16 de Enero de 2021
Máx. Min.
Ovinos 07 de Noviembre de 2020

Jorge Dimu: El productor ovino necesita confianza

El exportador dijo que el problema del rubro ovino “no es solo el abigeato, sino de darle confianza” al productor. “Los principales productores son los medianos y chicos, porque cuidan las ovejas como pastores, y se los debe incentivar, porque que progreses”.

Ovinos 07 de Noviembre de 2020

Jorge Dimu: El productor ovino necesita confianza

El exportador dijo que el problema del rubro ovino “no es solo el abigeato, sino de darle confianza” al productor. “Los principales productores son los medianos y chicos, porque cuidan las ovejas como pastores, y se los debe incentivar, porque que progreses”.

Montevideo – TodoElCampo – El operador cárnico Jorge Dimu insistió en las últimas horas en un concepto que ha sostenido desde hace tiempo: al productor y a todos los que integran la cadena cárnica ovina “hay que darles confianza”. “Hay falta de confianza en el productor para agrandar su stock ovino, alguien tiene que venir y cambiar esa mentalidad”, manifestó el año pasado, y antes de las elecciones, cuando aún no se sabía quién podría ser el ganador, añadió: “Tengo esperanzas de que el nuevo gobierno dé prioridad a la maquinaria productiva que es el campo”, y estimó que si se da ese apoyo “Uruguay podría tener 12 o 14 millones de ovinos”, sin embargo lamentó que “nadie” se ha “ocupado de estudiar la temática”.

En una reciente entrevista volvió a expresar su preocupación por la caída del stock ovino y reafirmó que para revertir eso “hay que darle confianza” al productor

Cuando Dimu inició su actividad Uruguay contaba con 25 millones de cabezas, hoy apenas 6,5 millones, recordó. “Cada vez son menos. Hay que incentivar, apoyar al sistema, no es solo un problema de abigeato, sino de darle confianza (al productor). Los principales productores son los medianos y chicos, porque cuidan las ovejas como pastores, y se los debe incentivar, porque pueden hacer progresar la producción”, planteó.

En cuanto al compartimento “falta producción” y valoró la demanda de Canadá por nuestra carne ovina. “Hay que darle confianza al importador, al distribuidor y al consumidor”, recalcó.

También lamentó las demoras burocráticas que enlentecen la apertura del frigorífico de Paso de los Toros (Bamidal SA), que podría dinamizar al sector. “Esa planta ubicada en el centro del país es importantísima, sobre todo para los productores del norte” debido a los fletes.

LA FORTALEZA DEL MERCADO DE SAO PAULO.

En otro orden se refirió a las fortalezas de la carne de cordero en el mercado de Sao Paulo, Brasil, entre consumidores de alto poder adquisitivo, y destacó que allí la carne de cordero uruguaya se distingue en los principales restaurantes por su sabor, además del buen cumplimiento en el abastecimiento del producto.

A pesar de las demoras en las licencias de importación, “tenemos un sistema para mantener siempre con stock al mercado, y que no falte oferta” cuando el producto se ofrece en el menú del restaurante, dijo.

Cuidar la oferta se suma a la calidad y los precios. El cambio en Brasil es de 5,75 reales por dólar y el valor “siempre lo fuimos corrigiendo”, señaló el exportador.

El efecto de la pandemia en los restaurantes de Brasil se hizo sentir, como en todas partes del mundo, pero se espera que el futuro sea “muy bueno”.  “Queremos mantener la oferta, que el consumidor siempre tenga productos diversificados y que mantengan la calidad, la excelencia, sin entreverar productos”, subrayó.

La ventaja de la carne uruguaya es que puede llegar a mercados de alto valor, como el europeo y el estadounidense, dijo, y destacó la importancia del mercado brasileño porque es de los pocos que importan carne ovina con hueso, ya que a otros destinos el producto va sin hueso porque aquí vacunamos contra la aftosa, o carne con hueso de animales de los compartimentos ovinos.

Las declaraciones de Dimu fueron realizadas y publicadas en Los Agronegocio / Foto Interempresas.

Compartir en: