24 de Junio de 2018
Máx. Min.
Economía 18 de Mayo de 2018

KPMG: “Difícilmente el dólar vuelva a bajar en corto plazo”

“La tendencia global al alza del dólar se explica por el aumento de la tasa de interés del Bono del Tesoro americano a 10 años que llegó a superar el 3 %, cuando el mercado espera que la FED incremente este año dos veces más la tasa de referencia”.

Economía 18 de Mayo de 2018

KPMG: “Difícilmente el dólar vuelva a bajar en corto plazo”

“La tendencia global al alza del dólar se explica por el aumento de la tasa de interés del Bono del Tesoro americano a 10 años que llegó a superar el 3 %, cuando el mercado espera que la FED incremente este año dos veces más la tasa de referencia”.

Montevideo – TodoElCampo –  Sin la intervención del Banco Central del Uruguay (BCU) el dólar mostró “una tendencia alcista” y se puede pensar “que difícilmente vuelva a bajar en el corto plazo”, señala la consultora KPMG. El artículo publicado en Panorama Económico Semanal explica los factores externos que colocan a Uruguay en esa posición.

Argentina ha tenido un mayo “muy agitado” con “la tendencia marcada a la salida de capitales que dificulta la posibilidad de financiar el elevado déficit en cuenta corriente” –provocado a su vez por el déficit fiscal– por lo cual “el mercado reaccionó acentuando la corrida cambiaria”, afirma el artículo de KPMG.

Esa situación llevó a que el presidente Mauricio Macri acudiera al Fondo Monetario Internacional (FMI) “para poder cubrir las imperiosas necesidades de financiamiento externo”, agrega.

Pero a pesar de ello “la corrida cambiaria continuó hasta el 15 de mayo”, día en que el gobierno actuó ya que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) “logró renovar la totalidad de vencimientos de Lebac (títulos emitidos para “esterilizar” la expansión monetaria)” por un monto próximo a los U$S 25.000 millones a 40 % de interés, y haber realizado una nueva venta de reservas.

“Paralelamente, el Ministerio de Finanzas sorprendió con la licitación” de bonos.

Esas medidas lograron “el efecto deseado y al menos transitoriamente paró la corrida con una disminución del dólar que había alcanzado un máximo histórico de 25 pesos, aunque a un costo financiero y político muy elevado”, explica.

Para Argentina “el desafío” es volver a gana la confianza de los inversores “para seguir posicionándose en activos en pesos argentinos a tasas más bajas, pues los niveles actuales generan un grave perjuicio sobre el nivel de actividad”.

Esa es una “tarea muy difícil de lograr” cuando se da en “un contexto de elevado déficit fiscal, alta inflación y aprobación política muy deteriorada. Mientras tanto, el dólar mantiene la tendencia alcista frente a las monedas de todos los países emergentes”.

“La tendencia global al alza del dólar se explica por el aumento de la tasa de interés del Bono del Tesoro americano a 10 años que llegó a superar el 3 %, en un escenario donde el mercado espera además que la FED (Reserva Federal de Estados Unidos) incremente al menos dos veces más la tasa de referencia en lo que resta del año”, agrega.

En cuanto a Uruguay, “el dólar continuó mostrando una tendencia alcista” sin intervención del BCU “y las condiciones externas” que se han explicado “llevan a pensar que difícilmente vuelva a bajar en el corto plazo”, concluye.

Compartir en: