18 de Noviembre de 2017
Máx. Min.
Agricultura 25 de Octubre de 2017

“Los que ganen con el trigo este año se van a contar con los dedos de una mano”

En la etapa final de los cultivos de invierno, donde el clima fue adverso en buena parte del ciclo por la abundancia de precipitaciones y altas temperaturas, se estima que será “muy difícil” que los productores puedan cubrir sus costos de producción, según señaló Matías Cafaro, gerente de producción de Fadisol SA.

Agricultura 25 de Octubre de 2017

“Los que ganen con el trigo este año se van a contar con los dedos de una mano”

En la etapa final de los cultivos de invierno, donde el clima fue adverso en buena parte del ciclo por la abundancia de precipitaciones y altas temperaturas, se estima que será “muy difícil” que los productores puedan cubrir sus costos de producción, según señaló Matías Cafaro, gerente de producción de Fadisol SA.

Montevideo – TodoElCampo – Los primeros indicios lo están dando algunas chacras de canola que comenzaron a trillarse, donde los rendimientos se ubican en el entorno de los 1.500 kilos por hectárea, cando las estimaciones iniciales lo ubicaban en el entorno de los 1.700 a 1.800 kilos, señaló Cafaro. Indicó que son rendimientos “muy  dispares” y “poco atractivos”, pero que habrá que esperar el grueso de las cosechas arrojen resultados más positivos.

El área de trigo disminuyó sensiblemente este año y las chacras soportaron mejor las condiciones climáticas al haberse sembrado mayoritariamente sobre los campos con más aptitud. De todas formas el técnico dijo que ahora “es fundamental que los días sigan siendo frescos  y que no llueva”.

Señaló que algunas chacras comenzarán a cosecharse a mediados de noviembre, sobre todo en la zona litoral sur, donde es “muy posible que presenten problemas  y que algunos no lleguen a tener “calidad molinera”. Sin embargo sostuvo “todavía” queda un tiempo por “jugarse”, en referencia  a que cada día que pasa, de acuerdo a las condiciones del clima pueda volcarse para un un lado o para el otro.

Desde la visión de Cafaro,  es “muy difícil que el productor pueda siquiera empatar en el negocio este año” y esas  diferencias se profundizan si el productor arrendó campo o pagó para hacer la siembra.

Las estimaciones previas ubicaban en el eje de los 4.000 kilogramos por hectárea como rendimiento de equilibrio, pero para Cafaro se “realizaron mal  las cuentas a principio de zafra, porque nos jugamos a que el mercado cambie, a que el clima acompañe, pero ese fue el primer error que se cometió”.  Afirmó que “los que ganen con el trigo este año se van a contar con los dedos de una mano”.

Al respecto de la soja, consideró que el área de este cultivo se mantendrá en los niveles de la campaña anterior y con una mayor proporción del cultivo de primera, donde hay muchos productores que ya están sembrando.  Se espera que la soja “tape todas las macanas del resto de los cultivos”.

Las tareas previas, según Cafaro, se han puesto al día y ya “tenemos sembradoras trabajando aunque no sea la fecha más óptima”.

 

Compartir en: