27 de Mayo de 2018
Máx. Min.
Apicultura 13 de Diciembre de 2017

¡Nada iguala su lucir!

"La población mundial aumenta, Uruguay ya no será un barrio de Shanghái pero pronto tendrá solamente la población de una de sus calles. Es exagerado, pero el razonamiento viene por el lado de que cada vez se necesita más miel para la creciente cantidad de habitantes".

Apicultura 13 de Diciembre de 2017

¡Nada iguala su lucir!

"La población mundial aumenta, Uruguay ya no será un barrio de Shanghái pero pronto tendrá solamente la población de una de sus calles. Es exagerado, pero el razonamiento viene por el lado de que cada vez se necesita más miel para la creciente cantidad de habitantes".

Christophe Lhéritier – Montevideo – TodoElCampo – Con razón la bandera de Uruguay luce un sol. La luminosidad de los procedimientos comerciales y productivos de este país también lo representa. En tiempos muy difíciles para la apicultura uruguaya por los garrones que se come de otras actividades rurales, sumado a los problemas climáticos, se suben al carro los bajos precios internacionales. La luminosidad está en esto: nuestros apicultores siguen produciendo miel, pero miel de verdad.

La población mundial aumenta de manera tan impresionante que Uruguay ya no será el equivalente a un barrio de Shanghái pero pronto tendrá solamente la población de una de sus calles. Es exagerado, pero el razonamiento viene por el lado de que cada vez se necesita más miel para la creciente cantidad de habitantes, el consumo crece, las abejas desaparecen, el clima es caótico y sin embargo los precios quedan planchados. Entonces miramos un poco más de cerca a nuestros competidores “baratos” que nos impiden mejorar. Es el caso de India que provee alrededor del 90 % de sus exportaciones a EE.UU. y que en 8 años triplicó su volumen (hoy unas 40.000 Tons.). ¿Por qué Alemania se “pierde” esta producción, en general barata? Es muy probable que no puedan comprar una miel que no contenga polen, porque una gran parte de lo que producen proviene del árbol del caucho pero no de flores. Una “miel” a la cual hay que sacarle la humedad para que no fermente. Para EE.UU. ese producto es miel y la ponen al nivel de Miel de Sudamérica (en precio). El USDA está redefiniendo la miel en EE.UU. y se dice que no aparecerá la mención al polen, como sí aparece en el Codex Alimentarius. ¿Usted no desconfiaría? (decía uno de los personajes de Eduardo D'Angelo en la radio).

Pero si esto llama la atención, lo de Ucrania es bastante más dramático, más hollywoodense . Aquí se mezcla la política y el remake de USA versus URSS.

Los norteamericanos participando de una guerra fratricida entre ucranianos y rusos, tratando de salvar a los ucranianos de la bancarrota sin perder dinero, “asesorando”.

Se matan en la frontera y ellos piensan en lo estratégico que es este país por estar entre Europa y Rusia.

Ucrania se quedó sin el peaje que cobraba por el pasaje del gas de Rusia a Europa y se suman los costos de la guerra donde están muriendo miles de hermanos. Para no poner dinero, EEUU ayuda a producir más al agro ucraniano. Sus principales producciones son: trigo, girasol, aceite de girasol y miel.

Recordamos cuando empezaba la guerra entre Ucrania y Rusia: justo cuando Apimondia en Kiev. La armada de importadores de EEUU, ya estaba en gira por el país una semana antes.

Antes de 2013 exportaban unas 15.000 toneladas y este año alcanzarán las 60.000 toneladas.

Ucrania tiene unos 400.000 apicultores y un promedio de aproximadamente 10 colmenas por apicultor. Los pequeños producen las 40.000 toneladas que consumen los 42 millones de habitantes. Nadie entiende cómo se producen las 60.000 restantes. Los mal pensados sugieren que hay triangulaciones porque los estímulos como cuotas de cero aranceles de parte de la Unión Europea y la devaluación del grivna no son suficientes. También es difícil imaginar que en los lugares de guerra se pueda pensar en políticas de desarrollo de la apicultura o en producir más si hay que esquivar bombas y balas.

Ni hablemos de la miel de China porque tampoco quiero llegar al punto de ser grosero.

Aquí seguimos siendo muy luminosos, analizando lo que no nos piden, agregando registros y controles, pensando que nuestros mercados van a confundir la luz del sol con el brillo del oro.

Compartir en: