25 de Mayo de 2019
Máx. Min.
Economía 16 de Mayo de 2019

Las medidas de Argentina y Brasil debilitan al Mercosur y afectan negativamente las exportaciones uruguayas

El Cr. Marcos Soto de Cibils Soto Consultores y director académico de la Escuela de Negocios de la Universidad Católica se refirió a la medida tomada por Argentina y el anuncio de Brasil, y explicó cómo afectan las exportaciones uruguayas y el Mercosur.

Economía 16 de Mayo de 2019

Las medidas de Argentina y Brasil debilitan al Mercosur y afectan negativamente las exportaciones uruguayas

El Cr. Marcos Soto de Cibils Soto Consultores y director académico de la Escuela de Negocios de la Universidad Católica se refirió a la medida tomada por Argentina y el anuncio de Brasil, y explicó cómo afectan las exportaciones uruguayas y el Mercosur.

Montevideo – TodoElCampo – Argentina y Brasil, los principales socios del Mercosur, anunciaron medidas que afectan los fundamentos del bloque comercial y dificultan las exportaciones de nuestro país hacia los mismos. Argentina aumentó la tasa de estadística a las importaciones en cinco veces pasando del 0,5  % al 2,5  %; Brasil por su parte anunció a través del ministro de Economía Paulo Guedes que recortará el arancel externo común. El contador Marcos Soto dijo que la decisión argentina “distorsiona el comercio y complejiza aún más las exportaciones a ese país”, en tanto que la de Brasil ataca el arancel común que es “uno de los pilares del Mercosur”.

El Cr. Marcos Soto de Cibils Soto Consultores y director académico de la Escuela de Negocios de la Universidad Católica (UCU) se refirió a la medida tomada por Argentina y el anuncio de Brasil, y explicó cómo afectan las exportaciones uruguayas y el Mercosur.

Argentina modificó la llamada tasa de estadística, un tributo marginal del 0,5 % que afecta las importaciones realizadas por ese país y distinguía orígenes, no afectando cuando el origen era el Mercosur.

Ahora el gobierno de Mauricio Macri aduce que incrementa esta tasa para financiar algún programa de modernización comercial, “pero lo que está en el fondo de este incremento en cinco veces de ese tributo (pasa de 0,5 a 2,5 %) es la delicada situación fiscal” del país “y la búsqueda de fondos instantáneos, porque si algo tiene el comercio exterior es la posibilidad de recaudar en forma instantánea los tributos”, dijo Soto.

Explicó que mientras “los impuestos anuales que  afectan la renta empresarial  difieren mucho en el tiempo”, la tasa de estadística tiene un efecto “instantáneo” en la recaudación porque “al otro día de entrar en vigencia el fisco ya está recibiendo la diferencia”.

“Esta tasa de estadística pasa a ser aplicada a todas las importaciones argentinas sin distinción de origen. Es decir que afectan las exportaciones de Uruguay hacia Argentina”, puntualizó.

En las consideraciones que fundamentan los cambios operados el gobierno de Macri “pone a Uruguay como ejemplo positivo” y “el propio decreto el gobierno argentino coloca a Uruguay como habiendo incrementado la tasa consular hace un año y medio, no como respuesta pero sí manifestando la similitud del incremento de la tasa estadística argentina con el incremento de Uruguay de las tasa consular”, agregó.

La diferencia de la medida argentina con la que tomó Uruguay es que la tasa uruguaya distingue entre origen Mercosur o extra Mercosur, pero “es mucho más gravosa porque grava con el 3 % las importaciones que se realizan de países del Mercosur y 5 % las que se realicen de países fuera del Mercosur”.

Estamos ante un tributo que “distorsiona el comercio y complejiza aún más las exportaciones a ese país”, definió el Cr. Soto.

LA DEVALUACIÓN ARGENTINA ENCARECE EXPORTACIONES URUGUAYAS.

Además Argentina está procesando una fuerte devaluación, en otras palabras eso nos encarece en términos relativos y si bien el gobierno puso un techo al dólar en los $A 51, eso ya es una fuerte devaluación que la llegó al 100 % en el último año móvil, comentó.

Estamos en un año que es “complejo” en cuanto a las exportaciones a Argentina, “que ya venían en caída”. “Argentina pasó de ser un mercado relevante para las exportaciones de bienes, a ser un mercado que no supera el 5 %” de lo que Uruguay exporta.

BRASIL.

Respecto a la los anuncios del ministro de Economía de Brasil Paulo Guedes de disminuir el arancel externo común, el Cr. Soto dijo que la “única similitud” que el caso argentino tiene con Brasil “es la unilateralidad, es decir, se toman medidas inconsultas al resto de los socios, pero va en un sentido opuesto. La medida que propuso el ministro Guedes es disminuir el arancel externo común que cobra el Mercosur”.

Para comprender el alcance de lo que Brasil puede hacer, Soto explicó que “el arancel externo común funciona como un gran cinturón que une los cuatro países (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), y es la síntesis de la política común que frente al mundo tenía el Mercosur, uno de los pilares del Mercosur. Brasil propone reducir unilateralmente el arancel externo común, por lo tanto tendría una política individual frente al mundo, y eso plantea una apertura del mercado brasileño al mundo, no respaldada en acuerdos pero sí en la disminución de su proteccionismo arancelario”.

“En reiteradas ocasiones Uruguay ha luchado por abrir el Mercosur al mundo” y la medida “podría tener el efecto de que las exportaciones uruguayas hacia Brasil, sobre todo de tipo industrial, tendría que competir  en una posición más dificultosa que en la actualidad. Tomando en cuenta que las exportaciones uruguayas a ese mercado hoy están a tasa cero, y el arancel externo común son una protección que impiden que ingresen o hace que lo hagan de forma más caras, productos de otros orígenes”.

Cuando Brasil apuna a disminuir esa barrera, el primer efecto que observaremos es que “se va a mantener la ventaja comparativa” de Uruguay “con una tasa cero, pero vamos a encontrar que otras economías van a poder ingresar a Brasil de forma más eficiente y por tanto más competitiva con nuestra industria”, advirtió.

El segundo “gran efecto” que tiene más de “político que comercial” es que “atentar contra el arancel externo común es atentar contra uno de los pilares fundamentales del Mercosur, de la unión aduanera” y “entre líneas deja entrever que esa unión aduanera podría dejar de existir si cada país pasa a tener una política individual frente al mundo”, finalizó.

Producción periodística: Estela Apollonio.

Edición, redacción: Hébert Dell’Onte Larrosa.

Compartir en: