04 de Agosto de 2020
Máx. Min.
Avicultura 17 de Junio de 2020

Justicia de Brasil cierra temporalmente planta avícola de JBS y la obliga a pagar salarios

La industria avícola no escapó a la pandemia del Covid-19 que está golpeando a Brasil, este fin de semana la Justicia Laboral ordenó cesar las actividades de la planta de JBS en Rio Grande do Sul

Avicultura 17 de Junio de 2020

Justicia de Brasil cierra temporalmente planta avícola de JBS y la obliga a pagar salarios

La industria avícola no escapó a la pandemia del Covid-19 que está golpeando a Brasil, este fin de semana la Justicia Laboral ordenó cesar las actividades de la planta de JBS en Rio Grande do Sul

Río Grande do Sul, Brasil – TodoElCampo – Una jueza laboral dictaminó el cierre de una planta de JBS en la localidad de Trindade do Sul y obligó al pago de los sueldos mientras dure la medida, debido a que la empresa incumplió acuerdos sanitarios a los que había llegado con el Ministerio de Trabajo.

La industria avícola no escapó a la pandemia del Covid-19 que está golpeando a Brasil, este fin de semana la Justicia Laboral ordenó cesar las actividades de la planta de JBS en Rio Grande do Sul, una decisión que afecta a todos los empleados, a los cuales la empresa deberá mantener sus salarios.

La planta está ubicada en Trindade do Sul, una localidad al norte del estado gaucho, y luego de confirmarse un foco de infección el fin de semana pasado la justicia de Trabajo se hizo eco y atendió la solicitud del Ministerio Público del Trabajo (MPT) con lo cual determinó que se pararan todas las actividades de la planta por 14 días.

La interrupción de las actividades comenzó el sábado 13 de junio, si JBS no obedece la resolución se expone al pago de una multa de U$S 4.920 por cada día de incumplimiento.

Además JBS debe realizar hisopados en todos sus funcionarios para detectar Covid-19.

La resolución judicial se tomó luego de que se inspeccionara la empresa y constatara que las medidas de prevención ya acordadas anteriormente con el propio MPT no se habían cumplido o se implementaban de manera insuficiente. En mayo, se había obligado a la empresa a realizar medidas internas que evitaran el contagio de los trabajadores, al parecer éstas habían sido desatendidas.

De los 1.327 trabajadores de la planta, se apartaron 343 por presentar síntomas o por haber tenido contacto con compañeros sintomáticos. Se informó que de ese grupo se hicieron pruebas a 162 personas, de las cuales 35 dieron resultados positivos al coronavirus.

Otro de los puntos que la jueza destacó es que los trabajadores de la planta representan cerca de una quinta parte de los habitantes del municipio de Trindade do Sul, de 5.787 personas, según el último censo. “Sería indiscutible el impacto negativo del descontrol de un eventual brote entre los empleados, si no hay medidas de contención”, argumentó la magistrada.

“El derecho fundamental a la salud, en este caso, se antepone al interés económico, aunque la empresa realice una actividad esencial, como es la alimentación”, añadió.

Compartir en: