26 de Setiembre de 2020
Máx. Min.
Agricultura 04 de Agosto de 2020

Parlamentarios británicos piden un cambio legislativo para impulsar las herramientas de mejora genética

Liberados de las decisiones de la Unión Europea, Gran Bretaña se encamina a aceptar la mejor genética como una herramienta que lo pongas en pie de igualdad con sus competidores de la talla de EE.UU, Australia o Japón.

Agricultura 04 de Agosto de 2020

Parlamentarios británicos piden un cambio legislativo para impulsar las herramientas de mejora genética

Liberados de las decisiones de la Unión Europea, Gran Bretaña se encamina a aceptar la mejor genética como una herramienta que lo pongas en pie de igualdad con sus competidores de la talla de EE.UU, Australia o Japón.

Londres, Inglaterra – TodoElCampo – a Luego de la salida del bloque europeo cuyas normas restringe los avances en las mejoras genéticas para la producción, un grupo de parlamentarios británicos de distintos partidos pidieron al gobierno que revea las normas europeas que bloquean el acceso a herramientas de mejora genética, y argumentaron que el resto de los países competidores no comunitarios tienen acceso a esas tecnologías.

Se busca cambiar la definición de organismos modificados genéticamente (OMG), esto  es dejar atrás la que ha adoptado la Unión Europea y asumir una compatible con el Protocolo de Cartagena, del cual el Reino Unido es signatario. De esa forma los científicos, agricultores, fitomejoradores y criadores de animales británicos podrán acceder a las nuevas tecnologías de edición genética que los países de fuera de la Unión.

La petición la ha hecho el equipo de Ciencia y Tecnología Agraria del All-Party Parliamentary Groups (APPGs), grupo que también se ha interesado en las perspectivas de técnicas más avanzadas de edición de genes como Crispr, que ofrecen mejoras en la rapidez y precisión de la cría de cultivos y ganado. Los parlamentarios afirman que las técnicas podrían presentar al Reino Unido grandes oportunidades para mantener el ritmo de las demandas de mayor productividad agrícola, eficiencia en el uso de los recursos y una resistencia más duradera a las plagas y enfermedades, publicó Farmiguk, sitio web de información agropecuaria de Gran Bretaña, y citó Fundación Antama especializada en biotecnología.

La petición obedece a las dificultades que arrastra el sector británico a partir de julio de 2018 cuando el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictaminara que esas nuevas herramientas de edición genética deberían regularse como OMGs, lo que puso a la Unión Europea en desacuerdo con Estados Unidos, Australia y Japón.

La comunidad científica europea criticó fuertemente el fallo afirmando que era un obstáculo para la innovación y sostenibilidad europea y que no tenía ninguna justificación científica, ya que un OMG no es lo mismo que un organismo editado genéticamente, que es lo que se obtiene con técnicas como el Crispr.

Los ministros británicos han manifestado su desacuerdo con la decisión del TJUE y han declarado que la opinión del gobierno británico sobre los organismos editados genéticamente no deberían estar sujetos a la regulación de OMGs ya que los cambios en el ADN que se realizan con las tecnologías Crispr podrían haberse producido de forma natural o mediante métodos de reproducción tradicionales.

El presidente de APPG, Julian Sturdy MP, dijo que las enmiendas propuestas al Proyecto de Ley de Agricultura “liberarían” al sector agroalimetnario británico y permitirían a los “fantásticos investigadores británicos desarrollar rasgos que respalden sistemas agrícolas más sostenibles en las partes menos desarrolladas del mundo”.

Foto El Economista.

Compartir en: