30 de Octubre de 2020
Máx. Min.
Actualidad 08 de Octubre de 2020

Uruguay usa la técnica Crispr desde hace años

En Uruguay se usa la técnica Crispr desde 2013 y en 2015 se obtuvieron ovinos con mayor producción de carne y lana. El Instituto Pasteur publicó en su cuenta de Twitter un hilo en el que expone por qué se trata de una técnica importante.

Actualidad 08 de Octubre de 2020

Uruguay usa la técnica Crispr desde hace años

En Uruguay se usa la técnica Crispr desde 2013 y en 2015 se obtuvieron ovinos con mayor producción de carne y lana. El Instituto Pasteur publicó en su cuenta de Twitter un hilo en el que expone por qué se trata de una técnica importante.

Montevideo – TodoElCampo – El Instituto Pasteur publicó en su cuenta de Twitter @IPMontevideo un hilo en que expresa que usa la técnica Crispr “desde 2013” y en nuestro país “permitió crear, entre otras aplicaciones, los primeros corderos Crispr que producen más lana y carne de lo común” y hay “unos 20 investigadores uruguayos” que trabajan con esa técnica.

“Crispr/Cas9 es una herramienta molecular que permite ‘editar’ o ‘corregir’ el genoma de una célula, incluidas las humanas. Se lo compara con tijeras moleculares capaces de cortar el ADN de manera precisa y controlada, lo que hace posible eliminar genes defectuosos o no deseados”, explica el Instituto Pasteur.

Recuerda que “el origen de Crispr data de 1993 cuando el español Francis Mojica identificó un mecanismo natural que usan bacterias para protegerse de infecciones virales”. Por esa razón “se dice que Mojica es el gran olvidado” del Premio Nobel.

Se agrega un enlace en la que Mojica es preguntado sobre el hecho de que otros científicos sean premiados por un tema en el cual él fue el pionero y contesta que el premio le “ha pasado cerca”, y añadió que, pese a no haber sido reconocido por el jurado, se siente como si “el hijo que uno tiene ha triunfado en la vida”.

El premio fue para Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna porque ellas publicaron en 2012, en la revista Science, un artículo sobre “cómo convertir la maquinaria natural de esas bacterias en una herramienta de edición programable. Así nació otra era de la ingeniería genética con un enorme futuro”, destaca el Instituto Pasteur.

LA OTRA POLÉMICA – Con la premiación, “otra polémica” surge, es sobre “la patente, porque el mismo año en que las científicas publicaron su estudio, George Church de Harvard y Feng Zhang del MIT demostraron que la técnica servía en humanos y obtuvieron una patente. Ellos tampoco fueron premiados”.

Volviendo sobre el tema, el Instituto describió en Twitter cómo funciona Crispr. “Surge del diseño de una molécula de ARN capaz de reconocer una parte del ADN. Junto a una enzima (Cas9), la molécula se inserta en la célula y busca el sitio del genoma donde la enzima cortará. Así el ARN actúa como lazarillo que guía a Cas9, el ejecutor”.

“Una vez que cortó el gen defectuoso, la molécula Crispr lleva una segmento de ADN que se quiere insertar para reparar el genoma. La técnica es eficaz, sencilla y barata, lo que ha hecho que desde hace años sea usada en laboratorios de todo el mundo, también en Uruguay”.

EN URUGUAY SE USA DESDE 2013.

En el Pasteur “se usa desde 2013 y permitió crear, entre otras aplicaciones, los primeros corderos Crispr que producen más lana y carne de lo común”. En 2015 se publicó un artículo periodístico sobre los trabajos que lideran Martina Crispo y Alejo Mechaca.

El artículo periodístico referido fue publicado en noviembre 2015 en Cromo de El Observador y su autora es la periodista María de los Ángeles Orfilia. La nota comienza señalando que “los primeros corderos uruguayos ‘de probeta’ nacieron en 2011. Dos años después le siguieron los ‘verde fluo’, unos ejemplares transgénicos que brillaban en la oscuridad, cuya fama sobrepasó fronteras. Y este año (2015) los investigadores vinculados al desarrollo lograron un avance de mayor impacto: dieron vida a los primeros corderos del mundo en poseer lana y carne de una calidad superior a lo que podrían producir naturalmente”.

Añade que “científicos del Instituto de Reproducción Animal Uruguay (IRAUy), del Instituto Pasteur de Montevideo y del francés Inserm UMR1064 lograron el nacimiento de los primeros corderos generados por una nueva tecnología de edición genética que permite diseñar animales ‘a la carta’”.

“La edición genética no es transgénesis”, explica la periodista, porque al transgénico se le “incorpora un gen de otra especie”, pero en la técnica Crispr se les “silenció uno del propio animal con la intención de que no cumpla su función natural”.

Además hay 20 investigadores uruguayos que trabajan con Crispr.

OPCIONES INFINITAS.

Sobre el final del hilo, el Pasteur asegura que actualmente el Crispr “abre opciones infinitas: curar enfermedades, desarrollar fármacos, mejorar cultivos y animales de producción. Pero también crear armas biológicas o hacer humanos a la carta. Por eso aún es prioritario evaluar éticamente y legislar” y por eso afortunadamente “aún no se usa libremente en humanos”.

Compartir en: