24 de Setiembre de 2017
Máx. Min.
Agricultura 25 de Agosto de 2017

Lotes anegados no entrarán en el circuito del maíz y pasarán directamente a la soja de primera en Argentina

Argentina pasó de exportar 8,6 millones de toneladas en la campaña 2015-2016 a 11,2 millones en 2016-2017; y se estima que para la 2017-2018 se mantenga en 11 millones de toneladas.

Agricultura 25 de Agosto de 2017

Lotes anegados no entrarán en el circuito del maíz y pasarán directamente a la soja de primera en Argentina

Argentina pasó de exportar 8,6 millones de toneladas en la campaña 2015-2016 a 11,2 millones en 2016-2017; y se estima que para la 2017-2018 se mantenga en 11 millones de toneladas.

Montevideo – TodoElCampo- Las medidas tomadas por el actual gobierno de Argentina activaron el mercado y éste propone mejores precios que la década pasada. Ello provocó el cambio de ánimo del sector, con productores que apuesta en tecnología, analistas de sistemas que generan aplicaciones para el rubro agropecuario y, además, se le busca el valor agregado tanto a la soja como el maíz, comentó a TodoElCampo Sofía Corina, de la Bolsa de Comercio de Rosario (Argentina).

En referencia al trigo, señaló que la siembra avanzó con muy buenas perspectivas y una clara intencionalidad de aumentar su volumen en la presente campaña. Sin embargo, en algunas zonas no pudo ser posible por exceso hídrico, sobre todo en el núcleo triguero en el sur de la provincia de Buenos Aires.

Es así que restan 330 mil hectáreas por sembrar y seguramente no se concrete el crecimiento esperado. Estos lotes anegados o bajo agua se encuentran en el oeste de la provincia de Buenos Aires o La Pampa, pero no tanto en la zona núcleo, comentó la ingeniera agrónoma.

Respecto a los costos productivos del otro lado del Río de la Plata, Corina indicó que la combinación del trigo con soja de segunda, en campos arrendados, por ejemplo, permite que “dos cultivos en un mismo ciclo agrícola puedan disminuir los costos fijos”. Argumentó que a la soja de primera, que aún mantiene la retención impositiva, “le están quitando rentabilidad”, porque ha tenido altos costos de producción, apuntalados por los valores de las rentas y los herbicidas. Esto hace que “la soja de primera ya no sea “él” negocio en éste momento”, y por ello “muchos se volcaron a hacer doble cultivo, que allí ya tienen dos ingresos: el trigo está dando márgenes positivos en la zona núcleo y la soja también”, acotó.

MAÍZ

En los últimos tiempos el maíz se ha vuelto un buen negocio en Argentina y ello incentivó la producción, expresó la especialista de la Bolsa de Comercio de Rosario. Si bien ha caído el precio del mismo, la quita de la retención hace que en relación a la soja “el margen esté por encima”.

A pesar de ello, los costos de producción continúan en alza por la inflación y la participación de la mano de obra y el flete. Todo depende de la proximidad a un puerto que tenga el productor.

Las semillas de maíz requieren una alta inversión inicial, de U$S 180, en una producción de riesgo alto. Pero si la campaña es buena, “va a tener un muy buen retorno en relación a la soja”.

En definitiva, se estima que el área no sólo se mantendrá sino que crecerá entre 5 o 10 %, unas 6 millones de hectáreas, aproximadamente.

STOCK DE TRIGO

El nivel de stock actual de Argentina es bajo, ya que durante la última campaña se colocó gran parte del trigo. En la actualidad, sólo cuenta con 800 mil toneladas, lo cual es muy bajo.

Ello se debe al aumento de las exportaciones, que pasaron de 8,6 millones de toneladas en la campaña 2015-2016 a 11,2 millones en 2016-2017. Y se estima que para la 2017-2018 se mantenga en 11 millones de toneladas. “Entonces, si bien creció la producción, al haber crecido las exportaciones, los stock finales disminuyeron”, informó.

En cuanto al consumo interno, informó que es un guarismo más estable, el cual se mantiene en 6,6 millones de toneladas.

PERSPECTIVA DE LA CAMPAÑA DE SOJA

Según explicó Corina, aún es imposible saber la cantidad de soja que se va a implantar. La existencia de lotes anegados que no entrarán en el circuito de maíz, básicamente porque éste siembra en setiembre, lo más probable es que a finales de octubre y principios de noviembre se utilicen para sembrar soja de primera. No obstante, se debe esperar, porque allí nuevamente el clima “es la variable que determina si se va a poder sembrar o no”.

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa.

Compartir en: