18 de Agosto de 2018
Máx. Min.
Política 02 de Abril de 2018

No va más. Hay que poner orden

Se necesita un nuevo enfoque en materia de seguridad pública, que abarque obviamente la multicausalidad del delito, las políticas de reinserción social, pero también que enfrente a la delincuencia y los delincuentes.

Política 02 de Abril de 2018

No va más. Hay que poner orden

Se necesita un nuevo enfoque en materia de seguridad pública, que abarque obviamente la multicausalidad del delito, las políticas de reinserción social, pero también que enfrente a la delincuencia y los delincuentes.

Jorge Larrañaga – Paysandú – TodoElCampo – Los delincuentes tienen a la sociedad uruguaya al borde del knockout, nos están ganando.

Día a día se observa el avance de una violencia desconocida en el país.

300 homicidios por año. Un enorme aumento de los femicidios. ¿Cuándo nos hubiéramos imaginado un país con 20.000 rapiñas entre las consumadas y las tentativas?, ¿cuándo se hubiera pensado que en el interior del país se verían como nunca antes, ajustes de cuentas o un incremento de las rapiñas? y ¿cuándo se hubiera creído que en nuestro país existieran sicarios, barrios tomados por el narcotráfico dejando a miles de compatriotas honestos y trabajadores rehenes de estos delincuentes? Repito, porque a veces es necesario reiterar: hay barrios de Uruguay tomados por los narcos, hay sicarios y hay guerra entre bandas.

Es inocultable el aumento de la violencia y de la delincuencia, como lo es también la sensación de indefensión y caos en el que vive nuestra sociedad.

El Estado tiene la responsabilidad primordial de cuidar a su gente. No lo está haciendo.

Es hora de parar la mano. Bueno…hace rato. Es hora de aplicar todos los instrumentos del Estado -sin tapujos de orden ideológico- para salvaguardar a la población; es tiempo de restaurar el orden. Si señores, el orden, porque en este país no lo hay.

Se necesita un nuevo enfoque en materia de seguridad pública, que abarque obviamente la multicausalidad del delito, las políticas de reinserción social, pero también que enfrente a la delincuencia y los delincuentes.

Se ha dicho por parte de las autoridades que se necesitan políticas sociales, políticas de rehabilitación y un sistema penitenciario que cumpla el rol reeducador. Estoy totalmente de acuerdo. Pero me pregunto, les pregunto a los señores del gobierno: ¿no lo han hecho? Cuando el Ministro del Interior dice que «se necesita un shock de políticas sociales, de vivienda, de urbanización» [1], me pregunto, le pregunto: ¿recién se dio cuenta?, ¿qué han estado haciendo hasta ahora?

Y cuando advierte el mismo Ministro que «no alcanza el Plan 7 zonas para eso», que «eso no se va a poder hacer con el Presupuesto que tenemos ahora» y que «además, si lo empezáramos ahora, no tendría efecto ahora, tendría efecto dentro de 8 años, o 10 años». Entonces ¿cuándo se va a hacer?

El gobierno diagnostica cuál es -a su criterio- la solución de fondo al problema, pero dice, reconoce que no lo va a hacer. No hay confesión más clara -y también más lamentable- que la que ha hecho el responsable de la política de seguridad del gobierno.

El gobierno tiene que reaccionar y hacerse cargo. No va más. No corre más esto de hacerse los desentendidos.

No es admisible que permanentemente echen culpas hacia afuera. Han responsabilizado del aumento de delitos: al neoliberalismo, al capitalismo, al consumismo, a los 90, al 2002, y hasta han osado responsabilizar a la víctimas (civiles y policías), pero nunca han hecho ni la menor autocrítica. No se les ha ocurrido admitir que falla la política de seguridad, que no es suficiente lo que se está haciendo. Perdón, no quiero olvidarme de las iniciativas del gobierno…aparentemente ahora van a salir con escopetas con balas de goma…

En 2016 promovimos la Censura al Ministro del Interior. Es el mayor mecanismo de contralor parlamentario para hacer efectiva la responsabilidad política de un Ministro. No obtuvimos los votos. La mayoría parlamentaria del Frente Amplio blinda a sus ministros, y también marca que la política de seguridad del gobierno es responsabilidad de todos los sectores del Frente Amplio, algo que siempre es bueno recordar, no sea cosa que alguno del oficialismo quiera sacar la pata del lazo.

Pero nosotros no venimos solo con la protesta -que también es parte de nuestra responsabilidad como Oposición-, venimos con propuesta.

Hemos venido presentando una batería de proyectos de ley para darle mejores instrumentos a la policía y a la Justicia para afrontar el problema. Y lo seguimos haciendo.

Estamos convencidos que se necesita mejores instrumentos jurídicos, por eso proponemos el Cumplimiento Efectivo de las Penas para determinados delitos de modo que en determinados casos no se apliquen institutos liberatorios. Consideramos que hace falta en nuestro ordenamiento un nuevo instrumento como lo es la Reclusión Permanente Revisable para delitos muy graves. También que se debe aumentar las penas para los menores infractores como lo hemos propuesto desde 2009.

Y creemos, que como sucede en otros países, es posible y necesario que efectivos de las fuerzas armadas colaboren con la Policía [2]. El estado debe usar todos sus recursos humanos en defensa de su gente. No hay lugar para prejuicios ideológicos.

 

Como lo expresé anteriormente, esto no va más. El país precisa firmeza, liderazgo para enfrentar una delincuencia cada vez más creciente y mejor armada que pone en riesgo la convivencia pacífica entre los uruguayos.

Sucede muchas veces que el gobierno no acompaña ninguna iniciativa que lleve la firma de un legislador de la Oposición. Quizás sea hora de acompañar la firma de nuestros proyectos con la firma de miles de uruguayos que quieren cambiar la política de seguridad y volver a estar seguros.

NOTAS. [1]  Entrevista que el Ministro Eduardo Bonomi concedió al periodista Emiliano Cotelo en Telemundo 12 el 1 de marzo de 2018.

[2] Proyectos de ley sobre seguridad disponibles Aquí.

Compartir en: