19 de Julio de 2018
Máx. Min.
Actualidad 11 de Agosto de 2014

Vamos a vivir en paz, vamos a soñar despiertos

Pedro Bordaberry: "La respuesta de bajar unos puntitos el Iva para compras en tarjeta es una tomada de pelo. En especial para los que tienen menos ingresos que no recibirán beneficio alguno".

Actualidad 11 de Agosto de 2014

Vamos a vivir en paz, vamos a soñar despiertos

Pedro Bordaberry: "La respuesta de bajar unos puntitos el Iva para compras en tarjeta es una tomada de pelo. En especial para los que tienen menos ingresos que no recibirán beneficio alguno".

Montevideo-Pedro Bordaberry/TodoElCampo – Faltan 79 días para la elección nacional de octubre.

Ese día, el 26 de octubre, se votarán tres cosas. En primer lugar, entre todos los postulantes a la Presidencia, el pueblo elegirá a dos para que compitan por ser presidente en el mes de noviembre, en el balotaje.

En segundo lugar, se elegirán los senadores y diputados que trabajarán cinco años en el Parlamento Nacional.

Por último, también se votará la propuesta de Reforma Constitucional para Vivir en Paz, que propone bajar la edad de imputabilidad y crear un Instituto de Rehabilitación del Menor.

Las tres decisiones son trascendentales y marcarán nuestra vida en los próximos cinco años.

El país necesita un cambio en muchas áreas. Pero un cambio en serio, profundo, porque hemos ingresado en un deterioro en muchas de ellas que parece no detenerse.

Un cambio en nuestra educación que hoy expulsa a muchos jóvenes, en especial en la educación media y media superior. 

Malos resultados medidos por las pruebas Pisa, indicadores muy preocupantes en materia de repetición y deserción, menos alumnos en el sistema, menos cantidad de días de clase que los que tienen otros países, menos egresos en la Universidad de la República y menos egresos en los institutos que forman docentes son algunos de los indicadores de la necesidad de un cambio.

La educación no es lo único en que se necesitan cambios.

Esta semana salieron varios a intentar convencernos que estamos bien en materia de seguridad pública. Hasta trajeron desde Argentina a alguno a decirnos que no estamos mal si nos comparamos con la región.

Se ve que no miró los índices oficiales. Esos que nos dicen que en Montevideo hay más homicidios que en San Pablo y diez veces que en Londres.

Ahora nos dicen que vamos bien si nos comparamos con la región. Ayer nos decían que era una sensación térmica.

Los homicidios, las rapiñas que crecen y hasta los secuestros, modalidad que se hizo pública esta semana, nos dicen a todos que no es así. Vamos mal en materia de seguridad pública y hay que cambiar.

La gestión del gobierno es también un problema.

La gestión en la salud, en el combate a la inflación, en el gobierno municipal de Montevideo, es muy mala y la pagan los que menos tienen.

Tenemos un sistema de salud que ha permitido que, por ejemplo, fallezcan madres en puertas de hospitales del interior por falta de especialistas. Un sistema que parece diseñado para que el paciente esté al servicio del sistema de salud, corriendo detrás de especialistas, horas con el médico y remedios. Un buen sistema debe ser exactamente inverso con el paciente como centro.

La economía, luego de diez años de  bonanza, empieza a mostrar dificultades que los uruguayos empezamos a sentir.

La inflación no da tregua y tuvo por estos días una recaída. También se niega esto, pero el ciudadano, en especial el asalariado, la siente cuando va a la feria, el almacén y el supermercado.

La respuesta de bajar unos puntitos el Iva para compras en tarjeta es una tomada de pelo. En especial para los que tienen menos ingresos que no recibirán beneficio alguno.

Los jubilados esperan hace años por su aguinaldo. Todos miran para otro lado.

Nosotros no.

Nuestro equipo tiene una propuesta clara para cumplir con ese derecho que ellos tienen de también tener su aguinaldo. Si hay crecimiento de la economía debe atenderse a los que menos tienen, a los que menos perciben, a los que trabajaron toda la vida y tienen derecho a un retiro digno.

Por ello en el primer año de nuestro presupuesto pagaremos aguinaldo a todos los jubilados que perciban menos de 10 mil pesos. A partir de ahí iremos año a año incluyendo más beneficiarios a medida que el país y la recaudación crezcan.

No es con espejitos de colores que responderemos a sus necesidades sino con cosas concretas.

Para enfrentar estos y otros gastos no alcanza sólo con el crecimiento económico y de la recaudación. También se debe ser eficiente en el manejo de la administración.

La verdadera respuesta viene por el lado de terminar con el despilfarro de cargos de confianza y de gastos innecesarios que ha hecho el gobierno.

También por la mejora de la gestión en las empresas públicas.

Esta semana volvió a ponerse de relieve el despilfarro en Ancap, una empresa monopólica que perdió el año pasado más de 200 millones de dólares. 

Como si todo esto fuera poco, la corrupción se ha convertido en un tema de preocupación para casi todos. Digo casi todos porque algunos se niegan a responder o firmar un acuerdo contra ella.

Los Casinos Municipales, Pluna, ahora Asse, han puesto de relieve conductas reñidas con la ley que la Justicia ha sancionado.

Frente a todo esto, le ofrecemos al país cuatro Compromisos de Cambio bien claros: Mejor Educación, Más Seguridad, Buena Gestión y Honestidad.

Porque con mejor educación, con más seguridad, con una buena gestión y diciéndole no a la corrupción, podremos soñar con un futuro mejor.

Podemos volver a vivir en paz.

Para ello necesitamos un presidente confiable, con fuerza y experiencia, un Parlamento que trabaje duro y aprobar la reforma constitucional para vivir en paz.

Es lo que haremos dentro de 79 días.

Compartir en: