24 de Junio de 2018
Máx. Min.
Granja 15 de Febrero de 2017

Primeras cosechas de uva en el centro del país presentan muy buen volumen

El exceso de agua y la permanencia de hojas mojadas comienza a provocar complicaciones en las parras, dijo Walter González, asesor de productores vitivinícolas en la zona centro y sur del país.

Granja 15 de Febrero de 2017

Primeras cosechas de uva en el centro del país presentan muy buen volumen

El exceso de agua y la permanencia de hojas mojadas comienza a provocar complicaciones en las parras, dijo Walter González, asesor de productores vitivinícolas en la zona centro y sur del país.

Montevideo – TodoElCampo- En la región de Villa del Carmen (Durazno), las variedades de uva continúan su proceso de maduración de manera correcta y las primeras cosechas se desarrollan “muy bien”, con un excelente promedio en cantidad, manifestó a TodoElCampo el ingeniero agrónomo Walter González, asesor y propietario de la bodega Centro Vitis Ltda.

No obstante, las precipitaciones de febrero comenzaron a complicar las parras y, más allá de un desoje previo, se pone en juego la calidad de los racimos con una posible podredumbre, apuntó.

El especialista argumentó que en ocasiones la lluvia no es el problema, sino la cantidad de tiempo que la hoja permanece mojada y la imposibilidad de aplicar fungicidas por la cercanía de la cosecha.

LA COSECHA

González informó que los productores oriundos de Francia y radicados en la región comenzaron la cosecha de la uva blanca Verdejo, con éxito tanto en kilogramos como calidad.

En el caso de Centro Vitis, bodega especializada en la confección del vino fino Gobelet, comenzaron la cosecha de Sauvignon Blanco y Gris, como también de Viognier. Posteriormente, dijo que se levantarán las variedades de tintas tempranas, como el Merlot y, a continuación de ello, se procederá con Cabernet y Tannat hacia finales de mes. “Están muy bien de grados y acidez, va a ser una cosecha de calidad”, acotó.

“Creo que hasta mediados de marzo vamos a intentar a esperar las últimas”, comentó y agregó que algunas variedades de grises que suelen dejarse para sacar tardías, como Sauvignon, ya se encuentran con 14 grados y no se podrá alcanzar los 17 grados por el exceso de agua y posibles problemas sanitarios.

Centro Vitis intentará moler al menos 50 mil kilogramos de uva para vino fino. En el caso de superar la capacidad de acopio, derivarán hacia el sur del país.

SUR

González, que se desempeña como asesor de bodegas en el sur del país, explicó que éstas en enero tenían sus vid con muy buen desarrollo pero las precipitaciones continuas y el viento complejizaron la situación, con la aparición de hongos en racimos apretados. Ello provoca que uvas destinadas en un principio para vinos finos sean cosechadas y utilizadas en vinos de menor calidad. Es el caso del Moscatel y el Merlot, expresó.

En el caso de las variedades para Champagne, son de cosecha temprana y no sufrieron problema alguno, indicó.

PROBLEMAS CON AVES

El especialista manifestó que cuentan con un serio problema con loras y palomas y lo atribuyó a una menor plantación y concentración de los cultivos.

En la actualidad la mejor manera de enfrentar a las palomas, un problema muy serio, es con el uso de una malla que se coloca alrededor de la vid. Sin embargo, el ingeniero agrónomo indicó que su costo es elevado, ya que a los U$S 500 por hectárea que cuesta la malla, se le debe sumar la mano de obra.

AUSENCIA DE MANO DE OBRA

Por otro lado, González lamentó la escasez de mano de obra joven para los viñedos. Explicó que para la presente zafra de cosecha se han inscripto pocas personas y la mayoría son adultos. Faltan jóvenes que puedan realizar los trabajos más pesados, indicó. Incluso, comentó que en el sur, donde existen máquinas vendimiadoras, también hace falta personal.

Respecto a los menores, adolescentes de 15 a 18 años, el especialista señaló que el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU), realiza muy bien su trabajo y exige un permiso especial de los padres para entregarles tijeras a los adolescentes. El problema, acotó González, es que se exigen procedimientos muy burocratizados y difíciles de realizar de cara a la zafra.

Por la misma línea, argumentó que habitualmente el trabajador zafral es inestable, por lo que al principio de la zafra se puede tener determinados obreros y al final de la misma, otros. Sin embargo, el Estado exige que todos deben estar inscriptos en el Banco de Previsión Social (BPS), lo cual “es un tema complicado eso”.

 

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa

 

 

 

 

 

Compartir en: