25 de Abril de 2018
Máx. Min.
Apicultura 13 de Diciembre de 2017

Se detectó Mal del Río en Salto

En el mundo, incluso en Uruguay, los principales enemigos de las abejas son los agentes patógenos como ácaros, virus y hongos.

Apicultura 13 de Diciembre de 2017

Se detectó Mal del Río en Salto

En el mundo, incluso en Uruguay, los principales enemigos de las abejas son los agentes patógenos como ácaros, virus y hongos.

Salto – TodoElCampo – A fines de noviembre se confirmó la aparición del Mal del Río en las localidades de Corralito y Nueva Hespérides. El alerta dirigido a los apicultores sigue vigente y vale para todo el país.

Luego de algunos años sin problemas se confirmó en el departamento de Salto, concretamente en localidades de Corralito y Nueva Hespérides, el Mal del Río.

Christophe Lhéritier publicó la advertencia en su cuenta de Facebook (Urimpex Lheritier).

Se comunica a los apicultores las de todo el país que en el departamento de Salto se confirmó la aparición del Mal del Río, luego de algunos años sin problemas”, escribió.

A los apicultores ubicados en otras zonas del país, especialmente en aquellas que tienen antecedentes del Mal del Río, se les aconseja revisar a la brevedad, y durante todo el mes de diciembre, la cría de las colmenas ubicadas cerca de ríos y arroyos. La falta de larvas total o parcial es indicador de la enfermedad”, añadió.

Lhéritier añadió a su post que “por cualquier duda” se comunique a las siguientes personas a través de los correos electrónicos que se detallan:

Ciro Invernizzi, correo: cirobee@gmail.com

Enrique Nogueira, nogueira.enrique@gmail.com

Estela Santos, estelsantos@gmail.com

Y Yamandú Mendoza ymendozaspina@gmail.com

MAL DEL RÍO.

En el mundo, incluso en Uruguay, los principales enemigos de las abejas son los agentes patógenos como ácaros, virus y hongos. El ácaro Varroa es sin dudas el más perjudicial, informó el Portal Apícola en un artículo publicado en mayo.

Sin embargo, principalmente en los departamentos del norte uruguayo entre diciembre y enero aparece otro fenómeno donde mueren repentinamente larvas de uno o dos días de vida. De esta forma, la población adulta de la colmena no se repone y se da paso, paulatinamente, a la desaparición de la colonia. Esto se conoce como Mal de Río y toma ese nombre porque ocurre cerca de ríos y arroyos”, añade.

El Dr. en Ciencas Biológicas Ciro Invernizzi, además miembro de la Sección de Etología de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República, dijo a Portar Apícola que el Mal del Río “se conoce desde hace más de 50 años y ha aparecido de manera esporádica, sobre todo en el norte del país. Luego se fue extendiendo y fue apareciendo cada vez con más frecuencia hasta que hace algunos años llegó a causar perjuicios importantes, al punto que los apicultores llegaron a presionar mucho para que se investigue sobre el tema”.

UN PROBLEMA ESTACIONAL.

Diagnosticado en 1951 “el Mal del Río es un problema estacional, de origen toxicológico, que mata a las larvas, y que puede producir el colapso de la colonia por falta de reposición, ya que al morir las larvas no se da el recambio generacional y la colmena va disminuyendo considerablemente su población”, explica el citado artículo.

La afectación es de difícil diagnóstico en las revisiones de rutina, pues la cámara de cría se distribuye en muchos marcos.

La única forma de salvar a esas abejas es sacarla de ese entorno, sacarle toda la miel que tiene, agregándole crías sanas de otras colmenas lo que significa una pérdida importante para los apicultores”, agrega.

También “se debe buscar biodiversidad floral, para reducir el impacto de las secreciones que puedan adquirir de floraciones contaminadas con otras ‘sanas’”, concluye.

Compartir en: