16 de Julio de 2018
Máx. Min.
Avicultura 20 de Junio de 2018

Presidente de Afpu: “La gente no tiene esperanzas” en el sector avícola

Uruguay está “bajando la producción y la cantidad de kilo de pollo producido”, y una de las razones más importantes es “la importación desmedida de carne de cerdo proveniente de Brasil”.

Avicultura 20 de Junio de 2018

Presidente de Afpu: “La gente no tiene esperanzas” en el sector avícola

Uruguay está “bajando la producción y la cantidad de kilo de pollo producido”, y una de las razones más importantes es “la importación desmedida de carne de cerdo proveniente de Brasil”.

Montevideo – TodoElCampo – Cada mes la avícola nacional suma establecimientos que deben disminuir su producción o cerrar. Las dificultades del sector se dan por varios factores, algunos que no se pueden resolver en la interna como la deuda de U$S 7 millones que dejó Venezuela, pero otros que sí podrían atenderse en el país como es el caso de la fuerte importación de carne de cerdo brasileña que es el principal competidor de la avicultura nacional además de las compras de aves que hacen a Chile, Estados Unidos y también Brasil. Otra medida interna solicitada por los productores y la Cámara Avícola es incrementar las devoluciones por exportaciones, pero las autoridades ya decretaron que reducirán ese incentivo a la mitad. Todo eso hace que los establecimientos cierren “porque la gente no tiene más esperanzas en el sector”, dijo José Strassarino.

El presidente de la Asociación de Faconeros de Pollo José Strassarino dijo que “por diferentes factores” Uruguay está “bajando la producción y la cantidad de kilo de pollo producido”, y una de las razones más importantes es “la importación desmedida de carne de cerdo proveniente de Brasil”.

El ingreso de carne de cerdo “atenta directamente contra la carne aviar” porque el cerdo “es el competidor más cercano” para los productores de pollo.

La carne de vacuno “se despega del resto de las carnes con 54 o 55 Kgs. de consumo per cápita, la carne de cerdo pasó de 9 Kgs. que teníamos hace unos años a 19 Kgs. per cápita; y la avicultura que tendría que estar en 30 y pico o 40 kilos está en 20 o 22 Kgs.”, explicó.

Añadió que eso se da por “la carne de cerdo que se importa” ya que “el 75 % de lo que se consume es importado, y hace que se consuma más cerdo que ave”. “Por semana ingresan al país 37 contenedores de cerdo” y “las empresas que antes producían cerdo como Cristiani, Ottonello, Schneck, Sarubi, ninguna tiene un criadero”, solo “quedan cuatro criaderos” de cerdo en el país, afirmó.

Strassarino dijo que quedó “bastante atónito” ante la medida tomada por el Ministerio de Economía “al reducir la devolución a las exportaciones. La carne de ave tenía una devolución del 6 % en impuestos, o sea que cada 100 dólares que se exportaba de carne de ave, el Ministerio de Economía devolvía 6 dólares. Esto era un incentivo para las empresas exportadoras”.

La Asociación de Faconeros y la Cámara Uruguaya de Procesadores Avícolas (Cupra) estaba con la postura de llevar esa devolución al 10 o 12 % aunque fuera por 18 meses (un año y medio) para incentivar a las empresas, “pero en la última Mesa Avícola nos enteramos que desde el 31 de a agosto el Ministerio de Economía baja del 6 al 3 % la devolución del impuesto”, dijo.

No sabemos el por qué” de esa resolución. Hemos pedido audiencias para que nos explicaran por qué de esa resolución, “porque aunque se nota que es una medida recaudadora, tampoco es beneficiosos para el país”, indicó el presidente de Afpu.

En 2017 “el país tuvo que devolver a las empresas 240 mil dólares por ese 6 %, o sea bajar del 6 al 3 % son 120 mil dólares que el gobierno se ahorraría de pagar”, y para un sector como el avícola “que viene siendo muy castigado desde hace unos años, recordemos la deuda de Venezuela con todo el sector por más de 7 millones de dólares, con todos esos perjuicio, con la carne de cerdo importada que llega desde Brasil, las aves que llegan desde Estados Unidos, la carne de ave que se importa desde Brasil, la que se importa desde Chile, sumados todos esos problemas el Ministerio de Economía baja la devolución y el único beneficio obtenido son 120 mil dólares”, puntualizó José Strassarino.

CADA VEZ MENOS PRODUCCIÓN.

El gremialista y productor avícola dijo que cada mes desaparecen establecimientos. “A medida que pasan los meses son cada vez menos los productores”, expresó, y agregó que en los dos meses anteriores “son 8 los productores que dejaron sus galpones. El mes pasado una empresa sacó a 6 productores, otra empresa está sacando a 3 productores este mes; empresas que faenaban 6 días lo están haciendo 5 días a la semana; otra que faenaba 5 ahora lo hace 4 días a la semana; empresas que faenan tres días por semana. Todo eso muestra que hay menos aves para faenar, menos productores y menos horas para los empleados de las plantas frigoríficas, menos horas para los camiones”.

Ante esa realidad lo que nos interesa como Asociación es “buscar una solución y ver como de a poco se va caminando a mejor destino. Sabemos que no se soluciona de un día al otro y que va a llevar años”, opinó.

El mes pasado fueron cuatro establecimientos nuevos que cerraron y se vendieron a precios irrisorios, eso pasa “porque la gente no tiene más esperanzas en el sector”.

URUGUAY APUESTA A IMPORTAR Y QUE PRODUZCA OTRO.

Ante esta realidad estamos perdiendo la producción. Strassarino entonces planteó qué va a suceder cuando surja un problema internacional, sea “sanitario, bélico o de cualquier otra naturaleza, ¿qué vamos a comer? Vamos a decir ‘vamos a empezar a producir’ pero no vamos a tener el aparato productivo ni la gente en el campo con el conocimiento y las ganas de producir. Ahí nos vamos a dar cuenta de lo que ahora hacemos mal, y no es por ser fatalista sino realista”, subrayó.

Por eso “tenemos que mantener la gente en el campo, tenemos que mantener una rentabilidad mediana para que las nuevas generaciones se mantengan en el campo, y no está pasando eso”. En diez o quince años vamos a vivir las consecuencias de lo que hacemos ahora, aseguró.

En cuanto a la tendencia mundial, el faconero dijo que “todo el mundo apuesta a la producción de pollo, que en un futuro va a alimentar a los billones” de ciudadanos que habrá en el planeta, pero Uruguay “apuesta a importar y que se produzca en otro lado”.

EL MINISTERIO DE GANADERÍA, AGRICULTURA Y PESCA.

Por otra parte José Strassarino valoró el accionar del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) “que se ha puesto las pilas en la reestructuración de las granjas, en fenología, en el análisis microbiológico”. El MGAP trabaja “para adecuar al país para poder ser exportador”.

El pedido de Afpu es llevar la devolución del 6 al 10 o 12 %, esto es que el país agregue en la avicultura 240 mil dólares por año, pero ocurrió lo contrario, lamentó, y “no podemos entender cómo en unos años vamos a poder estar mejor con medidas como esa”.

Compartir en: