15 de Julio de 2018
Máx. Min.
Actualidad 04 de Marzo de 2018

INTA, ¿qué es y cómo funciona? Un radar de tecnología agropecuaria

Argentina. El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria – INTA promueve acciones dirigidas a la innovación en el sector agropecuario, agroalimentario y agroindustrial de manera integral.

Actualidad 04 de Marzo de 2018

INTA, ¿qué es y cómo funciona? Un radar de tecnología agropecuaria

Argentina. El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria – INTA promueve acciones dirigidas a la innovación en el sector agropecuario, agroalimentario y agroindustrial de manera integral.

Argentina – Mariano Larrazabal – AgroBialar – TodoElCampo – ¿Qué es el INTA? El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria con objetivos claves al 2025.

Es positivo conocer al INTA desde otro enfoque, profundizando en los aspectos productivos más relevantes e innovadores.

En un cambio de época como el que se transita, tanto procesos como productos y servicios son intensivos en el uso del conocimiento, como también el rol de los profesionales del agro que toma prioridad en la transformación y extensión.

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria – INTA promueve acciones dirigidas a la innovación en el sector agropecuario, agroalimentario y agroindustrial de manera integral.

Las instituciones y el productor agropecuario deben contribuir al desarrollo rural no sólo con tecnología de procesos y productos, sino también con nuevas formas organizativas de la información, comunicación, financiamiento y comercialización que apoyen la reconstrucción de los territorios rurales.

El INTA genera desarrollo desde y para la sociedad en su conjunto. Veamos más sobre el INTA.

HABLEMOS SOBRE EL SIGNIFICADO DEL INTA.

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria es un organismo de vanguardia en Argentina, líder del escenario agro-tecnológico en investigación, extensión e innovación.

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) es un organismo público descentralizado con autarquía operativa y financiera, que se encuentra bajo la órbita del Ministerio de Agroindustria de la Nación de Argentina.

Fue creado en 1956 y desde entonces desarrolla acciones de investigación e innovación tecnológica en las cadenas de valor, regiones y territorios para mejorar la competitividad y el desarrollo rural sustentable en Argentina.

Sus objetivos y esfuerzos se orientan a la innovación como motor del desarrollo nacional.

Como integrante del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación nacional, desarrolla capacidades para el sector agroindustrial y participa en redes que fomentan la cooperación interinstitucional; genera conocimientos y tecnologías que pone al servicio de distintos sectores de la sociedad, a través de sus sistemas de extensión, información y comunicación.

Los aportes del INTA le permiten al país alcanzar una mayor potencialidad y generar nuevas oportunidades para acceder a los mercados regionales e internacionales con productos y servicios de alto valor agregado.

ESTRUCTURA ORGANIZATIVA Y ADMINISTRATIVA DEL INTA.

La institución tiene presencia en las cinco ecorregiones de la Argentina: Zona Noroeste. Zona Noreste. Zona Cuyo. Zona Pampeana. Zona Patagonia.

Posee una estructura que comprende: 1 Sede Central. 15 Centros Regionales. 52 Estaciones Experimentales. 6 Centros de Investigación. 22 Institutos de Investigación. Más de 350 Unidades de Extensión

 INTA. SU INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO TECNOLÓGICO.

La acción de la Institución se centra por medio de una estructura programática que posibilita el abordaje integral de los problemas y oportunidades priorizados, promoviendo acciones que tengan en cuenta el análisis de sistemas complejos y el enfoque territorial.

PROGRAMAS NACIONALES (PN).

Ámbitos de coordinación de acciones por cadena de valor y disciplina, considerando el enfoque territorial y de sistemas complejos, donde se identifican las variables que afectan la competitividad sistémica en la totalidad de escalas de la intervención.

REDES.

Emergen como respuesta a la necesidad institucional de mejorar el abordaje de problemáticas u oportunidades planteadas en el ámbito de los Programas Nacionales.

PROYECTOS REGIONALES CON ENFOQUE TERRITORIAL.

Aplican el abordaje de las problemáticas, demandas y oportunidades priorizadas por cada Centro Regional del INTA, haciendo foco en un área geográfica definida y con un enfoque de sistemas complejos.

LA EXTENSIÓN DEL INTA Y SU DESARROLLO RURAL.

El sistema de extensión y desarrollo rural del INTA acompaña procesos de intercambio de información y conocimientos para el desarrollo de las capacidades de innovación de los miembros de las comunidades rurales, urbanas y periurbanas.

El INTA Impulsa a los productores y a sus organizaciones para que logren competitividad y que se den en un marco de equidad e inclusión social y de cuidado del ambiente.

RELACIONES INSTITUCIONALES DEL INTA.

Las relaciones institucionales del INTA buscan establecer, mantener y consolidar los vínculos locales, regionales, nacionales e internacionales con organismos y entidades públicas y privadas.

Las mismas se dan en el ámbito del sector agropecuario, agroalimentario y agroindustrial, bajo diferentes modalidades de cooperación.

VINCULACIÓN TECNOLÓGICA EN EL INTA.

La vinculación tecnológica en el INTA está orientada a crear vínculos público -privados, para impulsar y colaborar con el desarrollo competitivo del sector agropecuario y agroindustrial nacional.

La Vinculación Tecnológica está orientada a crear y fortalecer los vínculos entre el sector público y privado como una estrategia para desarrollar tecnologías que demandan las empresas para su producción y difusión a través de los mercados.

¿QUÉ ES EL INTA LABINTEX EUROPA?

Labintex Europa es el primer laboratorio virtual del INTA en el exterior.

Los Labintex son unidades sustentables que permiten la radicación temporal de investigadores del INTA, en instituciones internacionales de excelencia, en calidad de socios, con científicos de diversas partes del mundo.

Existe un modo colaborativo de trabajo como pares, para el fin del desarrollo de investigaciones en temas de frontera de la ciencia.

LAS 5 TEMÁTICAS DE ABORDAJE DEL INTA.

El INTA tienen estructurado su accionar en 5 temáticas globales donde crea, desarrolla y aborda las problemáticas y soluciones requerida para cada uno de estos entornos agropecuarios.

Las temáticas del INTA son: Producción Vegetal. Producción Animal. Desarrollo Económico y Social. Desarrollo Tecnológico. Ambiente

Profundicemos en cada una de estas temáticas y en las áreas que abarca.

PRODUCCIÓN VEGETAL. Cultivos industriales. Los cultivos industriales son aquellos cuyo consumo final no admite consumo directo o que su transformación resulta mucho más provechosa.

Abarca 9 cadenas productivas: Cadena de producción del algodón. Cadena de producción de la Caña de azúcar. Cadena de producción del maní. Cadena de producción de la mandioca. Cadena de producción de la quinoa. Cadena de producción de la stevia. Cadena de producción del tabaco. Cadena de producción del té. Cadena de producción de la yerba mate.

Cereales y Oleaginosas. Los cereales y oleaginosos son cultivos de cuyas semillas se obtienen harinas, aceites y otros productos con diferentes usos económicos, alimentarios y agroindustriales.

Cadena de producción del arroz. Cadena de producción de la avena. Cadena de producción de la cebada cervecera. Cadena de producción del maíz. Cadena de producción del sorgo. Cadena de producción del trigo. Cadena de producción de oleaginosos de invierno. Cadena de producción del girasol. Cadena de producción de la soja.

Hortalizas. El INTA trabaja para mejorar la innovación tecnológica, sustentabilidad y competitividad de la producción de hortalizas contribuye al crecimiento de las economías regionales y a impulsar el desarrollo social.

Impulsa 13 cadenas de producción de valor en los cultivos de papa, tomate/pimiento frescos, cebolla, ajo, zapallo, zanahoria, lechuga, poroto, garbanzo, frutilla, tomate para industria y batata.

Plantas, flores y aromáticas. El INTA realiza aportes a la organización y desarrollo de este sector, diversificando producción, mediante la generación de información y mejora continua de la  tecnología aplicada.

Frutales. El INTA contribuye a la competitividad y sostenibilidad de la actividad frutícola en cada etapa de producción, sumando de valor y comercialización y teniendo en cuenta los aspectos ambientales y socio-culturales de las prácticas.

Forestales. El INTA desarrolla e incorpora tecnologías para mejor la competitividad de la silvicultura, que favorece la obtención de productos maderables y no maderables de calidad, por medio del mejoramiento genético, la conservación de la diversidad de especies forestales, protección sanitaria, su manejo, destacando los servicios ambientales.

Sanidad vegetal.  El INTA promueve la caracterización, el diagnóstico y el desarrollo de técnicas de detección de patógenos, prácticas alternativas en el manejo de malezas, estudios de control biológico de plagas y enfermedades con el fin de contribuir a una agricultura sustentable.

PRIDUCCIÓN ANIMAL. Animales de granja. Desde el INTA se busca promover la producción intensiva sostenible y competitiva de aves de corral, ovejas, corderos, cerdos, conejos, vacas y otras posibles especies de interés económico.

Bovinos. El trabajo del INTA engobla la investigación, innovación y extensión de puntos críticos de la producción, la calidad y el agronegocio de la ganadería bovina.

Ovinos, caprinos y camélidos. El trabajo del INTA aporta a la producción primaria, agregado de valor mediante el desarrollo de tecnologías innovadoras de apropiación social, de propuestas de políticas públicas específicas al sector.

Porcinos. El trabajo se enfoca en la generación de tecnologías y capacidades para la mejora cuantitativa y cualitativa de la oferta de carne porcina.

Lechería. El INTA trabaja en forma articulada en redes técnicas y organizacionales para incrementar la competitividad y el agregado de valor en un marco de sustentabilidad.

Apicultura. El sector apícola argentino llega un nivel tecnológico que lo destaca entre los más competitivos del mundo. Esta producción fortalece el desarrollo territorial y los procesos asociativos de agregado de valor de agricultores familiares.

Forrajes y Pasturas. Fortalecimiento e integración de las capacidades institucionales en cultivos forrajeros, pasturas y vegetación natural. La generación de innovaciones tecnológicas en producción y utilización de pasturas y vegetación natural que contribuyen a mejorar la oferta de forraje de calidad.

Salud animal. El accionar del INTA en el área de salud animal se enfoca al estudio de las enfermedades, identificando sus causas y desarrollando métodos de diagnóstico, tratamiento, control y prevención con el objetivo de optimizar la producción animal y la calidad e inocuidad de sus productos y subproductos.

DESARROLLO ECONÓMICO Y SOCIAL. La producción agropecuaria y agroindustrial ocupa un lugar de suma importancia para la economía de la Argentina.

En ese contexto, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) cumple un rol clave para el desarrollo social del país, determinando estas unidades de trabajo: Agricultura familiar y huertas. Desarrollo territorial. Alimentos. Prospectiva y políticas públicas. Desarrollo tecnológico.

Por medio de una estructura programática que posibilita el abordaje integral de los problemas y oportunidades priorizados, promueve un accionar que contempla el análisis de sistemas complejos y el enfoque territorial.

Los programas nacionales y redes son: Biotecnología. Energías renovables. Recursos genéticos. Agroindustria y agregado de valor. Maquinaria y Herramientas agrícolas.

AMBIENTE. El clima y el agua son factores esenciales para la producción agropecuaria en la Argentina.

El INTA cuenta con una red de sistemas y especialistas para la gestión de los recursos y el desarrollo tecnológico del sector.

Clima y agua. Su impacto exige contar con conocimientos y tecnologías que permitan adaptarse y anticiparse a sus condiciones cada vez más variables.

Suelos. El suelo es un recurso natural clave para los sistemas de producción agropecuaria y su uso plantea desafíos, como el control de los procesos erosivos, la reducción de las reservas de materia orgánica y la fertilidad

Gestión ambiental. El trabajo del INTA en gestión ambiental se orienta a evaluar el impacto de las decisiones humanas sobre el ambiente.

GEOINTA. INFRAESTRUCTURA DE DATOS ESPACIALES (IDE) DEL INTA.

¿Qué es GeoINTA? GeoINTA es un sistema de información creado por profesionales del INTA, de libre acceso, que permite consultar mapas, sus bases de datos asociadas, imágenes y fotomosaicos de manera simple, desde Internet.

Combina herramientas de visualización web, con bases de datos de recursos naturales, productivos y riesgo agropecuario, permitiendo la consulta por coordenadas geográficas y la combinación de diferentes mapas, generando análisis por capas.

¿En que se basa el GeoINTA? El GeoINTA se basa en una arquitectura informática que utiliza software libre y comercial de última generación, así como desarrollos tecnológicos propios para brindar a todos la posibilidad de usar un sistema de información Geográfica a través de la Web.

GeoINTA es un proyecto que se maneja en red, de manera distribuida a lo largo y ancho del país, brindando una herramienta de última generación para el fortalecimiento de vinculaciones inter e intra institucionales.

Además de facilitar una plataforma que funciona como soporte en actividades de investigación y aportando una herramienta de excelencia institucional.

¿Cuál es el objetivo principal de GeoINTA? Es el de consolidar la Infraestructura de Datos Espaciales (IDE) de INTA como herramienta de estandarización, conservación de datos e intercambio de información georeferenciada y dar las herramientas metodológicas y las tecnologías adecuadas para la gestión de toda la información georeferenciada producida por INTA.

La GeoINTA abre una ventana a la información georeferenciada del INTA, los principales productos de esta IDE son: Visualizador. Servicios. Catálogo.

INTA. EL FUTURO NO SE PREDICE, SE CONSTRUYE.

Especialistas del INTA sostienen que el reto se vuelve estratégico en un escenario que proyecta, a poco más de 30 años, incertidumbre climática, deterioro ambiental y mayor demanda de alimentos y energía.

La Argentina es uno de los cuatro lugares del mundo más aptos para expandir la oferta de alimentos, debido a sus condiciones agroecológicas y a su estructura productiva. Una oportunidad comparativamente destacada si se considera que el número global de tierras fértiles disponibles es reducido.

De seguir con la inercia actual, las proyecciones a 2050 anticipan un escenario de incertidumbre climática, con variabilidad y ocurrencia de eventos extremos, deterioro ambiental, provocado por el prolongado uso no sustentable de recursos naturales y mayor demanda de alimentos y energía.

El INTA se posiciona con análisis prospectivos ante los cambios ocurridos en la Argentina y en el mundo para mantener vivo el compromiso a favor del beneficio de nuestra agroindustria y de la sociedad, aseguró Héctor Espina, director nacional del instituto.

Es el momento de planificar y monitorear la generación del conocimiento, su transferencia y el aprendizaje a partir de nuevas tecnologías deben permitir dar respuestas

El principal desafío que enfrenta el sector agroalimentario y agroindustrial argentino es satisfacer dichas demandas y, en paralelo, reducir el impacto ambiental.

Los aumentos de producción no pueden basarse, principalmente, en la expansión de la superficie como ocurrió en el pasado.

Por el contrario, “los mayores esfuerzos deben enfocarse en intensificar el uso de la tierra, a través de la adopción de tecnologías de procesos y de conocimientos que permitan hacer un uso eficiente de recursos e insumos y reducir el impacto ambiental”.

Tenemos enfrente un doble desafío de producir y conservar. Hay que satisfacer las necesidades de productos agrícolas, de alimentos, biocombustible, fibras…etc. con menor impacto ambiental.

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria – INTA necesita decisiones precisas para una producción sostenible.

Artículo original aquí.

(Foto de SNonline).

Compartir en: