18 de Octubre de 2021
Máx. Min.
Actualidad 20 de Setiembre de 2021

Valdez: Las campañas sanitarias son una “prioridad”

El presidente de la Asociación Rural del Uruguay dijo que las campañas sanitarias de la Dirección General de Servicios Ganaderos tienen “prioridad”, pero reclamó que “las campañas sanitarias deben ser funcionales a las necesidades del productor” y no a la inversa.

Actualidad 20 de Setiembre de 2021

Valdez: Las campañas sanitarias son una “prioridad”

El presidente de la Asociación Rural del Uruguay dijo que las campañas sanitarias de la Dirección General de Servicios Ganaderos tienen “prioridad”, pero reclamó que “las campañas sanitarias deben ser funcionales a las necesidades del productor” y no a la inversa.

Montevideo – TodoElCampo – En su discurso del sábado 18 en la clausura de la Expo Prado 2021 Gonzalo Valdés señaló que Uruguay debe “tomar el ejemplo de nuestros competidores”, países como Australia y Nueva Zelanda que “han realizado actualizaciones periódicas logrando mayor eficiencia en cada uno de los institutos que forman parte del sector agropecuario adecuándose a las trasformaciones que requieren estos tiempos tan vertiginosos, incorporando las últimas tecnologías de la información y la comunicación”.

“En este sentido, vemos con buenos ojos la creación de la Agencia de Monitoreo y Evaluación de Políticas Públicas”, la que, una vez conformada, “tendrá el cometido legal de maximizar la eficiencia administrativa en cada uno de los programas, proyectos, objetivos y metas fijadas por el Poder Ejecutivo y cada una de sus Unidades Ejecutoras evaluando los resultados de éstas”.

Esa será su gran misión”, enfatizó, “deberá promover la aplicación de instrumentos que favorezcan la modernización desde una visión estratégica, logrando la eficiencia de los recursos tanto humanos como materiales del Estado”.

Ese es el camino que deberían tomar las intendencias, reclamó, “reduciendo al máximo su burocracia, no solo en favor de sus arcas, sino también liberando a los productores rurales de verdaderas peregrinaciones que enfrentamos con el único fin de mover nuestra producción”.

En ese sentido, “el ministro de Ganadería Agricultura y Pesca planteó la necesidad de crear un Plan Estratégico Agropecuario que solucione la enorme complejidad presente en una cartera que carece de tecnologías que permitan agilizar trámites para sus usuarios dispersos por todo el país. El Ministerio puede y debe ser una solución y no un problema para los productores”.

Valdés también destacó como “prioridad” las campañas sanitarias” de la Dirección General de Servicios Ganaderos sobre “la garrapata, tuberculosis, brucelosis, así como el inicio del programa de erradicación de la mosca de la bichera tan reclamada por los productores”, todas “forman parte de la mejor gestión de la que hablamos”.

“Rechazamos enfáticamente la utilización del impuesto al 1% en la financiación del combate a la bichera”, señaló, y llamó “imperioso” el “actualizar los protocolos sanitarios, estableciendo normas claras y de cumplimiento uniforme en cada uno de los departamentos lo cual implica una mejor comunicación con los regionales”.

Destacó que “las campañas sanitarias deben ser funcionales a las necesidades del productor y no el productor funcional a las campañas. Nunca alcanzaremos la efectividad que pretendemos mientras el Ministerio sea percibido como una amenaza y no como un aliado en solucionar los problemas sanitarios de cada uno de los productores afectados”.

FIRME COMBATE A JAURÍAS.

Respecto a la presencia de perros en el medio rural, que causan graves perjuicios a la producción y el ánimo de las familias rurales, el presidente de ARU dijo que esa institución exige “un firme combate a las jaurías”, y que “es urgente la ejecución de medidas efectivas y de fondo por parte del Instituto Nacional de Bienestar Animal”, del cual “los productores formamos parte de su gobernanza, somos protagonistas del mismo, pero no logramos ver resultados concretos consecuencia de la inacción del sector público”.

Los perros ponen “en riesgo la viabilidad de la ovinocultura, especialmente de pequeños productores que resultan más vulnerables”.

LA IMPORTANCIA DEL SECTOR RURAL.

ARU considera “importante” que se reconozca el agro “como una actividad que respeta el bienestar animal, que no contribuye al cambio climático, sino que cumple con un perfecto equilibrio entre los gases efecto invernadero que emite y la captura que se logra gracias a nuestros extensos ecosistemas pastoriles y forestales”, por lo cual “reivindicamos enfáticamente la sustentabilidad ambiental de nuestros sistemas productivos, injustamente cuestionados desde los países industrializados en sus obsesiones proteccionistas”.

“En este sentido rechazamos cualquier prohibición legal, que impida al productor decidir si destina o no sus recursos a la forestación, así como a cualquier otra actividad agropecuaria”.

Valdés reseñó los aportes económicos del sector rural: “Las exportaciones generadas en la actividad agropecuaria significan el 77% de las exportaciones de bienes totales del Uruguay dentro de las cuales, de los 10 productos más exportados 8 provienen del sector”.

Al finalizar agosto, en el año, “la carne bovina exportó US$ 2.070 millones (21%), seguido por la celulosa con US$ 1.269 millones (13%); soja US$ 807 millones (8%) y lácteos US$ 715 millones (7%). Un trabajo realizado en el año 2009 por el Departamento de Economía de la Facultad de Ciencias Sociales demuestra la importancia del agro por su efecto multiplicador, el sector agroindustrial es el más relevante en la economía nacional, no solo por los encadenamientos y multiplicadores que presenta, sino también por la generación de empleo”.

“La ganadería, en comparación con otras ramas de actividad es la que provoca el mayor incremento en el empleo y en el ingreso de los hogares en forma directa, indirecta e inducida”, precisó. “Con un aumento de la faena que se supera año tras año, sumado a la exportación de ganado en pie, el stock ganadero se ha mantenido estoicamente en 12 millones de cabezas, con tendencia al alza ya que los índices de preñez también vienen superándose año a año a pesar de las variaciones climáticas de nuestro país”.

Cuestionó que haya “actores políticos y sociales que sostengan que la estrategia de la conducción económica no impulsa el desarrollo económico, sino que se limita a favorecer la rentabilidad de los grandes capitales, entre ellos los rurales que continúan acumulando riquezas”.

“Según el informe de la Opypa, en el año 2019 el agronegocio invirtió, únicamente por vía de proyectos de COMAP 780 millones de dólares; sobre un total de 1.500 millones, es decir, 52% de las inversiones promovidas en el país, y el 11% del PBI Agroindustrial”.

“Nos preguntamos: ¿Esto es acumular riqueza?”, preguntó, y respondió: “No, es generar empleos genuinos, generar producción exportable, mayor ingreso de divisas; y multiplicarlas por 6 en el total de la economía nacional”.

Compartir en:
-->