30 de Octubre de 2020
Máx. Min.
Actualidad 21 de Setiembre de 2020

Uriarte: el objetivo es “un agro y una pesca económicamente rentable”

El ministro se refirió al sector de carne de vacuno, la lechería, agricultura, el arroz, la granja, forestación, pesca y acuicultura, y la apicultura.

Actualidad 21 de Setiembre de 2020

Uriarte: el objetivo es “un agro y una pesca económicamente rentable”

El ministro se refirió al sector de carne de vacuno, la lechería, agricultura, el arroz, la granja, forestación, pesca y acuicultura, y la apicultura.

Hébert Dell’Onte Larrosa – Montevideo – TodoElCampo – El ingeniero Uriarte analizó los objetivos del Ministerio que encabeza y analizó la situación en que se encuentras los sectores rurales.

Al igual que el presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), Ing. Gabriel Capurro, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Ing. Carlos Uriarte, comenzó reconociendo la tarea del gobierno y particularmente al ministro de Salud, Dr. Daniel Salinas, y a “todos los trabajadores de la salud que arriesgan su vida para cuidar la nuestra”.

También felicitó a la ARU “por el coraje y la determinación que ha tenido para llevar a cabo este Prado 2020, que nos llena de orgullo a todos los orientales, y en especial a la gente de campo. Una vez más los uruguayos hemos sido capaces de encarar con la debida responsabilidad, un desafío tan importante, que no hace más que ratificar el merecido lugar de privilegio que el Uruguay se ha ganado en la consideración mundial”.

Recordó que a poco de asumir llegó la pandemia a Uruguay y también se debió declarar la emergencia agropecuaria por sequía, la que se amplió en tres oportunidades.

El jerarca observó que a pesar de la pandemia la producción de alimentos ha continuado y que la “humanidad seguirá creciendo y va a necesitar alimentarse”.

OBJETIVO: “UN AGRO Y UNA PESCA ECONÓMICAMENTE RENTABLE”.

Destacó que desde el Ministerio se va a “trabajar con todos los integrantes del sector agropecuario y de la pesca, en beneficio de todos los uruguayos, con el objetivo de alcanzar lo que consideramos ‘un sueño posible’: un agro y una pesca, económicamente rentable, socialmente responsable, y ambientalmente sostenible, que contribuya cada vez más al desarrollo integral del país, que ofrezca oportunidades a los orientales, y que sea reconocido por todos los uruguayos como uno de los principales motores de la economía nacional”.

CONTROL Y ERRADICACIÓN DE LA BICHERA – A través del MGAP  se buscara “desarrollar políticas de Estado”, por ejemplo en tema tan sensibles como “la viabilizacion de una campaña para el control y erradicación de la bichera”, además de desarrollar los seguros agrícolas y asumir el compromiso del cuidado del medio ambiente.

DESAFÍOS.

Los desafíos para lograr los objetivos trazados pasan por la reducción de costo país, dijo Uriarte. “Para dar un impulso hoy al aparato productivo estamos trabajando desde el comienzo en adecuar las tarifas del gasoil y de la energía eléctrica para sectores que enfrentan la competencia internacional”.

Otro aspecto es promover la innovación, “siendo agresivos en la promoción y persistentes en la innovación de nuestros productos y servicios, para adaptarlos a las exigencias de nuestros clientes”.

La mejora del acceso a mercados es otra cosa en la que el gobierno está trabajando con la Cancillería y los ministerios de Economía e Industria, para “mejorar la colocación y las condiciones de acceso de nuestros productos en el exterior, trabajar por otro Mercosur, más ágil y dinámico, y trabajar en otras herramientas además de los tratados de libre comercio, cuotas y tratados bilaterales”.

Las limitantes que presenta Uruguay también son desafíos a corregir, en este punto Uriarte se centró en la inseguridad y destacó el papel que cumplen los Ministerios del Interior y de Defensa, éste último en las zonas de frontera.

Los perros son un tema en el que “no hemos podido avanzar”, dijo. Otra de las limitantes es la “infraestructura limitada” que encarece los costos.

ANÁLISIS DE SITUACIÓN POR SECTOR.

El ministro se refirió al sector de carne de vacuno, la lechería, agricultura, el arroz, la granja, forestación, pesca y acuicultura, y la apicultura.

CARNE VACUNA – Uriarte dijo que la carne de vacuno es “nuestro principal negocio” y en esta área “nos espera un desafío grande que es colocar un stock record. Una vez lograda la ansiada meta de los 3 millones de terneros, es momento para redoblar la apuesta y fijarnos como objetivo los 3 millones de faena”.

“Debemos seguir explorando por nuevos mercados, y debemos renovar nuestras estrategias de marketing, destacando las virtudes de nuestra producción de alimentos para el mundo, que son una expresión de nuestra cultura, una muestra de nuestro respeto a la naturaleza, con la responsabilidad de cuidar la salud de quienes los consumen”, señaló. “Para ello se ha conformado el ámbito Procarnes”, y anunció que se piensa generar ámbitos de trabajo similares en lácteos y apicultura (Prolácteos y Promiel).

Agregó su “responsabilidad” en la apuesta por “la expansión tecnológica, la innovación de procesos” y el “ajuste de los mismos a efectos de asegurar este valor agregado que nuestra ganadería tiene”.

“Es oportuno recordar que, al cumplir con la normativa de marcas y señales, el productor también colabora valorando esa herramienta que da todas las garantías legales sobre la propiedad de los vacunos, lanares y yeguarizos”, cerró.

LECHERÍA – Lo primero que dijo fue que lamenta la ausencia de las razas lecheras y destacó que “la cadena o sector lácteo factura U$S 1.000 millones anuales (exportaciones y mercado interno) lo que da una idea de su relevancia para la economía nacional”.

Es un sector que “necesita mejorar el acceso a mercados e impulsar nuevos acuerdos comerciales con países que resultan claves por su creciente demanda de lácteos”.

Anunció que “se están estudiando mejoras de los instrumentos financieros Fogale (Fondo de Garantía Lechera) y del Fondo de Financiamiento de Actividad Lechera para corregir defectos que ha tenido su implementación”.

“Debemos destacar que la cadena láctea ha reforzado su compromiso ambiental avanzando en la incorporación de las tecnologías e inversiones necesarias para la adecuada gestión de efluentes y el cuidado de los recursos hídricos y suelos”, apuntó.

AGRICULTURA – El ministro dijo que “se pondrá énfasis” en algunas estrategias en áreas como “el mantenimiento del estatus fitosanitario del país y el desarrollo de los planes de vigilancia específicos en rubros exportables asociados a los sistemas de certificación”, el “impulso a las buenas prácticas agrícolas” y en el desarrollo de cáñamo.

ARROZ – Sobre este grano en particular dijo que luego de mucho tiempo “el sector ha concluido un buen año, y mira con buena expectativa la próxima zafra. Es uno de los pocos productos cuyo mercado internacional se vio rápidamente fortalecido por los efectos de la pandemia”, aunque ahora tiene dificultades con el llenado de las represas, “faltan completarse las que están en el centro norte y noroeste del país”, percisó.

GRANJA – Destacó la creación del Instituto Nacional como “el gran desafío para este año”, y anunció la continuidad del programa de manejo regional de plagas en frutales de hoja caduca” y el traslado del mismo a la horticultura “a través de la utilización de agentes de control biológico, feromonas y trampeo masivo de las principales plagas que afectan a los cultivos”.

FORESTACIÓN – Luego de “32 años desde que se promulgó la segunda ley forestal”, el sector es “pujante” y cuenta con “grandes inversiones tanto en la fase de silvicultura como en la industrial”.

Es un sector que “ha acumulado una gran experiencia en investigación y desarrollo, lo que le ha permitido incrementar su producción por superficie explotada sin alterar el manejo sostenible de los bosques”.

Informó que el Ministerio “promoverá la integración productiva entre los bosques y otras actividades agropecuarias, valorando los beneficios asociados a la sinergia de incorporar estos sistemas, procurando maximizar las áreas productivas según su capacidad de uso de suelo”.

PESCA Y ACUICULTURA – La pesca pasa por una profunda crisis habiendo perdido mercado y “reducido los precios de exportación en más de un 30 %”.

Además, “la cantidad de embarcaciones de pesca industrial en el año 2000 ascendía a 140, en tanto que hoy en día no supera las 60, habiéndose prácticamente perdido, la flota de embarcaciones de pesca de especies no tradicionales, y la de aguas internacionales”.

“Trabajaremos para promover el consumo interno de pescado, a través de políticas públicas específicas” con una “consideración especial que merece el tratamiento de la acuicultura. Hoy en el mundo más de la mitad del consumo de carne de pescado proviene de esta actividad”.

APICULTURA – Por último Uriarte se ocupó de la apicultura, que “no escapa a problemáticas similares del resto de la producción agropecuaria”, atravesando “sin dudas la peor crisis de su historia” debido a “los altos volúmenes de mieles adulteradas de diferentes orígenes que se vuelcan al mercado” y “eso genera una disminución en la demanda y por consecuencia muy bajos precios, que a nivel local en su mayoría no logran ni siquiera cubrir costos de producción”.

De todas formas, “este año el Uruguay está superando los 10 millones de kilos exportados con una demanda sostenida, que hace presagiar que no quede miel para exportar en los próximos meses por lo cual llegaríamos al comienzo de una nueva temporada sin stock de miel, algo que no ocurría desde hace varios años”.

Compartir en: