El Ministerio de Vivienda apuesta a la madera para solucionar el déficit habitacional.

El Ministerio de Vivienda apuesta a la madera para solucionar el déficit habitacional.

“La madera es una opción muy importante” pero es un error considerarla no tradicional porque es un material que se usa desde hace varios siglos. “Hoy se usa en edificios” que conservan sus “buenas condiciones”.

En el mundo el uso de la madera surge como una opción respetada y hasta preferida por las muchas de las virtudes del noble material. En Uruguay, país donde la forestación tiene un importante desarrollo, la ministra de Vivienda y Ordenamiento Territorial, Irene Moreira, defendió los sistemas constructivos no tradicionales, un área en la que ya ha incursionado con conformidad de todos los involucrados (el ministerio, sus técnicos y los destinatarios finales).

El objetivo es “poder construir el mayor número de viviendas” y solucionar “el déficit habitacional tan grande” que tiene el país. Para eso usamos “todas las herramientas posibles y una de ellas es bajar el valor del metro cuadrado sin perder la calidad de la vivienda y para eso hemos creado una puerta de acceso” para los sistemas de construcción no tradicionales.

En esos sistemas “la madera es una opción muy importante” pero es un error considerarla no tradicional porque es un material que se usa desde hace varios siglos. “Hoy se usa en edificios” que conservan sus “buenas condiciones”.

Con todas las hectáreas de forestación que tiene Uruguay, y que también vemos en los camiones que transportan rolos en las rutas, la madera puede usarse para generar valor agregado en la construcción. “Es un elemento amigable con el ambiente”, agregó.

MENOR TIEMPO DE CONSTRUCCIÓN Y FORTALEZA DE LAS VIVIENDAS.

Moreira hizo hincapié en el menor tiempo que lleva la construcción en madera en comparación con sistemas tradicionales, como la resistencia de las viviendas: “Este plan piloto hicimos su lanzamiento el 2 de agosto de 2021 y a partir del 23 de diciembre entregamos las casas” que a su vez “pasaron la prueba de fuego de las temperaturas altas” de enero y “las tormentas y lluvias fuertes” que hubo este año. A pesar de eso “las casas siguen en perfecto estado”.

DESPUÉS DE LA BONANZA, LOS NIÑOS SIGUEN EN LOS ASENTAMIENTOS.

Moreira cuestionó la falta de políticas de vivienda de los gobiernos anteriores. Con los buenos números que se exhibieron “impacta y enoja” ver los asentamientos que heredó el Gobierno actual después de tanto viento a favor con buenos resultados financieros que tuvo el país, ver esa realidad realmente enoja y yo me niego a aceptar esa situación”, enfatizó en declaraciones a radio Oriental y que publicó La Mañana.

La tarea involucra a varios ministerios, las 19 intendencias y las alcaldías que “juegan un rol muy importante y de ahí que trabajemos en forma coordinada”, tratando de llegar a todo el país porque nos encontramos que “hay departamentos en los que no existe el proyecto viviendas promovidas”, y la solución habitacional debe ser para todo el país y no sólo para el sur.

Los departamentos con más asentamientos son Montevideo, Canelones y Artigas, es un fenómeno que creció en los últimos años.

En la foto, vivienda de madera del MVOT en Rivera del complejo inaugurado en enero en Rivera junto a Mevir.

Pin It on Pinterest