Apareció el felino margay que se buscaba para investigar.

Apareció el felino margay que se buscaba para investigar.

Ante el conocimiento de un felino atropellado en una ruta de Colonia, una científica se puso en campaña para ubicar el cuerpo que luego de algunos desencuentros finalmente apareció.

Montevideo | Todo El Campo | Las redes sociales una vez más cumplieron con el rol de difundir y ayudar, esta vez, en la ubicación del cuerpo de un felino que era requerido por una especialista en Ciencias Biológicas para poder estudiarlo.

El animal había sido atropellado en alguna ruta del departamento de Colonia y según los registros fotográficos se trataría de una especie sin registro, lo que constituye una gran novedad para los estudiosos de la fauna local.

En la cuenta de Instagram @Uruguay_fototrampeo, Nadia Bou publicó una foto del animal la cual despertó su curiosidad e interés científico por tratarse de un animal que definió como “inédito” y agregó que por el pelaje que tenía “parece ser un margay (Leopardus wiedii)”.

“Lo llamativo es que hasta donde sabe la ciencia, este felino habita únicamente en el este del país, mientras el gato montés (Leopardus geoffroyi) habita en todo el territorio, incluyendo el oeste”, explicó.

Agregó: “Son muchas las incertidumbres que surgen: ¿se trata realmente de un margay o es un gato montés con un diseño atípico?”, se preguntó. “Si realmente es un margay, ¿existe un proceso por el cual se están movilizando hacia el oeste del país? ¿Podrían existir híbridos de gato montés y margay con lo cual la relación de pelaje y hábitat sale de lo esperado?”.

Para investigar y dar con las respuestas se necesitaba del animal por lo que Bou concurrió al lugar en que el animal fue atropellado, pero no lo encontró y pidió que “quien se lo llevó y está leyendo estas líneas, le pido se ponga en contacto con nosotros por este medio ya que con una pequeña muestra se puede hacer la diferencia”.

Es “triste” que un felino de nuestra fauna sea atropellado, pero “más triste” es que “el ejemplar no pueda ser útil para la investigación y conservación de su especie”, comentó.

Esa investigación no pretendía del animal completo: “Sólo requiero una muy pequeña muestra de tejido a partir del cual extraer el ADN, aunque siempre es mejor depositar el ejemplar completo en el Museo Nacional de Historia natural para tener como referencia y para diversas investigaciones que puedan surgir a futuro, no sólo de genética”, escribió en Instagram.

En ese sentido, la especialista señaló en su mensaje que habitualmente “los felinos atropellados son removidos rápidamente de las carreteras debido a la belleza de su piel”. “Si bien lo comprendo ya que son animales hermosos, esto me deja a mí, y a la comunidad científica en general, sin material con el cual poder trabajar”, y pidió que cualquier aporte se haga por la cuenta de Instagram.

Uruguay fototrampeo© (@uruguay_fototrampeo) • Fotos y videos de Instagram

EL DESENLACE.

Pocas horas después de publicado el post en Instagram y con el apoyo de varios usuarios que repicaron el pedido como de medios informativos, Nadia Bou recibió una comunicación que expresaba: “Hola, yo corrí el gato de lugar para que no lo rompan cuando pasen a cortar el pasto por la ruta”.

Se trataba de Victoria que confirmó que el margay seguía allí donde ella lo dejó, y hasta ese lugar se dirigió Bou, encontrando el lugar exacto próximo a las 21.30 del viernes 28.

“Luego de tomarle una pequeña muestra, el pequeño felino estaba en viaje a Montevideo, más precisamente al Museo Nacional de Historia Natural para diversas investigaciones que puedan ayudar a conocer más sobre la especie y por ende, contribuir a su conservación” dice el post de @Uruguay_fototrampeo que concluye agradeciendo “a cada uno de ustedes por compartir, preocuparse y ocuparse”.

Uruguay fototrampeo© (@uruguay_fototrampeo) • Fotos y videos de Instagram

Menos fauna perjudica a las plantas que no pueden dispersar sus semillas.

Menos fauna perjudica a las plantas que no pueden dispersar sus semillas.

Una investigación de la Universidad de Aarhus (Dinamarca) señala que la mayoría de las especies de plantas dependen de los animales para dispersar sus semillas, pero esta función vital se ve amenazada por la disminución de las poblaciones animales.

Cada vez que una especie animal disminuye o en un caso extremo ya registrado en varias ocasiones desaparece, todos lamentamos la pérdida. La naturaleza ‘trabajó’ durante miles de años para lograr los equilibrios necesarios para que el reino animal, vegetal y mineral se complementen y enriquezcan mutuamente. La extinción de una especie implica la pérdida en sí, el ya no poder ver al animal en cuestión, salvo en videos o fotografías, pero además se pierde su genética, biología y, entre otras cosas, el aporte que hace a la vida y a la naturaleza. En muchos casos, uno de ellos es la dispersión de semillas que ayuda a la existencia de las plantas.

Investigadores de la Universidad de Aarhus (Dinamarca) profundizaron en el tema y señalaron que la dispersión promedio que de diferentes platas hacen los animales, cayó de forma importante.

Más de la mitad de las plantas dependen de los animales para dispersar sus semillas.

Ante el cambio climático, las aves y los mamíferos son la mejor oportunidad de muchos vegetales para echar raíces en un entorno más adecuado. Desafortunadamente, muchas aves y mamíferos que transportan sus semillas han experimentado pérdidas importantes en su población, y las plantas lo sienten.

La revista Science publicó un artículo que refiere a una investigación de la Universidad de Aarhus, y señala que la mayoría de las especies de plantas dependen de los animales para dispersar sus semillas, pero esta función vital se ve amenazada por la disminución de las poblaciones animales, lo que limita el potencial de las plantas para adaptarse al cambio climático cambiando sus rangos.

Evan Fricke, uno de los autores, dijo que utilizando datos de más de 400 redes de interacciones de dispersión de semillas se cuantificaron los cambios en la función de eliminación de semillas provocados a nivel mundial por la defaunación.

Los análisis indicaron que la pérdida de fauna redujo severamente la dispersión de semillas, reduciendo en más de la mitad el número suficiente.

Además, dice Science, el enfoque del estudio permite la predicción de las interacciones de dispersión de semillas utilizando rasgos de especies y una estimación de cómo estas interacciones se traducen en el funcionamiento del ecosistema, informando así el pronóstico ecológico y las consecuencias de la disminución de los animales.

Foto: Vidanimal.

Los efectos de la defaunación en la capacidad de las plantas para rastrear el cambio climático (science.org)

Pin It on Pinterest