19 de Abril de 2021
Máx. Min.
Actualidad 07 de Abril de 2021

Según estudio, oponerse a los transgénicos está asociado a bajos niveles de conocimiento

La oposición a los alimentos transgénicos no tiene sustento científico alguno, en aquellos países en que se prohíbe su cultivo lo hacen en respuesta a reclamos políticos más que señalamientos de la ciencia.

Actualidad 07 de Abril de 2021

Según estudio, oponerse a los transgénicos está asociado a bajos niveles de conocimiento

La oposición a los alimentos transgénicos no tiene sustento científico alguno, en aquellos países en que se prohíbe su cultivo lo hacen en respuesta a reclamos políticos más que señalamientos de la ciencia.

Montevideo – TodoElCampo – Un estudio publicado en 2019 (*) evidenció la conexión existente entre la oposición de algunas personas a los alimentos modificados genéticamente con la falta de conocimientos sobre el tema. En enero la revista académica Journal of Environmental Psychology confirmó dicho vínculo al publicar un estudio chino que llega a las mismas conclusiones que otros investigadores arribaron antes: la oposición extrema a la biotecnología agroalimentaria está asociada con bajos niveles de conocimientos sobre este aspecto.

Investigadores de diferentes universidades chinas en las ciudades de Wuhan, Guangzhou y Shanghái realizaron una réplica conceptual del estudio estadounidense con usuarios chinos que fueron encuestados de forma digital. Su estudio tenía dos objetivos: primero, investigar el conocimiento y las actitudes de los opositores extremos a los alimentos transgénicos y otras aplicaciones de la ingeniería genética; y segundo, examinar también los mismos factores de los partidarios extremos, informó Fundación Antama.

Los resultados mostraron un patrón similar para los opositores extremos a los alimentos transgénicos en China con el del estudio estadounidense de 2019. Además, también se observó el mismo patrón para los partidarios extremos de otras aplicaciones de la ingeniería genética. Más interesante aún, los investigadores encontraron que los chinos, en general, tienen actitudes negativas hacia los alimentos transgénicos pero una actitud positiva hacia otras aplicaciones de ingeniería genética. Los hallazgos pueden ayudar a identificar estrategias para impulsar la aceptación de los alimentos transgénicos en el país.

 (*) El estudio publicado en 2019 fue publicado por la Universidad de Rochester (Estados Unidos) puede leerse aqui

(*) Y el artículo de investigación publicado en 2019 en Journal of Environmental Psychology puede leerse aqui

El estudio realizado por científicos chinos y recientemente publicado por Journal of Environmental Psychology y  puede leerse aqui

Compartir en: