21 de Junio de 2021
Máx. Min.
Ovinos 28 de Abril de 2021

Cómo disminuir el diámetro de la fibra sin perder las otras características

Cerro del Bombero logró las 17 micras. Se buscó disminuir el diámetro de la fibra sin perder las otras características positivas de la majada. Para lograrlo la genética fue fundamental, y formar parte de Crilu “nos permitió ir logrando esos objetivos”.

Ovinos 28 de Abril de 2021

Cómo disminuir el diámetro de la fibra sin perder las otras características

Cerro del Bombero logró las 17 micras. Se buscó disminuir el diámetro de la fibra sin perder las otras características positivas de la majada. Para lograrlo la genética fue fundamental, y formar parte de Crilu “nos permitió ir logrando esos objetivos”.

Montevideo – TodoElCampo – En Paysandú, próximo a Guichón, en una zona principalmente de basalto superficial, con algo de medio y profundo, se encuentra el establecimiento Cerro del Bombero. Una empresa ganadero con ciclo completo en ovinos y vacunos; en ovinos trabajando exclusivamente con Merino Australiano con una dotación inferior a un ovino y medio por hectárea; y la totalidad de unidad ganadera vacunos y ovinos es de 0,67 por hectárea.

El Ing. Agr. Juan Bazzano comentó el establecimiento es integrante del proyecto FPTA Crilu Merinos que mañana jueves, a las 18.00 horas, realiza su jornada de cierre.

“Nos propusieron formar parte de este FPTA junto a otros cuatro productores para la transferencia de tecnología de forma horizontal sobre lo que habitualmente hacemos, con la participación del INIA y técnicos que nos acompañaron durante todo este proceso”, comentó.

En el caso particular de Cerro del Bombero, “uno de los objetivos era mejorar la señalada en corderos y el manejo de la recría para lograr llegar con un mayor porcentaje de borregas a la encarnerada”.

Respecto al micronaje Bazzano dijo que cuando se hizo cargo del predio en 2006 se encontró con una majada de 22 micras, el objetivo era mejorar ese indicador, “y por eso nos integramos al Crilu, era disminuir el diámetro de la fibra sin perder las otras características” como tamaño corporal y peso de vellón. Para eso “la genética era fundamental e integrar el Crilu nos permitió ir logrando esos objetivos”, destacó.

El resultado fue que pasamos de aquellos 22 a “17 micras en la actualidad”, destacó.

Asimismo insistió que la finura no debe descuidar otras características: “Somos afinadores, pero no queremos perder las características que vamos teniendo como vellones pesados y animales bien desarrollados, porque para nosotros no es sólo la lana, sino todo”.

Las 17 micras son un logro en sí, pero no se pierde la posibilidad de seguir avanzando. “Si tomando medidas de manejo, peso, selección, etc., si con todo eso podemos seguir afinando, seguiremos haciéndolo. Los números mandan y la diferencia la hace la lana fina y ultrafina, y productos de alta calidad”.

COMERCIO DE LANA.

La comercialización de la lana tuvo un año difícil, sin embargo no impidió la colocación del producto.

“En el momento en que necesitamos comercializar la lana lo hicimos a U$S 8,60, después subió, pero en ese momento fue bruto resultado en un año de pandemia, con todo paralizado, y cuando no se sabía que iba a pesar”, dijo Bazzano.

LA JORNADA DEL JUEVES.

La pandemia impide hacer una presentación como los organizadores y participantes hubiera querido, por lo que se apelará a la tecnología.

Bazzano dijo que se hará una exposición por Zoom, y resaltó que el mensaje es que “se pueden hacer cosas sin costos, simplemente con medida de manejo, y se obtienen buenos resultados”.

PREÑEZ DE VACUNOS.

En vacunos, Cerro del Bombero lleva haciendo destete precoz desde hace 14 años.

Entre el 1° de setiembre y 30 de marzo llovieron 350 milímetros, la ecografía realizada este año resultó con un 95% de preñez.

“Adelantamos el destete a noviembre y eso implicó una recuperación del ganado impactante a pesar del estado de los campos que tenían regadas cortitas”, describió.

Ahora con las características del otoño “el ganado está recuperado, si bien no hay una disponibilidad de forraje porque la primavera fue malísima y en otoño empezó a llover hace poco, la verdad es que el clima acompaña y sirvió para una buena recuperación”, concluyó.

Compartir en: