FTIL aceptó propuesta del MTSS, se aproxima el acuerdo.

FTIL aceptó propuesta del MTSS, se aproxima el acuerdo.

Al momento la propuesta del Ministerio no se ha hecho pública, pero cabe esperar que no implique un renunciamiento a la cláusula de paz.

El conflicto lácteo podría aproximarse a su fin ya que la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL) aceptó la última propuesta del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, según lo informado por la Federación en un comunicado del lunes 25 de julio.

FTIL se reunió este lunes en Villa Rodríguez, departamento de San José.

Hoy la propuesta del Ministerio será trasladada a la industria y si esta lo acepta se podría llegar a un acuerdo que pondría fin a meses de conflicto.

Al momento la propuesta del Ministerio no se ha hecho pública, pero cabe esperar que no implique un renunciamiento a la cláusula de paz que garantiza el trabajo.

Sigue conflicto en la industria láctea luego de un nuevo rechazo de los trabajadores a una nueva propuesta.

Sigue conflicto en la industria láctea luego de un nuevo rechazo de los trabajadores a una nueva propuesta.

El presidente de Cambadu dijo que los afectados son los comercios de barrio que no acceden a los subproductos que son de gran ayuda para la viabilidad de los pequeños negocios.

Aunque el conflicto continúa, este miércoles 13 el Poder Ejecutivo ofreció una nueva propuesta, la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL) “rechazó nuevamente la tercera propuesta”, informó Conaprole en un comunicado interno.

Conaprole señaló que la dirigencia de FTIL además de rechazar la iniciativa “manifestó que estarán intensificando y profundizando las medidas gremiales”.

El paro afecta a los comercios de barrio.

Daniel Fernández, presidente de Cambadu (Centro de almaceneros minoristas, baristas, autoservicistas y afines del Uruguay) dijo “hace meses” que los pequeños comercios están con el problema de faltante de productos lácteos.

Conaprole que debe tener el 90% del mercado de lácteos y no nos puede abastecer. Por tanto en la mayoría de los comercio de cercanía está faltando productos, agregó en declaraciones a Telemundo (canal 12).

Cambadu “siempre protesta porque los márgenes de la leche son a pérdida, pero todo lo demás, los subproductos, nos dan mucha vida y son una piedra fundamental” en los pequeños comercios.

Los grandes comercios tienen posibilidad de tener productos porque los almacenan, “pero no es el caso del comercio pequeño que va comprando a diario”.

“La leche fresca no es el problema, sí la falta de subproductos que ayudan al comerciante pequeño a vender otras cosas”, concluyó.

En abril de este año Cambadu emitió un comunicado en el que señala los “graves perjuicios” que sufren los comercios de barrio “por el conflicto de sindicato de Conaprole”. Aunque pasaron casi 3 meses de entonces, el texto mantiene plena vigencia.

Puntualizaciones de la Cámara Láctea sobre la cláusula de paz que el gremio rechaza.

Puntualizaciones de la Cámara Láctea sobre la cláusula de paz que el gremio rechaza.

Pese a la situación de tirantez que se ha dado, la CILU “seguirá procurando al diálogo constructivo en pro de alcanzar un acuerdo que contemple los intereses de las partes”.

Ante las últimas acciones del sindicato del sector lechero, la Cámara de la Industria Láctea (CILU) emitió un comunicado en el que explica el alcance de la cláusula de paz propuesta por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).

Ante la situación conflictiva actual y las amenazas de nuevas acciones y agravamiento de medidas por parte de la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL), la Cámara recuerda a las empresas afiliadas y sus trabajadores en qué consiste “la última propuesta del Poder Ejecutivo referente a la cláusula de paz y la propuesta salarial”.

La cláusula de paz “incluye dentro del alcance de la paz únicamente reivindicaciones de carácter salarial”; por tanto “cualquier otra situación queda excluida de la misma” como es el “despido de uno o varios trabajadores”, “reestructuras de sectores o empresas”, “sanciones disciplinarias”, “situaciones tanto individuales o colectivas, que vulneren algún derecho” o “actualizaciones tecnológicas que entren en vigor luego del presente acuerdo”.

Se establece “expresamente que no se restringirá ni se afectará las instancias bipartitas o tripartitas, en las que puedan plantearse tema de interés de ambas partes”.

Respecto a la propuesta salarial, se explica en el comunicado que “la propuesta salarial planteada por el MTSS y que la CILU aceptaría es muy superior al establecido, tanto en los lineamientos del Poder Ejecutivo, como a los acuerdos alcanzados en la gran mayoría de los grupos de actividad”.

Pese a la situación de tirantez que se ha dado, la CILU “seguirá procurando al diálogo constructivo en pro de alcanzar un acuerdo que contemple los intereses de las partes”, concluye.

Foto principal: Captura de YouTube.

FTIL amenazó otra vez con afectar exportaciones, y elevó la apuesta anunciando entrevistas con embajadas de países destino

FTIL amenazó otra vez con afectar exportaciones, y elevó la apuesta anunciando entrevistas con embajadas de países destino

Se amenazó nuevamente con afectar las exportaciones y anunció que solicitará entrevistas con las embajadas de países a los que Uruguay exporta, lo que, sin duda, afectará la totalidad de la cadena láctea como los intereses del país.

La Cámara de la Industria Láctea del Uruguay (CILU) expresó en un comunicado que el lunes 20 de junio, en el marco del Consejo de Salarios, el Poder Ejecutivo formuló una nueva propuesta de cláusula de paz que también fue rechazada por la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL).

Es la segunda cláusula de paz, y fue rechazada “en forma inmediata por la dirigencia de la FTIL”, precisa en el comunicado fechado el martes 21 de junio. Además la Federación “reiteró las amenazas de afectar las exportaciones”, agrega.

La CILU aclaró que por parte de la industria “se mantiene la propuesta económica que es significativamente mejor que los lineamientos del Poder Ejecutivo (recuperación de 1,6% en 18 meses) y de la mayoría de los convenios firmados en otras ramas de actividad y la CILU estaba dispuesta a aceptarla (se recupera en 24 meses el período puente generado por la pandemia, de 4,82%, asegura la inflación anual futura, y durante 2025 se otorga partida mensual de $ 2.000)”.

EXCEPCIONES A LA CLAUSULA DE PAZ PROPUESTA Y RECHAZADA POR LA FTIL.

La nueva cláusula de paz propuesta por el Ministerio de Trabajo disponía que “el compromiso de paz no alcanza las siguientes situaciones: Reivindicaciones salariales originadas por actualizaciones tecnológicas futuras y ya concretadas, en cuanto no hayan sido puesta en funcionamiento”; “reestructuras operativas o funcionales”; la “afectación de condiciones de trabajo no vinculadas a aspectos salariales”; la “afectación de fuentes laborales”, “o cualquier acto o decisión de similar tenor no vinculado directamente con aspectos salariales”.

A su vez establecía a texto expreso que “en ningún caso se restringirá de ninguna forma las instancias bipartitas o tripartitas en la que pueda plantearse o negociar sobre cualquier asunto que las partes entiendan pertinente”.

NUEVA AMENAZA A LAS EXPORTACIONES.

La CILU señala que FTIL “desestimó, sin ningún análisis, la nueva cláusula de paz”, pero además “amenazó nuevamente y en forma irresponsable afectar las exportaciones y anunciando la solicitud de entrevistas con las embajadas de aquellos países a los que Uruguay exporta, lo que, sin duda, afectará no solo a la totalidad de la cadena láctea, sino también a los intereses del país”.

Por último, la Cámara llama “a la reflexión de todos los trabajadores, autoridades, partidos políticos y organizaciones sindicales porque se está poniendo en riesgo la credibilidad y futuro del país con serias e irresponsables amenazas”.

El lunes regresan las movilizaciones del sector lácteo.

El lunes regresan las movilizaciones del sector lácteo.

La propuesta de la industria es que los trabajadores recuperen la pérdida salarial, se aseguren aumentos según la inflación por cuatro años y una partida extra que se extiende por un año, pero la rechazar porque no aceptan una cláusula de paz exclusiva por temas salariales por esos 4 años.

El viernes 17 se llevó a cabo la movilización anunciada por la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL) y el paro de dos horas, bajo la consigna de “defensa del salario”.

La Federación señala que los trabajadores no han sido considerados en el crecimiento que ha tenido el sector y se señala a la Cámara de la Industria Láctea del Uruguay (CILU) como responsable de agravar la situación al pretender introducir una “cláusula de paz” que consideran abusiva y que los trabajadores no están dispuestos a aceptar.

Desde la CILU en cambio se subraya que los trabajadores tienen en sus manos una propuesta que los beneficia claramente con la total recuperación salarial, aumentos según la inflación por cuatro años y una partida especial de 2.000 pesos por trabajador por mes durante un año.

Sin embargo los trabajadores no reparan en el esfuerzo de la industria y se niegan a esas mejoras porque rechazan una cláusula de paz que garantiza que durante la duración del convenio -4 años- no haya reclamos salariales. La cláusula de paz es sólo por temas salariales.

En resumen y para dejarlo claro: Los trabajadores recuperan la pérdida salarial, se aseguran aumentos según la inflación por cuatro años y una partida extra que se extiende por un año, pero no aceptan una cláusula de paz únicamente por temas salariales por esos 4 años.

PODRÍA FALTAR LECHE FRESCA.

El viernes, luego de las movilizaciones y el paro, los trabajadores hicieron una pausa y trabajarán a reglamento hasta el lunes 20 cuando la FTIL y la CILU se reúnan una vez más.

FTIL señaló que no faltará leche fresca, pero sí puede haber faltante de subproductos. Sin embargo los distribuidores de productos Conaprole advirtieron que está en duda el normal abastecimiento de la leche fresca.

Las empresas distribuidoras debieron enviar trabajadores al seguro de paro como consecuencia del conflicto que ya lleva varios meses.

APOYO DEL PIT-CNT.

A través de sus redes sociales el PIT-CNT apoya la movilización de FTIL señalando que “la industria láctea crece y crece, pero la torta no se reparte” y que “el  ‘derrame’ es una mentira”. “Se acumulan 18 meses de pérdida salarial, van 6 meses de consejo de salarios vencido”, expresa, sin ninguna referencia a la recuperación propuesta por la CILU.

En la foto, trabajadores durante la movilización del viernes 17 (foto del PIT-CNT).

Pin It on Pinterest