, que “haya una distribución más eficiente en la cadena comercial respecto a los destinos de los distintos trozos que contienen cortes diferenciados, lo que va a permitir llevarlos hacia aquellos sitios donde serán consumidos”.

APOYOS Y RECHAZOS.

Telam informó que en el sector privado el troceo generó reacciones encontradas, de apoyo y críticas.

Los exportadores apoyan la medida a través del Consorcio de Exportadores de Carne.

Pero la industria del mercado interno, encabezada por la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (Camya), rechazó la iniciativa que consideran “inviable”.

La Federación de Industrias Frigoríficas Regionales (Fifra) no recibió hacienda este lunes 31 de octubre como forma de rechazar la medida impuesta por el Gobierno. Tampoco habrá “actividad de faena o distribución de carnes desde el (hoy) martes en virtud de la vigencia de la normativa relativa al troceo y la falta de autorización de utilización de medios mecánicos para su descarga”.

Tendencia global. La automatización de la industria cárnica.

Tendencia global. La automatización de la industria cárnica.

Los procesadores de carne más grandes del mundo, que ya utilizan tecnología en áreas como el empaque, están invirtiendo para que su producción sea más automatizada.

A principios de este mes, un nuevo miembro del personal se unió a la planta de producción de Cargill en Big Lake, Minnesota (Estados Unidos). Pero los compañeros de trabajo que buscaban intercambiar pequeñas charlas sobre el clima, los deportes o el último programa exitoso de televisión se habrían decepcionado porque el nuevo trabajador era un cobot, o sea un robot colaborativo diseñado para trabajar junto a los humanos.

Cargill está usando el cobot para ayudar a recoger una caja de huevos de 40 libras y empacarla en una plataforma para su distribución. La compañía está lo suficientemente satisfecha con el rendimiento del cobot, y recientemente introdujo un segundo en la misma instalación.

El gigante agroalimentario estadounidense, uno de los mayores procesadores de carne del país, ya ha invertido US$ 300 millones en la introducción de la automatización en sus instalaciones, con planes de invertir US$ 400 millones adicionales en automatización, análisis predictivo e inteligencia artificial como parte de su iniciativa Factory of the Future, que se lanzó el año pasado. La compañía expuso por qué quiere hacer esta inversión en automatización: quiere que sus trabajadores estén seguros, que sus plantas sean más eficientes y que sus clientes tengan más éxito.

Cargill no es el único nombre importante en la industria cárnica que busca aumentar significativamente la inversión en automatización. Tyson Foods también se ha comprometido a invertir más de US$ 1.300 millones para agregar más automatización a sus fábricas en los próximos tres años.

Las empresas rivales de procesamiento de carne a gran escala en América del Norte y en todo el mundo han anunciado planes de inversión similares.

A nivel mundial, los procesadores de carne en Australia y Nueva Zelanda han estado a la vanguardia del juego cuando se trata del despliegue de la robótica y la automatización. Algunas compañías de procesamiento de carne en los dos mercados comenzaron a investigar formas en que la tecnología podría introducirse en las fábricas en los años noventa y lanzaron cosas como «robots de corte» a mediados de la década de 2010, con resultados dispares. Técnicos han observado estas máquinas en acción, y comentaron que “dejaron mucha carne en el hueso», pero “seguramente se han refinado”.

Entre jugadores más pequeños, la tecnología se ha utilizado principalmente hasta ahora en áreas como el embalaje, dicen los observadores de la industria.

“El envasado es a menudo un gran cuello de botella, si no el mayor cuello de botella en muchas operaciones”, dijo Nelson Gaydos, especialista en divulgación de la Asociación Americana de Procesadores de Carne (AAMP). «El tiempo y la atención práctica necesarios se pueden mejorar enormemente con la automatización. Invertir en equipos de embalaje mejorados puede marcar todas las casillas al aumentar la producción, disminuir el tiempo en este paso, disminuir la necesidad de mano de obra y permitir que los empleados se muevan a otras áreas vitales de la operación».

Nick Allen, CEO de la Asociación Británica de Procesadores de Carne, está de acuerdo y enfatizó cómo mucha gente se sorprendería al descubrir cuánta automatización ya se ha instalado en las plantas de procesamiento de carne para mejorar los procesos de envasado, incluso en los actores más pequeños de la industria: «Una gran cantidad de automatización se ha centrado en ese tipo de área de procesamiento final, corte y empaque porque es un poco más fácil de hacer».

Las empresas de procesamiento de carne más grandes como Tyson también han estado invirtiendo en áreas como el empaque de cajas y el empaque de carga durante algún tiempo. «Consideraría que estas áreas son tipos tradicionales de robótica y aplicaciones de manejo de materiales», dijo Marty Linn, director de ingeniería y desarrollo tecnológico de Tyson.

Linn opera el Tyson Manufacturing Automation Center, que tiene la tarea de ayudar a la compañía a desarrollar más automatización y robótica para sus plantas de producción de alimentos.

«Estamos persiguiendo agresivamente ese tipo de aplicaciones porque es de bajo riesgo y es una tecnología bien entendida. Ese es el tipo de cosas en las que vemos que el caso de negocio tiene sentido para nosotros y podemos automatizarlo de una manera que ayudará a los miembros de nuestro equipo. Hay otras aplicaciones en las que se avanza a través del proceso (de producción) que (también) estamos mirando muy atenta y activamente tratando de ayudar».

DESDE ANTES DE LA PANDEMIA.

No fue la pandemia, con su impacto devastador en las operaciones diarias de las plantas de procesamiento de carne, lo que hizo que Cargill acelerara el despliegue de la tecnología de automatización y robótica, sus planes ya estaban en marcha desde antes.

El programa Tyson Manufacturing Automation Center, está vigente desde antes de la pandemia, y fue creado como solución para un problema de larga data en el sector: la escasez de mano de obra.

Esa presión sobre la mano de obra se vio exacerbada por el Covid-19, y la pandemia alentó a algunas empresas a acelerar sus propios planes de inversión en tecnología. Cuando Tyson anunció su plan de inversión de más de US$ 1.000 millones en diciembre pasado, el desafío de encontrar mano de obra fue primordial en su toma de decisiones.

Perdue Farms es otro procesador importante en la industria cárnica de los Estados Unidos que ha tratado de invertir en automatización. «La pandemia mundial ha causado desafíos laborales en toda la industria en los últimos años, lo que aceleró el ritmo al que buscamos incorporar la automatización para permitirnos mantenernos al día con la demanda de los clientes sin sacrificar la seguridad de los asociados», dijo un portavoz de la compañía.

«Si bien muchas áreas de nuestras operaciones siempre requerirán habilidades manuales, como los estilistas de productos, algunas de las automatizaciones recientes que hemos implementado incluyen la automatización en el embalaje de cajas y otros procesos de empaquetado», añadió.

DESAFÍOS DE LA AUTOMATIZACIÓN.

Es un área que no está exenta de desafíos. Uno de ellos, lo difícil que resulta que el robot extraiga con eficiencia la carne del hueso en vacunos.

Otro tema son los costos, aunque se han reducido, las inversiones siguen siendo demasiado caras, en especial para las empresas más pequeñas.

También los ambientes fríos y húmedos en los que estas máquinas tienen que operar, además del hecho de que los robots ocupan mucho más espacio en una fábrica que un humano.

Sin embargo, si pueden superar estos obstáculos, los beneficios de implementar la automatización y la robótica en el sector de procesamiento de carne son múltiples.

Foto IP | En base a artículo de Simon Creasey en Just Food: Cómo la industria cárnica está adoptando la automatización – Just Food

Pin It on Pinterest