19 de Julio de 2018
Máx. Min.
Actualidad 17 de Marzo de 2014

La inversión en la mira

Juan Peyrou: "El mundo está entrando en una nueva etapa donde el dinero no viene y golpea la puerta, sino que hay que salir a buscarlo y el país toma medidas con las que corre a los pocos inversores que nos quedan".

Actualidad 17 de Marzo de 2014

La inversión en la mira

Juan Peyrou: "El mundo está entrando en una nueva etapa donde el dinero no viene y golpea la puerta, sino que hay que salir a buscarlo y el país toma medidas con las que corre a los pocos inversores que nos quedan".

Montevideo-Juan Peyrou/TodoElCampo – El tema de la ley de responsabilidad penal empresarial en la construcción, más allá de los que no son temas agropecuarios, tiene efectos sociales que nos afectan a todos.

Últimamente en éste país se abordan los problemas por el lado de los conflictos. Uno ve los muchachos del Sunca (Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos) y se da cuenta que no hay ninguna intensión de mejorar nada, sólo quieren enfrentar a los que invierten dinero para construir. Un viejo conflicto que en ninguna parte del mundo llegó a buen puerto y aquí se riega todos los días con el único fin de la pobreza de espíritu.

Atado a ello, el jueves pasado leía en el semanario Búsqueda expresiones del presidente de la República, José Mujica, decir que “desgraciadamente se necesita la plata de las exportaciones del agro”. No entendí nunca el “desgraciadamente”, como si fuera una cosa indeseable. Y uno va tejiendo y se pregunta ¿por qué esta cosa de desgraciados y no desgraciados?

En definitiva creo que el país no va por un buen camino. En esto coincido con el discurso de la electa presidente de Chile, Michelle Bachelet al decir  que  “la gran herramienta no es la confrontación, es la educación”. Acá se dice educación y sin embargo tenemos la peor de nuestra historia.

LAS SEÑALES DE CHINA.

Pero quería mirar éste problema desde otro punto de vista, que es el lado de la inversión.

Uruguay, como todos los países disputa los recursos que hay en el mundo para que sean invertidos en la sociedad uruguaya. Con ello se busca un país productivo, más rico y con una buena calidad de vida.

En estos años hemos tenido algunos éxitos que hay que reconocer y que se deben a las condiciones financieras del mundo y también a las condiciones que brinda el país: seguridad jurídica, estabilidad, ambiente amigable para el empresario y la rentabilidad. Pero si nosotros le metemos una piedra en la mochila al empresario y lo ponemos en el papel de asesino o criminal, algunos se van a ir y los otros van a exigir mayor rentabilidad del negocio para compensar los riesgos que tienen que enfrentar.

Es decir que vamos a hacer que la inversión en Uruguay sea más difícil en un momento que comienzan las dificultades económicas en las empresas del mundo, incluso las chinas porque las empresas de China bajaron su exportación en un quince por ciento en el mes de enero y algunas amenazan con no pagar sus deudas.

Ojala que no pase nada, pero puede que China deje de ser ese motorcito que cayó del cielo para nuestro país. De ser así, las condiciones de todos nuestros negocios se van deteriorar.

En éste país tenemos el estereotipo del inversor inmoral que sólo le importa el dinero y no es así. Ha hecho mucho más el mundo por invertir en el Uruguay, que nuestro país por que inviertan en él. Si nosotros insistimos con esas ideas pocos inteligentes, ésta bonanza se va a acabar y todo va a ser más duro.

(Foto de www.igdigital.com).

Compartir en: