17 de Diciembre de 2017
Máx. Min.
Agricultura 07 de Diciembre de 2017

Riesgos meteorológicos e hidrológicos son los que tienen mayor impacto en la agropecuaria

La incorporación de políticas de gestión integral del riesgo, coordinadas con políticas para el desarrollo, es crucial para reducir la exposición al riesgo, proteger las inversiones y mejorar la competitividad agropecuaria.

Agricultura 07 de Diciembre de 2017

Riesgos meteorológicos e hidrológicos son los que tienen mayor impacto en la agropecuaria

La incorporación de políticas de gestión integral del riesgo, coordinadas con políticas para el desarrollo, es crucial para reducir la exposición al riesgo, proteger las inversiones y mejorar la competitividad agropecuaria.

San José, Costa Rica – TodoElCampo – “La producción agropecuaria es la más expuesta al clima, la más dependiente de los cambios del mercado, la que enfrenta una demanda creciente por el aumento de la población, la más relacionada con la seguridad alimentaria y la que tiene un papel destacado en las economías en desarrollo”, de esa forma inició el consultor del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) Domingo Quintans, su análisis sobre los instrumentos para la gestión integral de riesgos agropecuarios en América Latina.

La exposición de Quintans se desarrolló en la presentación de los resultados del Inventario de los principales instrumentos para la gestión integral de los riesgos agropecuarios en Argentina, Brasil, Chile y Colombia que se dio a conocer durante un foro técnico realizado por el Observatorio de Gestión Integral de Riesgos y Seguros Agropecuarios de las Américas, donde también se presentaron los avances alcanzados por el Observatorio, como parte de las acciones para la conmemoración de su primer aniversario.

El Observatorio, iniciativa conjunta de IICA con la Asociación Latinoamericana para el desarrollo del Seguro Agropecuario (ALASA) y la Federación Interamericana de Empresas de Seguros (FIDES), analiza la información sobre las principales innovaciones en políticas, normativas, modelos institucionales, instrumentos e indicadores relacionados con la gestión integral de riesgos y los seguros agropecuarios en el hemisferio.

De acuerdo con Quintans, los riesgos meteorológicos e hidrológicos son los que tienen mayor frecuencia e impacto en el sector agropecuario y dentro de ellos las inundaciones tienen una frecuencia de más de 40 %.

Quintans explicó que en materia de riesgos agropecuarios no siempre frecuencia se asocia con impacto. “En términos de impacto económico sobre los sistemas de producción, la sequía es el que aventaja a todos los demás. Se calcula que los costos económicos de las sequías cuadruplican los de las inundaciones”, ejemplificó.

La realización del inventario consideró la gobernanza institucional, incluyendo tanto la coordinación entre actores como los instrumentos disponibles, las inversiones orientadas a la reducción del riesgo, y las capacidades de los países para brindar una respuesta preventiva y de reconstrucción ante eventos de desastres.

En materia de institucionalidad, el estudio visualiza un avance importante en la gestión integral de riesgos en Argentina, al enfatizar los esfuerzos que realiza ese país para la capacitación de sus recursos humanos profesionales y académicos.

En el caso de Chile, el análisis lo destaca como uno de los países del subcontinente que más se ha preparado institucionalmente para la gestión integral de los riesgos agropecuarios agroclimáticos.

Por su parte, indica que Colombia ha logrado definir la política y los instrumentos necesarios para la implementación de un sistema de gestión integral de riesgos, incluyendo instrumentos específicos de transferencia de riesgos y un programa para la atención de desastres.

Además, señala que a pesar de que Brasil dispone de diversos mecanismos enfocados en minimizar los riesgos climáticos, de comercialización y de precios en agricultura familiar y comercial, no existe una institución rectora que organice y articule la compleja red de programas y sus legislaciones.

Durante su intervención, Marcelo Núñez, representante del IICA en Nicaragua, indicó que “el principal aporte del Observatorio es este tipo de análisis o evaluaciones que sirve a los tomadores de decisión para gestionar los principales riesgos que enfrenta la agricultura y la ganadería debido al cambio climático y que inciden en los intercambios comerciales”.

Para la industria aseguradora el beneficio es la facilitación de la información para que los oferentes de seguros puedan generar productos en diferentes esquemas para los productores agropecuarios, con mejor cuantificación del riesgo y mayor agilidad en la gestión de las pólizas”, añadió.

Marcelo Girardi, secretario ejecutivo de ALASA, manifestó que contar con una herramienta como el Observatorio es un hecho destacable, al tiempo que ratificó el compromiso de ALASA con IICA y FIDES para el desarrollo de esta plataforma.

(Foto: de izquierda a derecha, Marcelo Núñez representante del IICA en Nicaragua; Salvador Fernández director de la Dirección de Cooperación Técnica del IICA y Katia Marzall líder del Proyecto Insignia Resiliencia y Gestión Integral de Riesgos del IICA).

(IICA).

Compartir en: