23 de Noviembre de 2017
Máx. Min.
Lechería 30 de Junio de 2017

Tambo computarizado y uso de podómetro

La familia Hildebrand apuntó a la introducción de nuevas tecnologías que le permitan avanzar en la producción lechera. En 20 años el establecimiento evolucionó del ordeñe a mano a aparatos computarizados.

Lechería 30 de Junio de 2017

Tambo computarizado y uso de podómetro

La familia Hildebrand apuntó a la introducción de nuevas tecnologías que le permitan avanzar en la producción lechera. En 20 años el establecimiento evolucionó del ordeñe a mano a aparatos computarizados.

Asunción, Paraguay – TodoElCampo – La familia Hildebrand posee su establecimiento lechero en el departamento de Caaguazú (centro sur de Paraguay) donde avanzó en la introducción de tecnológica con el fin de incrementar la producción de lechera. En 20 años el tambo tambo ha evolucionado desde el ordeñe a mano a aparatos computarizados.

La familia Hildebrand apuntó a la introducción de nuevas tecnologías que le permitan avanzar en la producción lechera. Para eso instaló un sistema informático que por un dispositivo denominado podómetro (colocado en las patas de las vacas), permite obtener datos relacionados a la detección de celos, reabsorciones embrionarias, riesgos de aborto, mastitis, cetosis, entre otras variables comunes a este rubro.

Así se pudo controlar la producción ya que el sistema posibilita el descarte de las vacas enfermas o aquellas que no producen la cantidad suficiente de alimento.

La información queda registrada automáticamente sin la necesidad de apuntes en papel o la recolección manual de los datos.

El uso de esta tecnología permitió aumentar la producción de leche debido a que el tambero sabe cuándo es el momento oportuno para el reemplazo de ejemplares para producción.

SISTEMA DE TRABAJO EN EL TAMBO.

En relación con otros establecimientos ganaderos dedicados al rubro lácteo, en este tambo, la vaca entra al área de ordeño y las ordeñadoras son colocadas desde atrás, lo cual permite un manejo práctico y rápido. El sistema facilita el ordeño de unas 100 vacas/h, aunque todo dependerá de la necesidad.

Cuando la vaca fue totalmente ordeñada, el equipo es liberado de forma independiente y todo lo contabilizado queda almacenado en el sistema informático, sin que el operario haga algún esfuerzo.

La detección de aquellas vacas con cetosis o mastitis quedará registrado en la computadora del productor. De esta manera no hay posibilidad de error. En vacas recién paridas, los equipos permiten la colecta del calostro y el control de producción, para determinar aquellos animales que mantienen o bajan la cantidad de leche.

RESULTADOS.

A dos años de la utilización de la aplicación del control computarizado por podómero fue posible descartar unas 40 vacas de un plantel de 100 hembras en producción, gracias a que el programa detectó que dichos vacunos ya no rendían lo suficiente y debían ser reemplazados para aumentar la colecta de leche diaria. A su vez, mejoró la detección de celo y preñeces, además de disminuir la cantidad de pajuelas utilizadas por animal. El tambo logró el 70 % de preñeces y destete de terneras.

(En base al diario ABC. Foto Lechería Latina).

Compartir en: