21 de Setiembre de 2017
Máx. Min.
Tecnología 16 de Junio de 2016

La Fundación para la Innovación Agraria financia tecnologías y estrategias para mitigar el daño de las heladas en los cultivos.

El desarrollo de un modelo que prediga bajas temperaturas es uno de los proyectos cofinanciados por la FIA que buscan mitigar los daños de las heladas.

Tecnología 16 de Junio de 2016

La Fundación para la Innovación Agraria financia tecnologías y estrategias para mitigar el daño de las heladas en los cultivos.

El desarrollo de un modelo que prediga bajas temperaturas es uno de los proyectos cofinanciados por la FIA que buscan mitigar los daños de las heladas.

Chile. Pulso / TodoElCampo- Las heladas han sido siempre una amenaza para los horticultores y  agricultores frutícolas, provocándoles pérdidas productivas y económicas importantes. Sin embargo, hoy las plantaciones de hortalizas son las más afectadas. 

Si bien la temporada de kiwis chilenos se encuentra en curso, la cosecha terminó antes de las heladas y no alcanzaron a generar un impacto mayor. Pero las hortalizas se encuentran en pleno ciclo. 

Según publica el sitio web www.pulso.cl, “A diferencia de las frutas, a las hortalizas una helada las puede destruir con mayor facilidad en cualquier momento del otoño e invierno, porque normalmente un horticultor está siempre plantando, cosechando y cultivando simultáneamente uno o más productos. Por ejemplo, en la zona metropolitana es posible realizar entre dos o tres cultivos al año, a diferencia de las frutas que entran en un proceso de receso invernal, con lo cual están protegidas para cierto tipo de heladas no extremas”, asegura Cristián Muñoz, presidente de Hortach. 

Menor rendimiento, calidad y problemas fitosanitarios son sólo algunas de las consecuencias de las heladas para los productores y que además, explican una tendencia al alza en los precios de los productos. 

Un ejemplo es el zapallo que sólo entre enero de 2015 y enero de 2016 aumentó su precio un 77%, mientras que el valor de la papa se elevó un 40% en igual período, según datos de Odepa. 

Las estadísticas demuestran que este año las heladas llegaron prematuramente, adelantándose temperaturas bajas que suelen darse desde finales de junio hasta agosto. 

“Estamos todavía en otoño y ya hemos tenido un superávit de agua producido por la cantidad de lluvias que hemos tenido en la zona central, anticipándose el invierno. Eso hace que el ambiente se enfríe y se produzcan todos estos fenómenos climáticos con bajas temperaturas un poco más temprano que un año normal”, recalca Muñoz. 

Hace algunos días se registraron temperaturas cercanas a los -2 grados Celcius, afectando en forma parcial a cultivos de lechugas,  brócolis, pepinos, zapallos italianos, repollos, entre otras, de la zona metropolitana norte, como Lampa, Batuco, Polpaico, Til Til y algunos sectores de Colina. 

Tecnología y Prevención. Actualmente, la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) está cofinanciando el desarrollo de distintas tecnologías y estrategias tendientes a prevenir y/o mitigar el daño de las heladas. Estas se encuentran en etapa de prueba, esperando validar su efectividad durante la temporada de esta primavera.  

Los proyectos buscan un monitoreo, alerta temprana y evaluación de impacto inmediato de eventos de heladas para las regiones de O’Higgins y Maule, como el desarrollo de un modelo de predicción de ocurrencia de eventos de helada utilizando técnicas y algoritmos de Inteligencia Artificial basados en información agro-climatológica histórica previamente recolectada.

“Esta información permitirá generar un  modelo optimizado para predicción de heladas, que servirá como insumo para la toma de decisiones de los agricultores”, recalca Emilio Rojas, Ejecutivo Innovación de FIA. 

Otro proyecto está enfocado en mejorar la eficiencia de los sistemas de control de heladas que ya existen, complementándolos con precalentadores de agua a biomasa de bajo costo, utilizados a través de sistemas de aspersión. 

Además, se está realizando un estudio que consiste en evaluar la factibilidad técnica y operativa de la geotermia como fuente de calor para el control de heladas.

Así como estos, hay más proyectos que se están desarrollando esperando ser una solución para los agricultores.

 

(Foto:agrotest.info)

Compartir en: