18 de Noviembre de 2017
Máx. Min.
Agricultura 07 de Octubre de 2017

INIA aconseja la fertilización nitrogenada en trigos y cebadas

La recomendación del INIA consiste en realizar aplicaciones “lo antes posible y siempre antes de la espigazón

Agricultura 07 de Octubre de 2017

INIA aconseja la fertilización nitrogenada en trigos y cebadas

La recomendación del INIA consiste en realizar aplicaciones “lo antes posible y siempre antes de la espigazón

Montevideo – TodoElCampo – El Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) La Estanzuela emitió un llamado de atención en el que solicita “atención especial en trigos y cebadas” recomendando la “fertilización nitrogenada”.

Debido a las condiciones climáticas del último trimestre INIA La Estanzuela señaló que “en la medida de lo posible” se fertilice con nitrógeno los cultivos de trigo y cebada.

Las aplicaciones de nitrógeno de fin de macollaje en cebada, son importantes no sólo para concretar rendimientos aceptables sino además para lograr los contenidos de proteína necesarios que se encuentren dentro del rango de recibo (9.5-12.5/13%, según contrato)”, expresa.

En las situaciones más comúnmente observadas, de chacras bajo uso agrícola con larga historia de cultivos, la probabilidad de obtener valores bajos de proteína si no se aplica nitrógeno al final de macollaje o posterior es muy alta, generando un riesgo alto de rechazo”, advierte.

La recomendación del INIA consiste en realizar aplicaciones “lo antes posible y siempre antes de la espigazón, con el solo fin de reducir el riesgo de bajos contenidos de proteína en grano. No se espera en estos casos aumentos importantes en rendimiento, pero sí mantener la proteína en niveles aceptables (más de 9.5% para el caso de cebada y más de 11,5% en trigo)”, puntualiza.

Las aplicaciones de dosis entre 10 y 15 kg N /ha previo a espigazón para cultivos con un rendimiento estimado de 2000 kg/ha o superior aplicados como urea, nitrato de amonio o UAN (ej 20-30kg/ha urea) son seguras y pueden generar un aumento de 0.5-1% de proteína reduciendo la probabilidad de obtener valores bajos de rechazo”, indica.

Pero ante una estimación de mayor rendimiento se debe “ajustar” la dosis “a valores mayores en proporción”.

Si se utiliza UAN, éste puede producir quemado de hoja, evitar dosis altas, horas del día calurosas, y eventualmente diluirlo. En la medida que la aplicación se distancie de la espigazón y sea más temprana, las dosis también pueden ser mayores y contribuirán en mayor proporción además a concretar el rendimiento y no sólo aumentar el contenido de proteína”.

Tanto en trigo como cebada, desde el punto de vista del manejo del nitrógeno en el cultivo es mucho más eficiente seguir las recomendaciones de manejo de nitrógeno en estadios más tempranos (siembra-macollaje-encañazón). A pesar de esto, en situaciones extremas como las actuales consideramos que puede ser una buena práctica realizar aplicaciones, que, aunque fuera de fecha, pueden evitar problemas mayores”, concluye.

Por más información concurrir directamente a INIA La Estanzuela en ruta 50 Km. 11 (Colonia) o llamar al 4574.80.00.

(Foto INIA).

Compartir en: