18 de Octubre de 2021
Máx. Min.
Actualidad 20 de Setiembre de 2021

Mattos: “La agenda de competitividad continúa pendiente”

En su discurso el ministro Mattos dijo además del aspecto económico del sector importa el cuidado del medio ambiente, la seguridad rural, la construcción de ciudadanía y ruralidad, y en esto último trabajan varias instituciones como Antel, UTE, Mevir y el BROU.

Actualidad 20 de Setiembre de 2021

Mattos: “La agenda de competitividad continúa pendiente”

En su discurso el ministro Mattos dijo además del aspecto económico del sector importa el cuidado del medio ambiente, la seguridad rural, la construcción de ciudadanía y ruralidad, y en esto último trabajan varias instituciones como Antel, UTE, Mevir y el BROU.

Montevideo – TodoElCampo – El sábado 18 de setiembre se realizó el acto de cierre de la Expo Prado 2021, como es habitual en ese acto, en representación del Gobierno hizo uso de la palabra el titular del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, Fernando Mattos quien señaló que “continúa pendiente” mejorar la competitividad y destacó que además del desarrollo económico, el agro también tiene una “dimensión social y humana” que definió como la construcción de “ciudadanía y ruralidad”

El ministro dijo que cuando el Gobierno de Luis Lacalle asumió el 1° de marzo de 2020, el país tenía un 5% de déficit fiscal, el desempleo llegaba a los dos dígitos y la actividad económica estaba estancada. A eso se suma el Covid que “genera un costo directo de más de 700 millones de dólares en 2020 y casi 1.000 millones de dólares en 2021”.

En ese contexto, “la inversión social aumentó en 2020 un 56% respecto de 2019, alcanzando 40% más de beneficiarios, o sea 1 millón de personas si se consideran otros integrantes del hogar”.

“Destacamos la creación del seguro de desempleo parcial y la flexibilización en las condiciones de acceso al mismo, alcanzando la cifra récord de 190.000 personas en abril y mayo de 2020”.

Actualmente son 35.000 las personas en seguro de desempleo total y 28.000 en seguro parcial. Entre enero y agosto, las exportaciones de productos de base agropecuaria totalizaron 5.183 millones de dólares, 27% más que igual período de 2020, cuando las ventas externas se redujeron 16% interanual como consecuencia de la parálisis mundial por el Covid; y estamos casi un 10% por encima del año récord de 2019, especialmente en los rubros de carnes, lácteos, lanas y productos forestales, dijo Mattos.

“Vivimos una situación excepcional en materia de precios, en la que se han tonificado los valores de todos los rubros exportables. El precio promedio de la tonelada de carne vacuna exportada supera los 4.000 dólares y el de la carne ovina es de casi 5.000 dólares”, destacó.

También hubo “importantes incrementos en el precio de los lácteos exportados”: La leche en polvo entera aumentó 13%, así como en productos agrícolas y forestales, dijo.

Los cultivos de invierno (trigo, cebada y canola) crecieron en exportaciones y “propician una mayor de superficie de cara a la próxima zafra”, que llegaría a las 630.000 hectáreas, afianzándose en el productor la opción del doble cultivo y mayores opciones para rotación de los mismos”.

La exportación de productos forestales “totalizan 1.473 millones de dólares” que son el “18% de las exportaciones totales de bienes del Uruguay”.

UNA AGENDA PENDIENTE.

“La agenda de competitividad continúa pendiente y sin perjuicio que el Gobierno ha hecho un esfuerzo en la reducción del gasto, las circunstancias sanitarias han determinado que se tengan asumir nuevos compromisos en este rubro”, observó.

El dólar se ha debilitado en el mundo y “lo que debemos cuidar es la inflación en dólares y no el tipo de cambio nominal”, con el Banco Central que “no utiliza el tipo de cambio como instrumento de control inflacionario, sí interviene cuando existe excesiva volatilidad”.

Por otra parte, se busca “reducir el déficit fiscal conteniendo el gasto a través de medidas de austeridad e intentando impulsar el crecimiento económico con distintas medidas a efectos de incrementar el ingreso”.

El ministro también se refirió al nuevo “mecanismo” para fijar el precio de los combustibles, el cual “sin perjuicio del fuerte incremento del petróleo a nivel internacional, busca transparentar la formación y todos los componentes del precio, incluidos los subsidios cruzados, los costos de Ancap, el biocombustible, los déficits del complejo del portland y los costos de distribución”; pero “la discusión de fondo que debemos darnos como sociedad es acerca del futuro de Ancap que como empresa energética tiene una competencia creciente de las energías renovables y una disminución importante de la demanda de sus actuales productos”.

Valoró como “importante paso” el dado hacia un posible tratado de libre comercio con China, para el cual se realizará un estudio de prefactibilidad. “Esto representa un importante paso hacia la mejora de la inserción internacional, previamente anunciada a los socios del Mercosur, cuando se propuso la flexibilización de la obligatoriedad de negociar en bloque”.

“Reivindicamos nuestra pertenencia al Mercosur, pero reclamamos también el derecho de romper el estancamiento en materia de negociaciones y que la práctica interna del consenso no termine siendo un factor de veto”, señaló.

Por otra parte, criticó las demoras en lograr un acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea: “No podemos estar más de 20 años negociando un acuerdo sin lograr culminarlo”.

CUIDADO DEL AMBIENTE Y PRODUCCIÓN RESPONSABLE.

El cuidado del medio ambiente no faltó en el discurso de Mattos, quien dijo que “las metas internacionales asumidas por Uruguay representan un compromiso de reducción de las emisiones y venimos trabajando adecuadamente para alcanzar estos objetivos”.

Anunció que se han “convocado a distintas instituciones, generando una adecuada articulación público-privada coordinando acciones con el Ministerio de Ambiente, a efectos de construir políticas públicas complementarias, donde los sistemas productivos tomen en consideración las normas ambientales y generemos conciencia sobre la producción responsable”.

Un ejemplo es el “grupo de la huella ambiental de la ganadería en el que se analiza el balance entre emisiones y captura de la cadena productiva agroindustrial más importante del país, que llevan adelante en conjunto nuestra cartera con el Ministerio de Ambiente en una muy buena articulación”; y destacó “la prioridad que este Gobierno le ha dado al tema, elevando a rango de Secretaría de Estado a la Dirección de Ambiente, definido en la última ley de presupuesto”.

“Las metas internacionales asumidas por Uruguay representan un compromiso de reducción de las emisiones y venimos trabajando adecuadamente para alcanzar estos objetivos. En ese sentido, hemos convocado a distintas instituciones, generando una adecuada articulación público-privada coordinando acciones con el Ministerio de Ambiente, a efectos de construir políticas públicas complementarias, donde los sistemas productivos tomen en consideración las normas ambientales y generemos conciencia sobre la producción responsable”, subrayó.

Desde el MGAP “seguimos con preocupación la agenda internacional, se busca vincular en diversos foros la producción agropecuaria con el cambio climático, pretender responsabilizar a la ganadería no tiene base científica y obedece a intereses económicos poderosos que pretenden utilizar el prestigio de esta cadena productiva milenaria, utilizando hasta su propio nombre, responsabilizándola infundadamente de los efectos sobre el ambiente”.

EL AGRO EN SU DIMENSIÓN SOCIAL.

Además del desarrollo económico, el agro también tiene una “dimensión social y humana”, y en ese sentido “nos interesa construir ciudadanía, nos interesa construir ruralidad” y en eso “haremos todos los esfuerzos necesarios para reducir la brecha de oportunidades que históricamente ha existido entre el medio rural y el urbano”.

“La conectividad es un factor esencial, debemos mejorar las comunicaciones y el acceso a internet que en muchos rincones del país son deficientes”. Para solucionar eso, Mattos se refirió a iniciativas de Ante, UTE, Mevir y el BROU.

Antel instalará antes de fin de año “50 nuevas radio bases y se prevén inversiones entre este año y el próximo, de 300 millones de dólares en materia de comunicaciones para el interior del país”. La pandemia dejó “al desnudo las carencias existentes tierra adentro, incrementándose aún más las brechas de oportunidades existentes”, señaló.

“UTE también prevé planes de inversión a efectos de proporcionar energía eléctrica a 2.500 clientes potenciales clientes que aún no cuentan con este servicio”.

“Mevir amplía sus planes de obras de vivienda pero también de construcciones de obras de infraestructura productiva en el medio rural, posibilitando un mejor acceso a materiales y métodos de construcción de pequeños establecimientos rurales”.

Pero hay “otras iniciativas de descentralización” que “están siendo impulsadas por el Ministerio, entre ellos los fondos asignados por el Fondo de Desarrollo del Interior, en el que se articulan distintos proyectos con los gobiernos departamentales”.

En lo financiero, el BROU y Microfinanza “apoya al productor en forma más decidida, volviendo a ser el gran banco de fomento que respalda al sector rural”.

PERROS Y ABIGEATO.

Un “gran problema que enfrenta el Uruguay” es la superpoblación canina sobre la cual el Gobierno ha impulsado la creación del Instituto Nacional de Bienestar Animal que trabaja en la “identificación y castración masiva de perros”, a través de convenios con las intendencias y la Comisión Nacional Honoraria de Zoonosis.

Además, “se propone posicionar al país en el tema del bienestar animal desarrollando políticas relacionadas con la convivencia humana y de animales en los ecosistemas con el propósito de proteger la salud y el bienestar animal contribuyendo a mejorar la salud humana, la inocuidad y la seguridad alimentaria”.

Otro tema de preocupación es el de la seguridad rural y el Ministerio del Interior posibilitó “revertir los niveles de inseguridad en las zonas de campaña”, subrayó.

Compartir en:
-->