Francia testea vacunas conta la influenza aviar y obtiene “resultados alentadores”.

Francia testea vacunas conta la influenza aviar y obtiene “resultados alentadores”.

¿Estamos llegando al punto de control de la gripe aviar? Las vacunas estudiadas en Francia limitan mucho la transmisión directa cuando los animales están en estrecho contacto y bloquean la transmisión indirecta, por vía aérea.

Montevideo | Todo El Campo | Las autoridades sanitarias y responsables de la seguridad alimentaria francesas (Agencia Nacional de Seguridad Alimentaria, Ambiental y de Salud Ocupacional – Anses), junto con la Escuela Nacional de Veterinaria de Toulouse en colaboración con el Comité Interprofesional de Palmípedos del Foie Gras (Cifog), autoridades locales y laboratorios farmacéuticos han realizado dos experimentos para probar vacunas en patos con resultados similares y positivos. Las vacunas limitan mucho la transmisión directa cuando los animales están en estrecho contacto y bloquean la transmisión indirecta, por vía aérea.

El primer experimento tuvo como objetivo estudiar la capacidad de las vacunas para conferir protección clínica y reducir la propagación del virus.

El segundo experimento consistió en evaluar la reducción de la transmisión viral entre patos vacunados.

Los resultados de los dos estudios confirmaron la disminución de la excreción del virus en los animales, ya sea por vía respiratoria o digestiva. También permitieron demostrar el control de la transmisión directa de la enfermedad en los animales vacunados y la ausencia de transmisión por contacto indirecto, es decir, por transmisión aérea en las condiciones experimentales utilizadas.

“VACUNOS MUY EFECTIVAS”.

Béatrice Grasland, científica del laboratorio nacional de referencia para la influenza aviar de la Anses dijo que “estas vacunas son muy efectivas”.

Agregó que “cuando los animales no estaban vacunados, un animal inoculado infectaba a otro animal cada dos horas. Por el contrario, los que fueron vacunados difícilmente fueron contaminados por su vecino incluso en contacto directo, en el mismo corral, con excrementos infectados”.

El Ministerio de Agricultura y Soberanía Alimentaria de Francia ha tenido en cuenta estos resultados en el momento de elaborar el plan de acción de vacunación contra la influenza aviar en el país, anunciado el pasado 25 de mayo.

PAÍSES BAJOS E ITALIA TAMBIÉN DESARROLLAN INVESTIGACIONES.

Francia, el país europeo más afectado por la gripe aviar sacrificó, entre 2021 y lo que va de 2023, un total de 26 millones de aves.

Otros miembros de la Unión Europea como Países Bajos, están haciendo sus propios experimentos sobre gallinas ponedoras mientras que Italia lo hace sobre pavos.

Con datos de Cárnica y Diario Veterinario.

Vacunación contra influenza aviar se posterga hasta el 15 de mayo.

Vacunación contra influenza aviar se posterga hasta el 15 de mayo.

Autoridades sanitarias comunicaron que se posterga hasta el 15 de mayo la vacunación de la población de reproductoras y ponedoras adultas.

Montevideo | Todo El Campo | La Dirección General de Servicios Ganaderos (DGSG) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) emitió un comunicado sobre la situación de algunas de las vacunas contra la influenza aviar.

En el breve texto difundido a través de su página web, a través de la DGSG, la División de Sanidad Animal (DGSA) y la División de Laboratorios Veterinarios (Dilave), se señala que luego de los controles pertinentes realizados constató que una partida de dosis de vacunas contra la influenza aviar proveniente de México estaba fuera del rango de temperatura.

Las vacunas en esa condición fueron desechadas: “Se procedió a desechar dicha partida y comunicar inmediatamente al laboratorio responsable”.

El laboratorio en cuestión “asumió el error y se hizo cargo de la situación garantizando una nueva partida de dosis de vacunas que serán enviadas durante la próxima semana”, se aseguró.

POSTERGACIÓN DE LA VACUNACIÓN HASTA EL 15 DE MAYO.

El problema detectado obligó a una postergación de la vacunación: “Por tal motivo, la Dirección de Servicios Ganaderos, a través de la División de Sanidad Animal comunica que se posterga hasta el 15 de mayo la vacunación de la población de reproductoras y ponedoras adultas”.

Por último, se señala que el Ministerio, “a través de sus equipos técnicos, reafirma su compromiso con la salud animal a través del permanente monitoreo para garantizar el éxito de sus campañas sanitarias”.

Sanidad Animal será responsable de la estrategia de vacunación contra la gripe aviar.

Sanidad Animal será responsable de la estrategia de vacunación contra la gripe aviar.

El avance que ha tenido la influenza aviar Uruguay llevó a la Dirección General de Servicios Ganaderos resolver la obligatoriedad de vacunar las aves.

Montevideo | Todo El Campo | Uruguay estableció la vacunación obligatoria contra la influenza aviar altamente patógena a partir del 2 de mayo, según la Resolución 79/023 de la Dirección General de Servicios Ganaderos del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) firmado por el Dr. Diego de Freitas.

La resolución expresa que “dado el avance de la enfermedad en la región se extremaron las medidas de vigilancia epidemiológica por la División Sanidad Animal, por el  Departamento de Virología y por la Unidad de Gestión de Residuos de la División Laboratorios Veterinarios (Dilave)” y ante la sugerencia de “implementar la vacunación obligatoria en las categorías de aves Gallus gallus domesticus, reproductoras livianas y pesadas y ponedoras de establecimientos comerciales”, se resuelve “la vacunación obligatoria, a partir del 2 de mayo de 2023” para las aves mencionadas.

La División Sanidad animal será responsable de la estrategia de distribución de las vacunas y su control.

La influenza aviar se refiere a una enfermedad extremadamente contagiosa, de alta mortalidad y propagación que afecta aves de corral, pero también más de 100 especies silvestres, principalmente aves acuáticas y/o costeras como patos, gansos, cisnes, gaviotas y golondrinas de mar, cigüeñas, pingüinos, entre otras, inclusive mamíferos.

OIE: Un buen programa de vacunación aumentaría el nivel de inmunidad protectora en las aves y la resistencia a la infección.

OIE: Un buen programa de vacunación aumentaría el nivel de inmunidad protectora en las aves y la resistencia a la infección.

Combinar la vacunación con la aplicación de medidas de bioseguridad eficaces, podría evitar la introducción del virus o reducir su propagación, minimizando así los efectos negativos sobre la producción avícola.

Montevideo | Todo El Campo | Uruguay decretó la obligación de vacunar contra la influenza aviar; la Organización Mundial de la Salud Animal considera que “un buen programa de vacunación aumentaría el nivel de inmunidad protectora” y de “la resistencia a la infección” en las aves.

En el documento del OIE titulado “Vacunación contra la influenza aviar”, distribuido durante la 74ª Sesión General (mayo de 2006) y actualizado siguiendo las recomendaciones formuladas en la Conferencia de Verona, la institución “recomienda erradicar la influenza aviar altamente patógena (IAAP) en su fuente, es decir, en las aves de corral, con el fin de limitar la carga viral en las especies aviares susceptibles y en el entorno y, por ende, disminuir los riesgos de infección humana por aquellos virus de la influenza aviar que suponen un riesgo zoonótico”.

El objetivo de vacunar es “dotar de mayor seguridad al sector productivo” como “comercial, protegiendo la seguridad sanitaria de los alimentos y los medios de subsistencia de los agricultores y ganaderos en los países en desarrollo”.

Además, considera las mayores complejidades que presenta el mundo actual en el control de la IAAP que ha tenido una “propagación sin precedentes y a escala casi mundial”, con las “consiguientes implicaciones sanitarias de gravedad para los animales y los humanos”. Todo lo cual ha hecho “más acuciante la necesidad de desarrollar estrategias de control que complementen la política de sacrificio sanitario tradicionalmente utilizada para erradicar esta enfermedad”.

En esa realidad, “la primera línea de defensa es la detección precoz de los focos” a lo que debe seguir “una respuesta rápida, lo que requiere un alto grado de sensibilización de los veterinarios y de los propietarios de animales”, además de servicios veterinarios de “elevada calidad, que respeten las normas de la OIE”.

Agrega que “las estrategias de control basadas en una combinación de sacrificio sanitario, restricción de los movimientos y vacunación de emergencia podrían maximizar los esfuerzos de erradicación en ciertas situaciones. La eliminación controlada de las aves de corral infectadas, la restricción de los movimientos, una mayor higiene y bioseguridad, y una vigilancia adecuada deberían tener como resultado un significativo descenso de la contaminación viral del entorno. Estas medidas deberían tomarse tanto en el caso de que la vacunación forme parte de la estrategia general como en el caso contrario”.

VENTAJAS DE VACUNAR.

Además, establece que “la vacunación debe considerarse una medida adicional cuya finalidad primera es reducir la replicación y la excreción virales. La disponibilidad de reservas de vacunas en todos los países de riesgo contribuirá a que pueda darse una respuesta rápida, recurriendo a todas las medidas de erradicación, incluida la vacunación si se vuelve necesaria”.

Científicamente, incluir la vacuna en la estrategia, busca “inducir una inmunidad protectora en la población objetivo”.

“Un buen programa de vacunación aumentaría el nivel de inmunidad protectora en las parvadas y la resistencia a la infección. En ese caso, las aves vacunadas expuestas al virus de la IA no resultarían infectadas o, en caso de resultarlo, la presentación clínica sería menos grave y la excreción viral sería inferior en términos de cantidad y duración”.

Por lo tanto, combinar la vacunación “con la aplicación de medidas de bioseguridad eficaces, podría evitar la introducción del virus de la IA o, en su caso, reducir su propagación, minimizando así los efectos negativos sobre la producción avícola y reduciendo las posibles pérdidas económicas”.

Incluso, “la vacunación de las aves puede limitar el riesgo de exposición humana a virus de la IA que conlleven un riesgo zoonótico y los consiguientes casos de infección humana”.

CONSUMO DE AVES VACUNADAS.

Respecto al consumo de carne de aves vacunadas, el texto dice es “fundamental que no represente un riesgo para la salud humana”, y menciona que “debido a la utilización de ciertos excipientes, algunos fabricantes de vacunas aconsejan un periodo de suspensión tras la vacunación, durante el cual no debería consumirse la carne de dichas aves”. Esa es una advertencia que “figura siempre en la información que acompaña a las vacunas y deberá tenerse en cuenta”.

Foto principal de Avipecuaria.

DOCUMENTO COMPLETO.

Acceda al documento (total 12 páginas): Microsoft Word – E_Guidelines on AI vaccination.doc (woah.org)

Más vale prevenir que lamentar.

Más vale prevenir que lamentar.

Una excelente herramienta de control de las enfermedades, tanto para los humanos como para los animales, han resultado ser las vacunas.

Juan Salles* | Canelones | Todo El Campo | Evidentemente los nuevos tiempos traen cosas nuevas en las actividades y relaciones humanas, tales como los avances tecnológicos, la globalización.

Desde el punto de vista tecnológico, en base a la adquisición de nuevos conocimientos, se desarrollan y aplican nuevas tecnologías (herramientas e instrumentos).

Cuando intentamos analizar la globalización, observamos que además de una mayor integración comercial entre los diferentes países, hay también un mayor desplazamiento de personas y transferencia de conocimientos y tecnologías.

Si bien hay muchas actividades y metodologías que, a través de los años pueden haber cambiado, hay conceptos básicos, tan viejos como el agujero del mate, que ¡no cambian!

En ese sentido, me refiero al tema enfermedades de los animales, particularmente a los que maneja el hombre como instrumento para producir alimentos, abrigo o desarrollar actividades deportivas, etc.

Es sabido que algunas enfermedades las podremos eliminar y otras controlar. En el caso del control, podemos convivir con el agente patógeno, reduciendo su presencia, su virulencia, y/o dotando al animal susceptible de herramientas para evitar que el “bicho malo” (bacteria, virus, parasito), no lo afecte: no produzca muerte y/o disminución de su actividad productiva, y si es un pingo, que tenga un buen rendimiento.

Por otra parte, parecería que la globalización nos está llevando a que todos tengamos que convivir con los mismos bichos (si no es exactamente el mismo, será un pariente cercano).

Dado que eliminar un agente infeccioso puede resultar, por diferentes razones, muy difícil/costoso, tenemos que asumir que en muchas circunstancias tendremos que “convivir con el enemigo”, controlándolo para que no se pase de la raya.

Una excelente herramienta de control de las enfermedades, tanto para los humanos como para los animales, han resultado ser las vacunas.

La historia, nos muestra como grandes pandemias se pudieron controlar – y en algún caso, erradicar (viruela, etc) – con la aplicación de las vacunas.

Nuestro país, no es una excepción.

En los animales tenemos claros ejemplos como la brucelosis (cuando se deja de vacunar comienzan “los problemas”), la fiebre aftosa, etc.

Un ejemplo de ello es la fiebre aftosa. Actualmente, Uruguay si bien no integra la primitiva denominación de país libre de fiebre aftosa por el hecho de estar vacunando desde hace muchos años y ser prolijitos (creíbles), nos reconocen como un país libre de fiebre aftosa con vacunación y actualmente ¡nos sobran compradores!

En humanos, tenemos el reciente ejemplo del Covid 19.

Primera conclusión: las vacunas son un excelente instrumento -utilizadas en forma conjunta con otras herramientas- para controlar diversas enfermedades (humanas y animales).

Corresponde señalar que como las enfermedades pueden ser distintas, sus estrategias de manejo (control, eliminación del agente patógeno, etc.) también pueden variar.

Hoy, nuestro sector avícola, enfrenta un nuevo desafío sanitario:  la gripe aviar. Si bien es una enfermedad zoonótica, hasta le fecha no hay información sobre un gran impacto en la salud humana.

En el caso de la gripe aviar, además de la variedad/patogenicidad de las diferentes cepas de virus actuantes, la ausencia, aun, de vacunas con probada eficacia, lleva a que esta herramienta, en caso de ser aplicada, deba ser incluida dentro de un paquete integrado de control.

Por otra parte, al diseñar una estrategia del manejo de la enfermedad, hay que tener en cuenta las repercusiones económicas – comercialización del producto en el exterior, etc.- tanto a corto, mediano o largo plazo.

Es bien sabido que la globalización del comercio, también lleva a que se globalicen muchas barreras: económicas, sanitarias, económico-sanitarias, etc.

Y los façoneros, ¿qué que papel jugamos en todo este lio de: 1) comercio de los productos avícolas; 2) vacunas; 3) virus; 4) bioseguridad?

Veamos.

Los façoneros, aunque estemos en el último lugar del eslabón de la cadena de producción de carne de pollo, somos los que estamos en la primera línea de lucha en la prevención de que el virus ingrese a las granjas.

Para enaltecer ese estratégico primer lugar que ocupamos en la lucha, debemos asumir que de la misma forma que tenemos derechos, también tenemos deberes.

Uno de los deberes fundamentales que tenemos en la cría de los pollos que mantenemos en nuestras granjas, es colaborar en la aplicación de buenas prácticas de producción (bienestar, bioseguridad).

Evidentemente que, para poder dar cumplimiento a las normativas sobre bioseguridad, los productores tenemos que conocerlas, capacitarnos, entrenarnos.

Desde hace muchos años a los façoneros, en forma reiterada, se nos han brindado charlas, conferencias, enviados comunicados, nos han visitados técnicos extranjeros, se han elaborado manuales, etc, sobre normas de buenas prácticas de producción.

Obviamente que para instrumentar alguna nueva medida de manejo y/o mejorar otras que ya venimos aplicando, se requiere, además de algunas inversiones (digo inversiones, no gastos), que las comprendamos (aptitud) y que las apliquemos (actitud).

En temas de manejo ambiental -bioseguridad, contaminación, etc.- desde hace muchos años se manejan dos premisas básicas: educación y sanción. Al grupo integrado niños/adolescentes se los educa, al grupo de los adultos se los educa y se los sanciona.

Creo que nosotros, los façoneros, claramente integramos el grupo de los adultos.

Segunda conclusión: la mayoría de los façoneros disponemos de información básica, sobre las diversas medidas de bioseguridad que se deben aplicar en las granjas. Conocemos las normas (el que) y las herramientas a utilizar (el cómo).

Regresando a los 4 puntos señalados anteriormente: 1) comercio de los productos avícolas; 2) vacunas; 3) virus; 4) bioseguridad -aunque los façoneros poco podemos incidir en los puntos 1, 2 y 3, manejamos totalmente el punto N°4: somos la llave de paso para que SI ingrese o NO el virus a las granjas de producción avícola.

Otros actores del sector avícola, relacionado al tema gripe aviar, entre otras propuestas sugiere la creación de una entidad similar al Grupo Asesor un Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) para enriquecer el conocimiento y seguir la evolución de la epidemia global, asesorando a los actores públicos y privados.

Referente a esta propuesta, aunque tengo mi opinión, en esta instancia, solo recordare los dichos: “el que mucho abarca poco aprieta” y “primero es lo primero”.

Resumiendo: 1) Existen herramientas -no infalibles – para dificultar el ingreso del virus a las granjas.

2) Los façoneros sabemos lo que tenemos que hacer, que herramientas utilizar y cómo hacerlo.

3) Somos los principales actores en lucha contra la gripe aviar.

4) Seremos los primeros perjudicados si el virus ingresa a nuestras granjas.

(*) EL AUTOR: Juan Salles es veterinario jubilado, socio de AFPU | Foto iStock.

Pin It on Pinterest