22 de Enero de 2021
Máx. Min.
Agricultura 11 de Enero de 2021

Si no llueve la situación se complica

El cultivo de soja tampoco escapa a la situación , aunque hay que estar calmos ya que aún queda buena parte del ciclo por transitar.

Agricultura 11 de Enero de 2021

Si no llueve la situación se complica

El cultivo de soja tampoco escapa a la situación , aunque hay que estar calmos ya que aún queda buena parte del ciclo por transitar.

Ing. Agr. Emiliano Alvarez- TodoElCampo-No es novedad alguna mencionar que la falta de precipitaciones está haciéndose notar hace varias semanas y  la preocupación se incrementa a medida que el tiempo avanza y la situación no se revierte.

El cultivo de maíz de primera (secano), por el momento, ha sido de lo más castigados a nivel general.

Hasta el período crítico contaron con un crecimiento limitado, por lo cual los potenciales de rendimiento originados no fueron los más deseados. A su vez, Diciembre no fue de los meses más benévolos en lo que refiere a la ocurrencia de lluvias, por lo que no se ingresó al período más importante con una adecuada reserva de agua en el perfil de suelo.

El estado fenológico en el que hoy se ubican oscila entre R2 y R3, los cuales significan estado de “ampolla” y grano lechoso respectivamente.

Aunque hoy es temprano y errático hablar de rendimientos, es de nuestro entender que para la zona, las chacras cuentan con potenciales que oscilan entre 5000 y 7000 kg/ha en rasgos generales; y dependerá netamente de que se revierta  la situación hídrica para poder concretarlos.

En cuanto al maíz de segunda, se lograron muy buenas implantaciones en gran parte de las chacras.

El estado de desarrollo varía entre V3 y V4, y el crecimiento hasta el momento viene siendo limitado. Aquí es de suma importancia que se revierta el déficit hídrico, ya que los perfiles de suelo están prácticamente vacíos; producto del consumo llevado a cabo por los cultivos de invierno y la falta de precipitaciones importantes durante los últimos dos meses.

Hasta el momento no se están ejecutando labores, pero en las próximas semanas se comenzará con los tratamientos correspondientes para el control de malezas y de “lagarta cogollera” en las situaciones que corresponda.

            

El cultivo de Soja tampoco escapa a la situación comentada anteriormente, aunque hay que estar calmos ya que aún queda buena parte del ciclo por transitar.

Los cultivos de primera se implantaron de buena forma a nivel general y el estado de desarrollo se ubica entre V6 y V10 dependiendo de la fecha de siembra.

El crecimiento, hasta el momento viene siendo limitado y se refleja en la acotada distancia entre nudos y en una mayor demora del cultivo en cubrir el entresurco. Durante las últimas semanas se comenzó a notar una decadencia en la condición general de los mismos y si bien aún es temprano, es necesario que se reviertan las condiciones ya que en las próximas semanas se iniciará el período reproductivo y la demanda de agua aumentará considerablemente.

En las chacras que cuentan con soja de segunda, a nivel general también se lograron buenas implantaciones, a excepción de aquellas zonas que cuentan con problemática de la plaga “bicho bolita” (altos contenidos de rastrojo), en las cuales se debió ejecutar re-siembra.

El estado de desarrollo de las mismas fluctúa entre V2 y V4 y si bien el crecimiento también es limitado, hasta el momento son a las que se las aprecia en una mejor condición general (menor demanda de agua). De todas formas, al igual que se comentaba para maíz, los perfiles de suelo están con muy poca reserva hídrica y es sumamente importante poder recargarlos.

En lo que refiere a labores, se vienen realizando tratamientos a base de herbicidas para el control de malezas. De ahora en adelante es sumamente importante estar atentos a la evolución “arañuela” y “trips” si no se revierten las condiciones climáticas, ya que son plagas que tienden a aumentar su población en condiciones de “sequía” y tienen capacidad de generar daños económicos de gran impacto.

               

 

El girasol, como era de esperar, es el cultivo que se ha visto menos resentido por la falta de precipitaciones y deja en evidencia la “rusticidad” que presenta ante estas situaciones adversas.

El estado fenológico (en la zona) se ubica entorno a R 5.1, lo cual significa inicio de floración y a nivel general el crecimiento ha sido muy bueno. Esto se traduce en un buen potencial de rendimiento generado hasta la fecha y esperemos que el mismo se pueda concretar.

En lo que centra a plagas y enfermedades, por el momento todo se encuentra en orden y no hay situaciones para alarmarse.

                      

A modo de cierre, se reitera que son muy pocos los veranos que no nos hagan haga sufrir en términos hídricos, algunos más, otros menos. Lamentablemente es algo con lo que vamos a tener que convivir siempre que estemos produciendo cultivos en secano.

Aunque la situación hoy preocupa, no tenemos que perder el foco de que queda mucho ciclo de cultivos por delante y sobre todo,  las etapas más importantes, especialmente en soja y en el resto de los cultivos de segunda.

Lo único que hoy podemos hacer, es tratar de ejecutar todo lo que esté a nuestro alcance y ser optimistas, el resto ya no corre por cuenta de nosotros.

 

Ing. Agr. Emiliano Alvarez de Dufour Commodities

 

Compartir en: