Carlos Faroppa en la ONU resaltó los logros de Uruguay en la expansión y conservación de bosques.

Carlos Faroppa en la ONU resaltó los logros de Uruguay en la expansión y conservación de bosques.

En las últimas cinco décadas, Uruguay ha tenido una política de Estado que le permitió aumentar la cobertura forestal

Nueva York, Estados Unidos | Todo El Campo | El director general Forestal de Uruguay, Carlos Faroppa, participó en el panel La Valoración de los Ecosistemas Forestales en las Políticas y Estrategias Nacionales de la 19ª sesión del Foro de las Naciones Unidas sobre los Bosques (UNFF 19), realizada en la sede de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos. El jerarca resaltó los logros de Uruguay en la expansión y conservación de sus bosques.

Faroppa explicó que Uruguay ha logrado aumentar su cobertura forestal en las últimas cinco décadas a través de políticas como la prohibición de tala de bosques nativos y exenciones fiscales, similares al concepto de pago por servicios ecosistémicos.

“En 2023, emitimos un bono soberano innovador, indexado a indicadores de rendimiento en cambio climático, que incluyen objetivos como mantener y aumentar el área de bosque nativo”, destacó.

Faroppa también enfatizó la necesidad de una valoración real de los ecosistemas forestales que contemple su multidimensionalidad y madurez científica y política. Según el director Forestal, “comprender y valorar la singularidad y los desafíos de los diferentes ecosistemas es crucial para integrar estos valores en las decisiones políticas y sociales, lo cual es un paso fundamental para implementar políticas nacionales efectivas”.

Además, criticó las regulaciones que limitan el acceso a mercados como método para alcanzar el desarrollo sostenible. “Estas no consideran alternativas para el desarrollo de los países. Mantener las oportunidades comerciales actuales, en lugar de imponer precios diferenciales por cumplir con objetivos de desarrollo sostenible, es nuestra única esperanza”, argumentó.

Hizo un llamado a construir una mayor conciencia global sobre el valor real de los bosques, sugiriendo que esta debe estar acompañada de acciones que respalden las políticas de desarrollo de cada país y una evaluación de los riesgos sociales al implementar nuevas políticas. Este enfoque no solo promueve un manejo forestal sostenible en Uruguay, sino que también contribuye al debate sobre cómo las políticas forestales pueden fomentar un desarrollo equitativo a nivel mundial.

Fuente MGAP con adaptaciones para Todo El Capo.

Foto MGAP.

MGAP: Es fundamental el papel de la innovación y la tecnología en la gestión y conservación de los bosques a nivel nacional e internacional.

MGAP: Es fundamental el papel de la innovación y la tecnología en la gestión y conservación de los bosques a nivel nacional e internacional.

El director general Forestal, Carlos Faroppa, refiriéndose a Uruguay ha destacado el crecimiento tanto de bosques plantados como nativos.

Montevideo | Todo El Campo | La Dirección General Forestal del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) destacó el papel fundamental de la innovación y la tecnología en la gestión y conservación de los bosques a nivel nacional e internacional.

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático señaló que se ha logrado reducir las emisiones de dióxido de carbono provenientes de los bosques en 13.700 millones de toneladas, marcando así un hito en la lucha contra el cambio climático, publicó el MGAP en su web a raíz del Día Internacional de los Bosques celebrado el 21 de marzo.

Este año la celebración de ese día se convocó bajo el tema “Bosques e innovación: nuevas soluciones para un mundo mejor”, poniendo el foco en “la importancia de seguir avanzando en el desarrollo y aplicación de tecnologías para combatir la deforestación y promover una gestión sostenible de los recursos forestales”.

El director general Forestal, Carlos Faroppa, refiriéndose a Uruguay ha destacado el crecimiento tanto de bosques plantados como nativos, así como el incremento en la producción y exportación de productos forestales.

Uruguay se posiciona como uno de los principales actores en la producción de celulosa y madera sólida en América Latina, gracias a una política de estado que lleva más de 40 años, que logra combinar la producción, el ordenamiento territorial y la conservación, expresó.

También mencionó la iniciativa del país de emitir un Bono soberano indexado a indicadores de cambio climático, destacando el compromiso continuo con la innovación financiera y la sostenibilidad ambiental.

Finalmente, el director resaltó la importancia de la colaboración interinstitucional y el papel estratégico de la Dirección General Forestal en el impulso de la investigación, el desarrollo tecnológico y la promoción de prácticas sostenibles en el sector forestal uruguayo.

El MGAP agregó: “La celebración del Día Internacional de los Bosques es una oportunidad para reflexionar sobre los desafíos y oportunidades que enfrentamos en la conservación de estos ecosistemas vitales, así como para reconocer los avances alcanzados gracias a la innovación y el compromiso de todos los actores involucrados”.

Foto de portada de Verónica Etchebarne Palla | Revista INIA, junio 2020.

Se inauguró en Treinta y Tres la planta de Olimar Forest Products.

Se inauguró en Treinta y Tres la planta de Olimar Forest Products.

Uruguay es el segundo mayor productor de celulosa en América Latina.

Treinta y tres | Todo El Campo | El jueves 21 de marzo se inauguró en Villa Sara, Treinta y Tres, una planta de debobinado, de la cual participó el presidente Luis Lacalle que destacó la generación de puestos de trabajo, el desarrollo de la actividad forestal y el uso de madera en la construcción.

La construcción demandó dos años y medio de trabajo y una inversión de US$ 7 millones. La planta de Olimar Forest Products originará 45 empleos directos y 100 indirectos.

El director general Forestal, Carlos Faroppa, destacó la extensión de los bosques nativos, que ronda en las 849.000 hectáreas, y el notable aumento dado en la producción y extracción de madera.

Uruguay es el segundo mayor productor de celulosa en América Latina y su contribución a la diversificación de la matriz energética, cubriendo el 7% de la demanda energética del país a través de la biomasa forestal, apuntó.

También mencionó en el compromiso con la sostenibilidad, destacando la emisión de un Bono soberano indexado a indicadores de cambio climático y el trabajo en la certificación de productos agroexportables libres de deforestación.

La Dirección Forestal trabaja en estrategias de silvopastoreo para generar bienestar animal.

La Dirección Forestal trabaja en estrategias de silvopastoreo para generar bienestar animal.

Un sistema donde lo que se prioriza es el vacuno, el animal o la producción y como anexo es el árbol que va a ser una segunda producción a largo plazo.

Artigas | Todo El Campo | Los días 12 y 13 de diciembre, el director Forestal, Carlos Faroppa, el director de Recursos Naturales, Martín Mattos, y técnicos en la materia, participaron en dos charlas con enfoque en sistemas combinados incluyendo ganadería, riego y forestación. Las mismas se realizaron en el local de remates de la Liga de Trabajo de Tomás Gomensoro y en la Agropecuaria Artigas.

Faroppa realizó un repaso de la normativa vigente y la situación actual del bosque nativo en nuestro país.

“La problemática más grande de la corta ilegal se da en las zonas próximas a los centros poblados, donde la ‘microtala’ con carros o pequeños vehículos hacen muy difícil su control. Para combatir la tala ilegal es muy importante la ayuda de la sociedad civil. Se reciben numerosas denuncias de cortas ilegales anuales, lo que facilita nuestra tarea de prevenir cortas ilegales”, indicó.

El director Forestal recordó que las barracas (de leña), que comercializan leña de bosque nativo, deben estar inscriptas en DG, además de cumplir con otras obligaciones como contar con guías de tránsito que aseguren la trazabilidad de la misma y realizar las declaraciones juradas anuales correspondientes.

“Estamos desarrollando estrategias para mitigar y afrontar el cambio climático lo que significa proteger el bosque nativo y los recursos naturales para evitar los problemas por ejemplo de sequía. En nuestro caso como Dirección Forestal promovemos determinadas prácticas como la Ley Forestal que tiene la protección del bosque nativo. Una protección de hace 55 años o sea gente que pensó mucho antes y que hoy nos estamos beneficiando de ser un país que no tiene problemas de deforestación a nivel mundial”, apuntó.

La Ley Forestal establece que la corta y cualquier operación que atente contra la supervivencia del bosque nativo está prohibida, con excepción de que dicha corta sea: para uso doméstico del establecimiento o medie autorización de la Dirección General Forestal.

Asimismo, Faroppa se refirió a la aplicación de la bioeconomía de base biológica. “Uruguay está introduciendo, con los nuevos cambios, los biocombustibles y biomateriales. Recuerden que el Uruguay es un país que tiene el cien por ciento de su energía eléctrica en recursos renovables, tenemos el 40% de toda la energía de calor también generada por el biomasa sea la calefacción las Industrias generan vapor porque usan biomasa leña básicamente o productos, ahora más avanzados, y luego estamos viendo otras estrategias como van a ser proyectos del silvopastoreo para generar bienestar animal con plantaciones nativas o plantaciones comerciales pero con un sistema donde lo que se prioriza es el vacuno, el animal o la producción y como anexo es el árbol que va a ser una segunda producción a largo plazo un ahorro o la generación del bienestar y protección animal”, expresó. (MGAP).

Foto de portada de Susilvo.

«Uruguay ve una muy buena oportunidad para integrar al bambú dentro de su estrategia productiva».

«Uruguay ve una muy buena oportunidad para integrar al bambú dentro de su estrategia productiva».

El MGAP comenzará a trabajar el recurso a través de las Dirección General de la Granja y Dirección General Forestal.

Montevideo | Todo El Campo | El director general Forestal, Carlos Faroppa expuso en San Pablo, Brasil en la «Primera Conferencia Internacional sobre el desarrollo del Bambú en los Países del Sur», sobre la estrategia (SENDA) que prevé desarrollar Uruguay para la producción de este recurso.

También participó el director general de la Granja, Nicolás Chiesa, dado que el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca comenzará a trabajar el recurso a través de las Dirección General de la Granja y Dirección General Forestal.

El fin es nuclear ambas visiones y de esta manera involucrar a la producción familiar y al sector forestal así como también a los empresarios del sector junto con la academia, para realizar los controles y evaluaciones pertinentes ante una especie exótica.

A pesar de su uso tradicional en artesanía, agricultura y construcción rural, en los últimos años países como Brasil, Argentina, Chile, Bolivia y Uruguay han mostrado un creciente interés en desarrollar políticas y promover el uso del bambú como recurso sostenible en la región. En este contexto, se realiza esta primera conferencia, con el objetivo de intercambiar experiencias, mejores prácticas y conocer los avances en el desarrollo del bambú para brindar orientación y la creación de una hoja de ruta para su crecimiento en los países suramericanos.

Existen 1.642 especies de bambú en más de 50 millones de hectáreas plantadas en el mundo. La mayor parte del bambú se consume localmente y no está conectado a los mercados internacionales. Las exportaciones mundiales de bambú se estiman en 3.600 millones de dólares, siendo Asia el mayor exportador, en particular China (71%). La UE, EE.UU., Canadá y México son los mayores importadores.

Faroppa repasó el contexto actual del bambú en Uruguay y el plan de trabajo para desarrollarlo en la producción familiar dado los beneficios de este cultivo. «Nos importan mucho las mesas público/privada y generar cierta gobernanza donde participen los interesados»

Uruguay ve una muy buena oportunidad para integrar al bambú dentro de su estrategia productiva tanto en sistemas de carne, construcción en madera, captura de carbono etc. «Lo primero que tenemos que hacer es extensión y, por eso, lo vamos a hacer entre dos direcciones del MGAP. Yo tengo una visión Forestal y Nicolás Chiesa tiene una visión de los pequeños productores». (MGAP).

“Aunque se desconoce la cantidad de hectáreas que hay del recurso en Uruguay, se sabe que las nativas están concentradas en zonas puntuales, pero que las naturalizadas están en todos los departamentos, sobre todo en zonas suburbanas asociadas a las quintas y predios familiares. Las especies naturalizadas son aquellas que fueron introducidas al país y ahora se han adaptado con mucho éxito, como las tacuaras”.

EL ACERO VEGETAL.

El bambú tiene una de las tasas de crecimiento más altas del mundo: fija los suelos, previene la erosión y aumenta la fijación de hasta 4 veces más de dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera que otros árboles, con la capacidad de filtrar agua contaminada. Es conocido como “acero vegetal” por su resistencia a la torsión y compresión, única entre las maderas, gran durabilidad, alto poder calorífico y alta energía por unidad de peso. Todas estas cualidades le dan infinitos usos.

Dentro de los objetivos de desarrollo sostenible que se identifican con el bambú está la contribución con el fin de la pobreza, produce energía asequible y no contaminante y genera comunidades y ciudades sostenibles, producción y consumo responsable y contribuye en acciones por el clima.

Pin It on Pinterest