24 de Setiembre de 2017
Máx. Min.
Ovinos 16 de Agosto de 2017

Por cada denuncia de abigeato, la policía de Paysandú recibe cuatro vinculadas a la amenaza por perros sueltos

Se llevó adelante el seminario El Negocio Ovino 2017 con importantes aportes para el fortalecimiento del rubro, a través de acciones interinstitucionales para superar limitantes.

Ovinos 16 de Agosto de 2017

Por cada denuncia de abigeato, la policía de Paysandú recibe cuatro vinculadas a la amenaza por perros sueltos

Se llevó adelante el seminario El Negocio Ovino 2017 con importantes aportes para el fortalecimiento del rubro, a través de acciones interinstitucionales para superar limitantes.

Montevideo – TodoElCampo- El seminario sobre El Negocio Ovino 2017, organizado por el Plan Estratégico Nacional del Rubro Ovino (PENRO) y coordinado por el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), se desarrolló este martes en las instalaciones del Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU).

Uno de los cuatro módulos fue el Fortalecimiento del rubro; Acciones interinstitucionales para superar limitantes, donde entre otros disertantes, se encontraban Jorge Díaz, fiscal de Corte, y Luis Mendoza, jefe de Policía de Paysandú.

DESCONOCIMIENTO

TodoElCampo estuvo presente y dialogó con Jorge Díaz, fiscal de Corte, quien señaló que existe un desconocimiento generalizado del negocio agropecuario, por lo que es necesario “convencer a la gente que se sale adelante con el agro, o no sale”.

En ese marco, también se llevan adelante jornadas de sensibilización sobre el sector rural hacia los jueces y fiscales, con énfasis en la importancia de los negocios rurales y cómo investigar delitos realizados en el medio rural: ya sea por la vulnerabilidad ante delitos comunes o por delitos propios del rubro, tanto abigeato como contrabando de animales.

En cuanto al abigeato y el contrabando, dijo que es “necesario conocer cómo funciona el negocio para poder detectar dónde están las irregularidades y dónde hay indicios del delito. Es importante conocer el registro de marca, el registro de señales, las guías”, entre otros. “Todo eso hay que explicárselos, porque la mayoría de los fiscales vienen de la ciudad”, acotó.

Sostuvo que en general los delitos contra la propiedad están destinados a abastecer un mercado ilícito; entonces “si alguien roba, es porque alguien compra”. Indicó que actualmente se trabaja para no quedarse con el primer eslabón de la cadena, o sea el que sustrae al animal, sino acaparar hasta el final de la misma en una persecución estratégica del delito: “hay que destruir esa demanda, porque en la medida que no se haga, los delincuentes van a seguir existiendo”.

Dijo que el productor rural se ve afectado psicológicamente al encontrarse animales muertos en su predio y ello termina por generar un sentimiento de abandono y ausencia de protección que provoca que “termine dejando de criar animales”.

El fiscal se mostró optimista con las medidas que se han tomado en el último tiempo para combatir los problemas en el medio rural, aunque después “la realidad dirá”.                

COORDINADOR DE LA SEGURIDAD RURAL

En Paysandú se logró abigeato cero durante el mes de julio y ello le valió a Luis Mendoza, jefe de Policía de Paysandú, ser nombrado representante del Ministerio del Interior (MI) en la Comisión de Seguridad Rural Nacional,

Dijo a TodoElCampo que cuando asumió como jefe en 2016, optó por una nueva forma de actuar y dividió el departamento en zonas, donde el sector rural adquirió la misma importancia que el urbano. Asimismo, se comenzó una apuesta estratégica preventiva-disuasiva, donde la presencia policial es a través de patrullajes “dinámicos y sorpresivos”.

Esos patrullajes, sus frecuencias y horarios, se efectúan a partir de las denuncias y la posterior elaboración de mapas georeferenciados. Por ese motivo, Mendoza le otorga una gran importancia al contacto con los productores y que los agentes oficiales se ganen la confianza de las personas; “tengo que trabajar para que la gente me crea y denuncie (…) trabajar en conjunto, policía con ciudadanía”.

El jefe de Policía recordó que al momento que se comenzó a controlar el abigeato, quedó al descubierto la faena clandestina. Y si bien esta última toda la vida se hizo, explicó Mendoza, ya no se puede justificar por la existencia de hambre, porque el Estado cuenta con varias herramientas para combatirla, entre ellas el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), por lo que se hace evidente un mercado en negro de venta y compra de carne.

Por otro lado, el jerarca reconoció que se han reducido a nivel nacional los problemas por abigeato de un tiempo a esta parte y ejemplificó con su jurisdicción, donde por cada animal que se pierde producto de un abigeato, otros 4,8 son debido al ataque de perros. Al respecto, sostuvo que el abigeato es un problema netamente de la policía y él lo resuelve con sus efectivos, pero con el asunto de los perros, ya es otra cosa y debe apelar al trabajo en conjunto con la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (COTRYBA).

 

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa.

Compartir en: