24 de Febrero de 2020
Máx. Min.
Agricultura 02 de Enero de 2020

Indonesia desplaza a Brasil como principal destino del trigo argentino

Cambios en la composición de la demanda y la ausencia de Australia, explican el cambio de tendencia

Agricultura 02 de Enero de 2020

Indonesia desplaza a Brasil como principal destino del trigo argentino

Cambios en la composición de la demanda y la ausencia de Australia, explican el cambio de tendencia

Buenos Aires. Revista Chacra-Todo el campo

Con un avance en la cosecha que se acerca al 75% del área sembrada y una estimación de producción de 19 millones de toneladas, el trigo argentino inició en estos días la temporada alta de embarques.

El trigo que se prevé despachar desde los puertos argentinos, hasta el 9 de enero próximo, llega a 1,5 millón de toneladas, en sintonía con los embarques de harina de soja.

La novedad pasa porque el trigo a despachar irá hacia 17 mercados de todo el mundo. Y esta vez no es Brasil, históricamente el principal comprador del grano argentino, el primer destino de los embarques que se están dando por estas horas. En esta quincena de embarques, el mayor socio del Mercosur pasa a ocupar el segundo puesto en materia de destinos, con 15,6% del volumen a despachar.

Por su parte, Indonesia se queda con el primer puesto, al demandar casi el 25% del cereal argentino en esta época del año, con 349 mil toneladas a despachar hasta los primeros días de 2020. En tercer lugar, aparece Bangladesh, que se lleva el 10,5% de las exportaciones trigueras locales, indicó un reporte del área de Research de la corredora de granos Zeni.

En la quincena previa, que coincidió con las últimas semanas de Mauricio Macri, el país gobernado por Jair Bolsonaro se había alzado como el primer destino del trigo argentino, seguido por Indonesia y Etiopía en el tercer puesto, con 7% de los envíos.

El interés por la importación de trigo de Indonesia, entre otras naciones asiáticas, se viene incrementando fuertemente en los últimos años, de la mano de un aumento en el consumo interno de pan y otros derivados.

En general, era Australia quien satisfacía las demandas de los países del sudeste asiático y de buena parte de África.

Pero las sequías que diezmaron las producciones trigueras de ese país en los últimos cuatro años, hicieron que tanto Indonesia como otros mercados asiáticos vieran en Argentina a un abastecedor importante y en 2018 disputaron palmo a palmo por el cereal local.

Retenciones y el rio

El incremento del programa de embarques, que coincide con el ingreso al circuito comercial de la cosecha, se dio en momentos en que la exportación declaró ventas al exterior por 11,65 millones de toneladas a entregar entre diciembre y septiembre próximo, por encima de los registros para esta época del año.

Esa estrategia se dio en medio de la fuerte aceleraciones de ventas y registros para cubrirse del alza de los derechos de exportación en la previa a la asunción del presidente Alberto Fernández.

Además, las compras de trigo a los productores sumaron 13,7 millones de toneladas, de las cuales 12,7 millones de toneladas fueron adquiridas por los exportadores. El volumen declarado por los exportadores (Djve) quedó con el viejo esquema de retenciones.

En tanto, desde el sábado 14 de diciembre, el trigo -y también el maíz- pasó a tributar un derecho de exportación de 12%, al eliminar el límite de los $ 4 por dólar que regía desde septiembre de 2018.

En tanto, desde el lunes pasado, con la promulgación de la ley de Emergencia sancionada por el Congreso, el Gobierno quedó habilitado a subir 3 puntos porcentuales más la alícuota. Los cambios en las retenciones dejaron prácticamente paralizada la comercialización de granos y oleaginosas en el mercado local.

Más allá del tema impositivo, en el mercado crece la preocupación por la bajante en el Río Paraná, donde se concentra el 72% del volumen de trigo a despachar hasta el 9 de enero.

"La altura del río no llega a la mitad de la media para diciembre, y fuerza a los buques a cargar hasta un 40% menos en el Up-River", indicó el reporte semanal de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Fuente: Revista Chacra

 

Compartir en: