23 de Setiembre de 2019
Máx. Min.
Vacunos 17 de Agosto de 2019

Los inversores de Conexión Ganadera “son cada días más jóvenes”

Señaló que la condición de “conservador y temeroso” del uruguayo enlenteció la inversión, pero “la confianza” de aquellos que luego de invertir les fue bien fue importante para avanzar:

Vacunos 17 de Agosto de 2019

Los inversores de Conexión Ganadera “son cada días más jóvenes”

Señaló que la condición de “conservador y temeroso” del uruguayo enlenteció la inversión, pero “la confianza” de aquellos que luego de invertir les fue bien fue importante para avanzar:

Paysandú – TodoElCampo – Luego de participar en la mesa de debate en la última Jornada anual de la Unidad de Producción Intensiva de Carne (UPIC) que tuvo lugar el jueves en Paysandú, el Ing. Agr. Pablo Carrasco relató los comienzos de Conexión Ganadea, empresa nacida en 1999 y que dirige junto a Gustavo Basso. Los inversores de Conexión Ganadera fueron “inicialmente veteranos” pero “últimamente estamos cambiando y nuestros inversores son cada días más jóvenes, gente que gana muy bien en la parte informática y después algunos argentinos”. Pero “las personas que están trabajando con nosotros son cada vez más jóvenes”, dijo.

El Ing. Carrasco recordó que “en 1999 cuando comenzamos estábamos en una gran crisis del agro al punto que en 13 de abril hubo una gran manifestación convocada bajo la consigna Rentabilidad o Muerte con una marcha a Montevideo con los tractores, los productores realmente estaban en una gigantesca crisis y el crédito era nulo”.

Como medida para comenzar con el emprendimiento, lo primero fue “conseguir otros productores que tuvieran ganado y conectarlos, pero la necesidad de dinero que se tenía terminó sustituyendo a los productores por dinero y así se fue desarrollando hasta un momento en que los productores lo consideran normal, y por lo tanto tenemos una oferta de dinero que supera nuestra capacidad de procesarlo”.

IMPORTANCIA DE LA CONFIANZA.

Señaló que la condición de “conservador y temeroso” del uruguayo enlenteció la inversión, pero “la confianza” de aquellos que luego de invertir les fue bien fue importante para avanzar: “El uruguayo es muy conservador y temeroso”. Nosotros necesitábamos gente a la cual le fuera bien y le contara a otros que le había ido bien. Eso así ocurrió, pero estos plazos de la confianza llevan tiempo, y más allá del negocio y de las garantías que damos, la confianza de quien lo recomienda es lo más importante para que vengan a invertir con nosotros”.

“Inicialmente con esa falta de plata que hubo teníamos mucho más lugares para poner ganado que dinero para comprarlo, además con una gran desconfianza sobre este negocio” en el cual “el que verdaderamente produce es el animal que duplica con un 100 % de crecimiento por año. La fórmula fue traer el inversor a esa partecita del negocio que fue el motor que mueve” el resto y que “es tan rentable que es capaz de pagar tasas atractivas para los inversores”.

“Al principio sobraban lugares y faltaba plata; después vino el boom de la soja y los cliente que teníamos se pasaron exclusivamente a la agricultura y nosotros reaccionamos arrendando campos para poner ganado; y hoy estamos al revés: con una gran oferta de dinero y sin lugar para poner los animales, así que tendremos que pensar algo para seguir creciendo y canalizar la oferta que tenemos. Lo que sí es cierto que cada cuatro o cinco años tenemos una situación completamente diferente a la que teníamos”, describió.

DE VETERANOS A JÓVENES.

Al ser preguntado sobre las edades de los inversores Carrasco dijo que los inversores de Conexión Ganadera fueron “inicialmente veteranos” pero “últimamente estamos cambiando y nuestros inversores son cada días más jóvenes”, además de “algunos argentinos”. Pero “las personas que están trabajando con nosotros son cada vez más jóvenes”, insistió.

¿QUÉ LE PEDIRÍA AL PRÓXIMO PRESIDENTE?

Al ser preguntado cuál sería su pedido al próximo presidente del Uruguay sin importar sobre quien recaiga esa responsabilidad, Carrasco mencionó que “el problema del dólar nos está dejando fuera del mundo; el atraso cambiario es hijo del déficit fiscal que genera endeudamiento, que inunda la plaza con dólares y se termina con un dólar barato”, razonó.

“En el caso de la ganadería yo le pido al próximo presidente que nos saque del déficit de 5 %”, y que “dejar de endeudarse”.

Consideró que “estamos bastante lejos en la cola de reclamos al nuevo presidente”. “Los que están más adelante son quienes están pasando mucho peor que los ganaderos”, pero “al próximo presidente le pido basta de impuestos rígidos, y que no nos desestimulen en la inversión porque para sacar al Uruguay (adelante) hay que volver a invertir en ganadería”.

Producción periodística Patricia Santos Urdiozola.

Edición Hébert Dell’Onte Larrosa.

Compartir en: