29 de Febrero de 2020
Máx. Min.
Política 21 de Enero de 2020

Veremos

Horacio Jaume: "El sector que ganó debe unir sus fuerzas para lograrlo y debe amalgamar a sus figuras. Sabe que tiene una oposición que esta dolida y que busca las razones de su derrota y le cuesta mucho aceptarla".

Política 21 de Enero de 2020

Veremos

Horacio Jaume: "El sector que ganó debe unir sus fuerzas para lograrlo y debe amalgamar a sus figuras. Sabe que tiene una oposición que esta dolida y que busca las razones de su derrota y le cuesta mucho aceptarla".

Horacio Jaume – Montevideo – TodoElCampo – Un dicho muy conocido expresa: “El que espera desespera” y  puede resumir de alguna manera el momento que estamos viviendo. Por un lado el gobierno electo que va a tener la responsabilidad de administrar el país desde el 1º de marzo, va ajustando detalles, anunció quienes serán los ministros y sub secretarios y en estos días se están llenando los otros casilleros, se están aprontando… pero aclaremos,  ¡se están aprontando!

Por otro lado quienes perdieron las elecciones, en el Frente Amplio, están tratando de tragar ese mal trago y, al mismo tiempo, planear su futuro para ver cómo encaran ese nuevo rol que deben jugar... pero aclaremos, ¡están gobernando!

No es una situación cómoda de por sí, pero además el panorama actual no es de los mejores. Si uno analiza los mensajes de uno y de otro, lo primero que llama la atención es que el Frente Amplio basó su propuesta en hacer hincapié en sus logros sociales y cómo profundizar el tema. Lo que nunca dijo es el cómo, aún sabiendo que el sector productor tiene muchos problemas, y que además el barrio (los países vecinos) está bastante agitado. Por el otro lado, tratar de lograr que el Uruguay trabaje en los distintos rubros exige cristalinidad y sacrificio. La expectativa está situada en la última propuesta y eso está en veremos. Nos gustaría saber cuáles son los primeros pasos pero hay que esperar, están armando el equipo. El partido es largo, dura 5 años, en el fútbol hay una premisa y es que los partidos se pueden ganar con chiquilines, pero los campeonatos se ganan con hombres.

Todas estas cosas las sabemos o las suponemos. ¿Cuáles son los riesgos? El primero es no desgastarse hasta no empezar la carrera, es como esos caballos que atropellan, caminan de costado y se desgastan antes de entrar en las gateras mientras otros van atentos concentrados administrando sus energías.

La cancha es pesada, pista barrosa para los burreros. Frente a esta realidad es que uno debe encarar. El sector que ganó debe unir sus fuerzas para lograrlo y debe amalgamar a sus figuras. Sabe que tiene una oposición que esta dolida y que busca las razones de su derrota y le cuesta mucho aceptarla.

Hasta ahora lo que habían aplicado si había discrepancias internas y eran atacados, era unirse frente a un enemigo común, pero en este caso la situación cambió, ellos deben unirse para diseñar una oposición y es ahí donde no se ponen de acuerdo.

Pero  todo esto sucede ante el futuro cambio de mando y eso es lo que veremos!

Compartir en: