06 de Abril de 2020
Máx. Min.
Granja 26 de Marzo de 2020

Las frutas y hortalizas que se deben consumir en tiempos de coronavirus

Investigaciones han demostrados que personas infectadas con el virus, han sobrellevado mejor  la enfermedad cuando su sistema inmune es fuerte con respecto a personas con bajas defensas.

Granja 26 de Marzo de 2020

Las frutas y hortalizas que se deben consumir en tiempos de coronavirus

Investigaciones han demostrados que personas infectadas con el virus, han sobrellevado mejor  la enfermedad cuando su sistema inmune es fuerte con respecto a personas con bajas defensas.

Montevideo – TodoElCampo – En época de pandemia de coronavirus, no solo hay que tener en cuenta la higiene y el cuidado del espacio personal, sino que también es importante mantener una adecuada y balanceada alimentación. De manera de fortalecer el sistema inmunológico y lograr tener las defensas preparadas para lo que puede venir.

El Observatorio Granjero publicó el texto titulado Frutas y hortalizas en tiempos de coronavirus, documento que pretende indicar cuáles son algunas de las frutas y hortalizas que refuerzan el sistema inmunitario y por lo tanto lo que es aconsejable consumir, tomando en cuenta esta situación que puede agravarse con el advenimiento de las temperaturas invernales.

Advierte que “está muy de moda hablar de los antioxidantes” y ello se debe a que “se trata de nutrientes y sustancias naturales que contribuyen al mantenimiento óptimo del estado de salud”.

Los antioxidantes “tienen la capacidad de capturar y neutralizar los radicales libres, que son sustancias que dañan las células del ADN y por lo tanto afectan a nuestro sistema de defensa”, destaca. Su consumo favorece el sistema inmunológico.

Nuestro organismo tiene un sistema inmunológico o de defensas contra los radicales libres, “pero necesitan determinados nutrientes para poder funcionar, como son los minerales y las vitaminas antioxidantes. El selenio, el zinc, la vitamina B2 o la vitamina C son algunos de ellos. Es fundamental incluir alimentos con estos minerales y vitaminas en nuestra dieta cada día, porque forman parte de la maquinaria que repara nuestro organismo”.

“Es importante incluir alimentos frescos, que tienen minerales y vitaminas que ayudan a reparar las células dañadas. Importante que cuando no sea posible consumirlos recién pelados y lavados, estén cocidos apenas y preferiblemente al vapor. También incluir carnes y cereales integrales que son grandes aliados por contener importantes cantidades de selenio y zinc, minerales importantes para el sistema inmune”.

El Observatorio propone “una manera fácil” de armar un plato tico en nutrientes: los colores de los productos que lo componen. “Cuantos más colores aumenta la variedad de nutrientes y vitaminas que estamos consumiendo”, define.

Atención, “no se puede dejar de lado el contenido de energía, alimentos como frutos secos y palta con un importante contenido calórico nos ayudan a contrarrestar los factores adversos como las bajas temperaturas venideras. Tampoco se debe descuidar la ingesta de líquidos ya que mantiene hidratada el aparato respiratorio protegiéndolo frente a posibles infecciones”.

VITAMINA C O ÁCIDO ASCÓRBICO.

Las células del sistema inmunológico utilizan esta vitamina para llevar a cabo sus funciones antimicrobianas.

Ayuda a absorber el hierro, trabaja en la síntesis del colágeno necesario para los tejidos como la piel, y también tiene una importante acción antioxidante.

Dado que somos incapaces de sintetizar y almacenar la vitamina C, debemos ingerir alimentos ricos en esta cada día, como frutas y hortalizas frescas.

Un dato no menor es que esta vitamina puede llegar a degradarse en su totalidad y con facilidad por la luz, el calor y el oxígeno. Por este motivo, la cantidad de vitamina C es especialmente rica en vegetales de consumo en crudo y de manera inmediata: frutas y ensaladas. Un jugo de naranja natural expuesto a la luz y el oxígeno del aire, si no se consume de inmediato, pierde casi toda la vitamina C.

ALIMENTOS RICOS EN VITAMINA C – Ananá, brócoli, frutilla, kiwi, limón, mandarina, morrón, naranja, papa, pomelo, repollo, tomate.

ZINC.

En nuestro organismo tiene un rol importante en la regulación y activación del sistema inmunológico.

Desempeña un papel tan amplio en el metabolismo que cuando hay un déficit de este elemento se percibe en una notable pérdida de salud.

Las funciones que más destacan es el crecimiento y reparación de las células; metabolismo de la glucosa, los lípidos y las proteínas; es imprescindible para las funciones de diversos tejidos y especialmente para el sistema inmunitario por favorecer la producción de linfocitos.

Se encuentra ampliamente distribuido en los alimentos, sin embargo, las principales fuentes alimentarias son: legumbres, frutos secos y coles.

ALIMENTOS RICOS EN ZINC – Brócolí, coliflor, frutos secos, lenteja, porotos, repollo y soja.

VITAMINA B2 O RIBOFLAVINA.

Esta vitamina contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo. Es fundamental en la producción de energía para el cuerpo a través del metabolismo de carbohidratos, proteínas y grasas. Es importante para la piel, las mucosas y esencial para mantener una buena visión.

Cumple un importante rol en la desintoxicación del cuerpo de sustancias nocivas, además de tener una acción antioxidante. Colabora en la hematopoyesis o formación de los elementos sanguíneos como glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.

Esta vitamina es una sustancia cristalina de color amarillo, por lo que suele ser utilizado como un colorante natural que se emplea como aditivo alimentario. En las verduras la pérdida de esta vitamina es muy acusada por la exposición a la luz y por la cocción, que también disminuye parte de sus propiedades.

ALIMENTOS RICOS EN VIT B2 – Cereales integrales, esparrago, espinaca, germen de trigo y palta.

SELENIO.

Contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario y a la protección de las células frente al daño oxidativo. Por su capacidad antioxidante, se le considera un elemento antienvejecimiento celular.

Por otro lado, el selenio puede potenciar la acción de medicamentos anticoagulantes por lo es recomendable tener en cuenta su interacción.

ALIMENTOS RICOS EN SELENIO – Ajo, cebolla, cereales integrales, champiñón, germen de trigo, granos, harina de trigo, levadura de la cerveza.

VITAMINA A O RETINOL.

También existen otras moléculas denominadas carotenoides, que funcionan como provitamina A, ya que se transforman en esta en el intestino e hígado. El más abundante es el β-caroteno con la particularidad de ser hidrosoluble. Es imprescindible para el sistema inmunitario, promueve la reparación de tejidos infectados y aumenta la resistencia a las infecciones.

El color del tomate, el morrón, la remolacha, las moras, las frambuesas, las frutillas, las cerezas y otros frutos rojos se debe principalmente a su contenido en carotenos y vitamina A. Un grupo de más de 600 pigmentos naturales que incrementan la eficacia del sistema inmune.

Esta vitamina la encontramos en frutas y verduras coloreadas.

ALIMENTOS RICOS EN VITAMINA A – Acelga, boniato, brócoli, cereza, coles, damasco, espinaca, frambuesa, frutilla, lechuga, melón, mora, morrón, remolacha, tomate, zanahoria y zapallo.

Compartir en: