Paraguay. Envíos de trigo bajaron significativamente: el peor registro en 5 años.

Paraguay. Envíos de trigo bajaron significativamente: el peor registro en 5 años.

De enero a julio de este año Paraguay exportó 224.023 toneladas de trigo por US$ 77.764.630, es decir, 31.153 toneladas menos.

Asunción, Paraguay | Los envíos paraguayos de trigo de la zafra 2021/2022 fueron los más bajos de los últimos cinco años, ya que este país exportó hasta julio solamente 289.248 toneladas, una merma de 54.228 toneladas, en comparación con el mismo periodo de la campaña anterior, según el informe de Comercio Exterior de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco).

El informe indica que entre octubre de 2021 y julio de 2022 se embarcaron 289.248 toneladas de trigo, mientras que en el mismo lapso de la zafra pasada se exportaron 343.476 toneladas.

Respecto con el año calendario, de enero a julio de este año Paraguay exportó 224.023 toneladas de trigo por US$ 77.764.630, es decir, 31.153 toneladas menos, pero un incremento de US$ 11.993.721, en comparación con el mismo periodo de 2021, cuando se embarcaron 255.176 toneladas por valor de US$ 65.770.909.

La Lic. Sonia Tomassone, asesora de Comercio Exterior de Capeco, explicó que, si bien hubo menos envíos, el alza de los precios internacionales del cereal permitió que aumentaran los ingresos.

EXPORTACIONES DE MAÍZ.

Por otra parte, en julio comenzaron las primeras exportaciones de maíz zafra 2022 a un ritmo acelerado en comparación con el mismo periodo de la zafra anterior. En el séptimo mes de este año se enviaron 273.846 toneladas más que en igual mes de la campaña 2021, según el informe de la Capeco.

Tomassone manifestó que en el séptimo mes de la campaña pasada se enviaron al exterior 101.543 toneladas de maíz, mientras que en julio de este año fueron 375.389 toneladas, es decir, 273.846 toneladas más.

En cuanto a la cosecha, Tomassone dijo que se estima que el 80% de la nueva zafra de maíz ya se recolectó. Informó que, hasta el momento, los volúmenes cosechados en el norte del país presentan muy buena calidad y rindes, aunque en el sur se registraron algunos ataques de hongos, que redujeron el rendimiento y la calidad.

Destacó, no obstante, que la producción general a nivel país está en muy buenas condiciones, por lo que se espera un volumen de entre 5 millones y 5,5 millones de toneladas.

ADP y Stine consolidan su alianza brindando productos de calidad.

ADP y Stine consolidan su alianza brindando productos de calidad.

La compañía uruguaya incorporó maíz y soja de la marca estadounidense con el fin de consolidar su crecimiento en el mercado.

Las compañías ADP -Agronegocios del Plata- y Stine, empresa estadounidense líder en la industria semillera, celebran tres años de una alianza que les ha permitido ofrecer a los productores uruguayos servicios e insumos de alta calidad. A través de este acuerdo, la firma uruguaya proveedora de alimentos, energía y conocimientos incorporó la comercialización de maíz a su cartera de productos, que incluye soja, trigo, canola, avena y sorgo.

“La evolución ha sido muy buena. Hemos integrado los equipos de trabajo de las empresas, nos enfocamos en qué necesita Uruguay y en las opciones disponibles en Stine, y desarrollamos un plan de futuro para la oferta de genética dirigida a los productores uruguayos tanto en soja como en maíz”, señaló Marcos Guigou, director ejecutivo de ADP.

La alianza despierta interés para los productores, “que quieren ver resultados, probar en ciertas áreas y confirmar el gran potencial productivo, que se acompaña con los últimos avances en biotecnología para la protección de insectos y tolerancia a herbicidas, además de una gran sanidad”, añadió.

Para Stine, empresa con la que ADP comparte valores como la pasión por el trabajo y la familia, la experiencia “ha sido muy positiva, con definiciones acertadas y un continuo dialogo abierto, siembre buscando el beneficio de ambos lados”, comentó Ignacio Rosasco, director de la compañía.

Las expectativas sobre el mercado uruguayo eran muy buenas y se cumplieron a raíz de la adopción de la tecnología que utilizan los híbridos de Stine, siendo el objetivo alcanzar este año una cuota de mercado del 10% en maíz.

También se incorporó la comercialización de la soja, con el desarrollo de variedades adaptadas a las necesidades de los productores uruguayos, con tecnología Elist E3, Conkesta Enlist y la gran base genética de Stine.

Sobre este mercado, Rosasco dijo que a la empresa le sorprendió el alto nivel de legalidad en semillas y la concentración de una sola marca, que potencia aún más las posibilidades de acceso.

En cuanto a las expectativas para esta siembra, Guigou sostuvo que desde ADP quieren proponer “soluciones de alto impacto para el productor, y eso implica acompañar esta genética excepcional”.

MAYOR DEMANDA.

En la región maicera de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, hay un aumento en la demanda de semillas. “La población mundial es cada vez mayor, por lo que la necesidad del grano de maíz y todos sus subproductos va a ser producida en gran medida en esta región”, explicó Rosasco. A su vez, la elaboración de bioenergía a partir de grano también ha tenido un crecimiento exponencial.

“Creemos que la demanda de maíz va a aumentar, y nosotros vamos a ser protagonistas en esta historia, por nuestro gran trabajo, genética y tecnología”, resumió Guigou.

Todo indica que Sudamérica tendrá menos soja.

Todo indica que Sudamérica tendrá menos soja.

En su análisis de los lunes, Davy Dufour se refiere a los precios y los cultivos de soja, maíz, trigo, así como a los de invierno.

Davy Dufour | Dufour Commodities | Soriano | Con un clima beneficioso para los cultivos de verano avanzamos hacia el comienzo de la cosecha de soja en nuestra zona (algún lote bajo riego ya se cosechó). Si bien en zonas del litoral norte y noreste del país ya comenzaron a cosechar los primeros lotes con rindes que nos hacen ser optimistas, por otro lado, seguimos cosechando los últimos lotes de maíz de primera con rindes entre 4 y 5.000 kg.

Sabido es que cuando se comience la soja el maíz pasa a un segundo plano y tiene que esperar hasta después de la cosecha de la oleaginosa.

PRECIOS FIRMES Y CON VOLATILIDAD.

De los precios qué decir: Siguen firmes, pero con una volatilidad importante, el viernes todos los granos terminaron con ganancias, en algunos casos importantes. Todo indica que Sudamérica tendrá menos soja, por otro lado, si bien es cierto que mucho tiene que ver en la formación del precio el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania no es el único factor, también hay que tener en cuenta la mayor demanda global principalmente influenciada por China.

La sequía en nuestra región, menores stock, aumento del petróleo lo que provoca aumento de los precios del transporte, aumento de costos de la energía con ello el aumento importante de los fertilizantes (lo que pega de lleno en los costos para los cultivos de invierno), políticas intervencionistas en países como Argentina, entre otros. Son muchas variables que pegan en la formación del precio, lo cierto que este año en nuestro país se pueden juntar los dos factores que hace año no se dan: buenos precios y buenos rindes, de no pasar ningún contratiempo abrocharemos un buen año.

SOJA.

El viernes terminó cotizando en Chicago sobre la posición julio en los 1.668 puntos por lo cual si le agregamos una prima de + US$ 13 nos termina dando US$ 626 la tonelada puesta en Palmira/Montevideo, la verdad un precio para nada despreciable. Hay que tener en cuenta que en poco tiempo la prima se depreció en el entorno de US$ 27 por lo cual, si bien Chicago en momentos tiene subas importantes, estamos lejos de llegar nuevamente a los US$ 650 por tonelada que tuvimos en algún momento.

En cuanto a los cultivos en nuestra zona el potencial está, seguramente estemos arriba de los 3.000 kg promedio. Se han realizado estimaciones y nos dan bastante por arriba por lo cual tendremos que esperar a pasar la máquina para ver qué es lo que realmente da, pero somos muy optimistas. En zonas del litoral norte y zona noreste se comenzaron las trillas veremos con el correr de los días que rindes promedios arrojan.

En tanto en Argentina problemas de suministro de gasoil y paro de camioneros enlentecen la cosecha. Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires al jueves pasado se llevaba cosechado el 8,8% de la superficie con un rendimiento promedio de 3.100 kg con rendimientos muy dispares a causa de la sequía y ahora último los cultivos se vieron afectados por heladas importantes lo que afectaría sobe todo a las sojas de segunda. Recordemos que se estima una producción de 42 millones de toneladas.

Mientras tanto en Paraguay luego del fracaso de las cosechas de soja y maíz a causa de la sequía lo que dejó en números rojos a los productores la zafrinha les estaría dando una revancha ya que viene lloviendo bien con buenas expectativas de rindes. Se estaría cosechando para fines de mayo.

En Brasil el real vuelve a depreciarse lo que es un alivio para los productores, en marzo se exportó 3,1% menos que el año pasado. Mientras tanto la Conab estima una producción final de 122,4 millones de toneladas lo que significa un 11,4% menor que el año pasado donde la sequía afectó principalmente las zonas de Rio Grande, Mato Groso y Paraná.

MAÍZ.

Terminó el viernes cotizando en Chicago sobre la posición mayo en el entorno de los US$ 302 la tonelada, fue el que se apreció menos en la jornada. Si bien China viene comprando bien o súper bien en EEUU (compró 676.000 toneladas zafra 21/22 y 408.000 toneladas para la zafra 22/23 en la semana). Por otro lado, Brasil con una importante zafrinha informó a través de la Conab una cosecha de 115,60 millones de toneladas, es sabido que los precios de los fertilizantes van a pegar de lleno a nivel global por lo que seguramente se sembrará menor área. En tanto EEUU tendría que incrementar sus exportaciones favorecido por el conflicto bélico.

En Argentina se llevaría cosechado el 17% del área con un rendimiento promedio en el eje de los 6.100 kg para los maíces de primera con rendimientos menores a los pensados. En tanto las heladas registradas en los últimos días pegaría de lleno en los rendimientos de los maíces de segunda. Hemos hablado con algún productor argentino que tenía estimaciones de rinde de 6.000 kg para el maíz de segunda y el daño de la helada fue tal que se procedió a picarlo para el ganado.

En nuestro país seguimos cosechando los últimos lotes de maíz de primera con humedades promedios que se ubican entre 14 y 16%. En tanto los maíces de segunda con un clima que le ha sido favorable hasta el momento tienen un gran potencial que nos llena de optimismo. Con un área considerablemente mayor al de primera luego de la cosecha de soja tendremos un partido interesante.

La menor presencia de maíz importando en la plaza hace que el maíz nacional acondicionado (seco, sano y limpio) cotice en el entorno de los US$ 310/20 puesto en destino.

TRIGO.

El viernes terminó cotizando la posición diciembre en Chicago en el orden de los US$ 386 la tonelada con una suba de 30 puntos en la jornada.

Sabemos que el trigo es importantísimo para los países por la seguridad alimentaria. Según estimaciones de consultores Ucrania en plena guerra estaría con una producción para la zafra 22/23 de 19,8 millones de toneladas; el año pasado cosechó 32 millones de toneladas y con serios problemas de exportación (Egipto le compró 42% menos). En tanto Rusia le vendió un 24% más a Egipto por lo cual se estaría quedando con la parte del mercado que no puede satisfacer Ucrania. Como ven EEUU no gana mercados y viene con exportaciones menores a lo proyectado.

China con exceso de lluvias viene complicada con el trigo de invierno, en tanto si nos venimos a nuestra región en Argentina ya se comprometieron exportaciones de la zafra 22/23 por 6 millones de toneladas cuando el cupo habilitado es de 10 millones. Recordemos que cuando se cubra el cupo la única demandante será la industria molinera con la consecuencia en los precios que ello trae.

En tanto en nuestro país luego de una demanda importante por parte de los exportadores lo que hizo que la industria estuviera menos presente en los negocios volvió la calma en cuanto a los negocios. Es así que la exportación esta con un precio en el eje de los US$ 300 la tonelada Palmira, seguramente después de terminada la cosecha de soja se pueda armar algún barco. Si ello sucede vamos a llegar con stock muy justos a la próxima cosecha, mientras tanto será el momento que salga la industria a comprar los lotes disponibles.

CULTIVOS DE INVIERNO.

En cuanto a los cultivos de invierno si bien hay una buena intención de siembra los altos costos (sobre todo fertilizantes) hacen afinar el lápiz a los productores, es mucha la inversión que se pone arriba de la tierra, si bien los precios futuros son tentadores los rindes de equilibrio son altos.

Para que tengamos una idea el viernes la colza terminó cotizando en el entorno de los US$ 750 la tonelada, la cebada Musa en los US$ 343 y la cebada Mosa en los US$ 348 la tonelada. En tanto en el trigo fututo hay un precio referencia de US$ 300 la tonelada, en trigo sabido es que el productor hasta que no sabe la calidad que tiene no es propenso a vender y que el precio tendría que ser mayor para que cierre la ecuación.

Es todo por hoy, tengan presente que se nos avecina una zafra importante de soja con volúmenes superiores a las ultimas zafras y que la logística seguramente en algún momento se vea complicada, por lo cual hay que tener opciones ya pensadas para que los imprevistos no sean un problema.

EL AUTOR – Davy Dufour es el director de Dufour Commodities.

USDA. Caída de la soja, maíz y trigo en el mundo por falta de lluvias.

USDA. Caída de la soja, maíz y trigo en el mundo por falta de lluvias.

La falta de precipitaciones en América del Sur afecta negativamente el potencial de los cultivos, y el USDA sigue recortando la producción.

El informe World Agricultural Supply and Demand Estimates (Producción de Cultivos y Estimaciones de Oferta y Demanda Agrícola Mundial – WASDE) que confeccionó el USDA con fecha 9 de febrero, presenta una caída en la proyección de cosecha de soja en América del Sur.

La caída total estimada de la soja es de 8,7 millones de toneladas, por lo que el nuevo estimativo es de 363,9 millones. La razón es la falta de lluvias.

CAÍDA DE LA SOJA POR PAÍS.

En Brasil, según el informe citado, en febrero se cosecharán 5 millones de toneladas menos de soja, totalizando 134 millones de toneladas.

La cosecha argentina caerá 1,5 millones y el total estimado para febrero es de 54 millones.

Paraguay también retrocederá en 2,2 millones, hasta 6,3 millones de toneladas.

Las estimaciones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos supera lo esperado por analistas privados.

Las perspectivas de soja estadounidense 2021/22, siempre según el USDA, muestran un aumento de la molienda y menores existencias finales.

EL MAÍZ NO ESCAPA DE LA SEQUÍA.

La producción mundial de los llamados cereales secundarios en el período 2021/2022, se estima que será 2,7 millones de toneladas menor a los 1.497,4 millones.

Para el maíz de Brasil se espera 114 millones de toneladas, 1 millón menos que el mes pasado; 54 millones de toneladas en Argentina (sin variación).

EL TRIGO.

Las perspectivas mundiales del trigo 2021/2022 son de menores suministros, mayor consumo, aumento del comercio y reducción de las existencias finales. Se estima que los suministros caigan en 1,1 millones de toneladas a 1,066.3 millones. La mayor parte de las caídas se da en el Medio Oriente, donde tanto Irak y Siria sufren largas sequías.

Informe del USDA (en inglés): wasde0222.pdf (usda.gov)

Universidad de Iowa. Científicos dan un paso importante en la comprensión de la domesticación del maíz.

Universidad de Iowa. Científicos dan un paso importante en la comprensión de la domesticación del maíz.

Científicos de la Universidad Estatal de Iowa han aprovechado la edición de genes para mirar hacia atrás a través de miles de años de domesticación para aprender sobre el teosinte, el ancestro salvaje del maíz moderno. La investigación permite comparaciones genéticas y podría conducir a cultivos más resistentes.

Ames. Iowa, Estados Unidos | Los científicos de la Universidad Estatal de Iowa están aprendiendo cómo mirar hacia atrás a través de milenios de domesticación para aprender cómo una planta silvestre herbácea conocida como teosinte se convirtió en maíz, el cultivo comercial moderno que se cultiva en todo el mundo. La investigación permite a los científicos comparar los genes en el maíz con su ancestro silvestre, lo que podría ayudar a los fitomejoradores a identificar rasgos ventajosos que pueden haber sido criados a partir de teosinte a lo largo de los siglos.

Los investigadores publicaron sus hallazgos recientemente en la revista académica Frontiers of Plant Science*, detallando una nueva herramienta de biotecnología que aprovecha las técnicas de vanguardia para producir plantas de teosinte transgénicas fértiles por primera vez.

Los humanos comenzaron a domesticar el teosinte, una hierba silvestre nativa de México, hace aproximadamente 10.000 años. Cada planta de teosinte produce solo hasta una docena de granos, que son resistentes y contienen menos nutrientes que el maíz moderno. Así que las personas seleccionaron plantas individuales de teosinte para obtener mayores rendimientos, eventualmente desarrollando nuevas variedades con sus propios rasgos únicos.

Pero parte del material genético original del teosinte se perdió en el camino. Identificar este material genético podría ayudar a criar mejor maíz hoy en día, o al menos ofrecer a los científicos pistas sobre cómo aprovechar mejor la diversidad genética del maíz, dijo Jacob Zobrist, un estudiante graduado en agronomía y primer autor del estudio.

«No sabemos lo que no sabemos sobre esos rasgos ancestrales», dijo Zobrist. «Esperamos identificar rasgos en el ancestro silvestre que serían útiles para el maíz moderno. Esos rasgos podrían incluir resistencia a las enfermedades y resistencia al estrés, así como el contenido de nutrientes y tal vez incluso mejorar los tiempos de crecimiento y floración».

El nuevo estudio detalla cómo los científicos descubrieron un robusto protocolo de inducción y regeneración de callos utilizando segmentos verticilos de plántulas germinadas a partir de semillas maduras. Eso significa que los investigadores pudieron producir tejido de callo, que es similar a las células madre que no están diferenciadas y aún no se han convertido en células variantes.

Estas células de callo indiferenciadas son susceptibles de la introducción de nuevo ADN a través de la tecnología transgénica. Utilizando tecnología de edición de genes como Crispr, los investigadores ahora pueden apuntar a genes específicos de teosinte y apagarlos, dándoles un nuevo nivel de comprensión de cómo la planta silvestre fue domesticada en un cultivo básico global.

NUEVA HERRAMIENTA BIOTECNOLÓGICA AMPLÍA LA COMPRENSIÓN.

Es un poco como retroceder en el tiempo para ver qué rasgos seleccionaron los antiguos fitomejoradores, dijo Kan Wang, profesor global de biotecnología en agronomía y autor correspondiente del estudio. El laboratorio de Wang comenzó a estudiar el teosinte en 2010, y dijo que la nueva publicación representa un gran paso adelante en la comprensión del teosinte y los orígenes del maíz moderno.

«Esto va a abrir muchas posibilidades para muchas personas que están interesadas en la investigación básica o la investigación aplicada agrícola», dijo Wang, quien actualmente es director de programas rotativos de la Fundación Nacional de Ciencias.

Wang acreditó las contribuciones de Zobrist por hacer que el estudio general fuera un éxito. Zobrist se unió al laboratorio de Wang en 2018 con el apoyo de predictive Plant Phenomics Fellowship de la National Science Foundation, que proporciona capacitación innovadora en ciencia e ingeniería habilitada para datos a estudiantes con experiencia en ciencias de plantas. La contribución de Zobrist a la investigación fue hacer que la transformación fuera repetible optimizando el medio de cultivo utilizado para cultivar las plantas de teosinte. Zobrist encontró un nuevo régimen de cultivo de tejidos que incluía hormonas vegetales en el medio de crecimiento.

«Hemos desarrollado la herramienta, y sin ella, es muy difícil entender teosinte. Uno de los principales actores que hizo que eso sucediera fue Jacob. Hizo un trabajo crítico», dijo Wang.

Zobrist es nativo de Spencer, Iowa. Completó sus estudios de pregrado en Iowa State antes de tomar un trabajo con Corteva durante cinco años y luego regresar a Iowa State para comenzar el trabajo de posgrado en 2017.

«Tengo la suerte de ser un estudiante graduado en un momento en que la investigación y las tecnologías de edición del genoma están progresando a un ritmo que me permitió juntar todas las piezas en un método de transformación funcional y reproducible», dijo.

Otros coautores del estudio incluyen a Susana Martin-Ortigosa, Keunsub Lee, Qing Ji y Mercy Azanu, todos miembros actuales o anteriores del laboratorio de Wang.

(Texto y foto de Universidad de Iowa).

LA FOTO QUE ILUSTRA EL ARTÍCULO – Los granos de maíz a la izquierda contrastan fuertemente con el grano producido por el teosinte, en la imagen de la derecha. Los humanos comenzaron a domesticar el teosinte hace miles de años a medida que desarrollaban el maíz moderno. Imagen cortesía de Kan Wang difundida por la Universidad de Iowa.

* Artículo en la revista académica Frontiers of Plant Science: Fronteras | Transformación de Teosinte (Zea mays ssp. parviglumis) a través del bombardeo biolístico de tejidos de callos derivados de plántulas | Ciencia de las Plantas (frontiersin.org)

Pin It on Pinterest