09 de Diciembre de 2019
Máx. Min.
Agricultura 17 de Noviembre de 2017

Nuevos hallazgos que minimizan el uso de agroquímicos para el control de aves plagas

Los disertantes destacaron la importante reducción en la aplicación de agroquímicos a través de nuevas técnicas, tecnologías y estudios que permitieron descubrir como minimizar los impactos.

Agricultura 17 de Noviembre de 2017

Nuevos hallazgos que minimizan el uso de agroquímicos para el control de aves plagas

Los disertantes destacaron la importante reducción en la aplicación de agroquímicos a través de nuevas técnicas, tecnologías y estudios que permitieron descubrir como minimizar los impactos.

Montevideo – TodoElCampo – Expertos destacaron nuevos hallazgos que minimizan el uso de agroquímicos a través de buenas prácticas para el control de aves plagas que desde el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP) se las denomina “aves perjudiciales”.

El miércoles pasado el director general de los Servicios Agrícolas Federico Montes, la responsable técnico por la Dirección General de Servicios Agropecuarios (DGSA-MGAP) Ethel Rodríguez, y el director del Programa de Cultivos de Secano del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) Sergio Ceretta, difundieron los avances y nuevos materiales disponibles para las buenas prácticas en el control de aves perjudiciales.

Las actividades humanas como la agricultura introducen cambios en los ambientes naturales que en ocasiones provocan un incremento de las poblaciones de aves.

Esas poblaciones superabundantes pueden generar conflictos entre los seres humanos y los animales, expresaron.

Esos conflictos generan problemas como el daño a cultivos, transmisión de enfermedades, riesgo de colisiones con vehículos, accidentes aéreos, degradación ambiental.

Cualquiera de esas situaciones puede ocurrir, por lo cual es necesario que se ejecuten planes específicos que las eviten.

Los disertantes destacaron la importante reducción en la aplicación de agroquímicos a través de nuevas técnicas, tecnologías y estudios que permitieron descubrir como minimizar los impactos.

Sergio Ceretta (en la fotografía en la izquierda) expresó se han logrado cosas “bien interesantes” en el control de plagas. “Hoy podemos presentar algunos productos” en ese sentido pero también estamos “planificando los próximos pasos” como seguir “fortaleciendo” el trabajo y la formación de recursos humanos”, señaló.

Se trata de “aportar al productor soluciones que sean efectivas, amigables con el ambiente y que permitan incrementar la producción y la competitividad”.

A modo de ejemplo y entre las cosas “bien interesantes” que se han desarrollado Ceretta dijo que se ha “racionalizado la aplicación de los repelentes a través de una aplicación de ese repelente en la semilla”.

Explicó que luego ese repelente “luego de que la semilla germina, se expresa en los cotiledones y eso permite enfrentar a las aves”.

“Eso nos está hablando de un método que es efectivo desde el inicio, desde que la semilla emerge, implicó estudiar una cantidad de interacciones de otros aspectos agronómicos que hacen a la competitividad del cultivo”, y disminuir “la cantidad de agroquímicos que estamos utilizando para ahuyentar las aves” o “utilizar agroquímicos de mucho menor impacto”, concluyó el técnico.

Las principales aves perjudiciales son la cotorra, la paloma torcaza, la paloma de monte, la paloma de ala manchada y el pájaro negro o garibaldino. “Todas ellas están vinculadas a la producción en distinta forma” y producen daño, explicó Ethel Rodríguez

VIDEO.

Video completo de la conferencia de prensa sobre buenas prácticas para el control de aves plaga con la exhibición de Power Point.

APUNTES SOBRE ALGUNAS PLAGAS. LA COTORRA.

A partir del 2002 se retomó la campaña contra la cotorra (Myiopsitta monachus), lo cual generó la sanción del Decreto 343/002 de Control de Cotorra,  aprobado definitivamente el 29 de agosto del 2002 por el MGAP.

El objetivo de la campaña de Lucha Contra la Cotorra (CLCC) es disminuir significativamente la población de esta especie en las zonas afectadas y posteriormente mantener un bajo nivel poblacional. La estrategia de trabajo de la DGSA se basó en: Primero, la aplicación de un método de control  que asegure una efectividad cercana al 100 % de los nidos en  la región de tratamiento. Segundo, promover la activa participación de productores y sus instituciones, con el fin que se organicen y  tomen medidas de   control permanentes. Tercero, promover acciones de capacitación de los actores involucrados. Cuarto, lograr el autofinanciamiento de la Campaña y procurar extender la misma a todas las regiones    afectadas del país.

PALOMAS Y GORRIONES.

Palomas y gorriones pueden causar problemas en silos o galpones donde se almacenan granos o frutas. Dependiendo del tipo de estructura, estas aves pueden volverse un problema si logran tener acceso al interior de los edificios.

Una vez allí, pueden consumir alimentos almacenados y contaminar el lugar con sus materias fecales.

Los daños que ocasionan básicamente consisten en que, sus heces de efecto corrosivo, pueden afectar superficies de edificios y otras metálicas (máquinas, automóviles). Además de eso, las heces pueden transmitir enfermedades, algunas de las cuales pueden potencialmente contagiarse al hombre. Finalmente, los ectoparásitos (por ejemplo los piojillos) pueden afectar personas u otras aves domésticas.

MEDIDAS DEL MANEJO DEL PROBLEMA. El manejo de fauna es una actividad que busca el balance entre las necesidades de las actividades humanas y las de la fauna, para el beneficio de ambas. Algunas veces la solución de un conflicto entre seres humanos y animales es el cambio en el comportamiento de los primeros y otras veces de los segundos.

MODIFICACIÓN DEL AMBIENTE. La eliminación, cuanto sea posible, de los lugares donde las palomas se alientan o beben, así como de aquellas estructuras donde se posan o nidifican, es una medida de control del problema efectiva y a veces de las más económicas.

En el caso de personas que alimentan las aves, esta actividad debe ser desestimulada.

Las aves pueden excluirse de los silos eliminando todas las entradas innecesarias mayores a 2 cm (si hay problemas con gorriones) y/o 4 cm (si se trata de palomas), mediante vidrios, ladrillos o bloques, nylon, mallas plásticas o metálicas dependiendo del lugar y el presupuesto. Las grandes puertas de entrada pueden protegerse con tiras anchas de plástico transparente (como las que se usan en los tambos para las moscas) en el tercio superior o la mitad de la misma. También pueden usarse redes para cubrir cajones con frutas y evitar el acceso de las aves. Las zonas en las que se debe trabajar, pueden protegerse con mallas removibles para que el personal tenga acceso.

Los antepechos de ventanas, barandas o serchas de metal deben ser también protegidos o modificados para que las aves no puedan posar. Para ello pueden utilizarse nylon, mallas o cualquier elemento que permita disminuir ese ángulo impidiendo la nidificación.

Existen en el mercado una serie de elementos de alambre que pueden colocarse en esos lugares con el mismo fin.

Asimismo se utilizan repelentes eléctricos para impedir que las aves posen.

La limpieza de restos de granos alrededor del edificio es muy importante, no sólo porque elimina las fuentes de alimentación que aumenta la capacidad reproductiva de las aves, sino que evita que actúe como llamador de aves del lugar.

(Datos del MGAP).

Compartir en: