20 de Setiembre de 2020
Máx. Min.
Economía 07 de Diciembre de 2019

Importante cerealera argentina entró en cesación de pagos

Posee deuda con el banco Nación de U$S 350 millones, también con el banco de Santa Fe, el banco Provincia de Buenos Aires y el banco Hipotecario, sin que se diera a conocer los montos adeudados en estas últimas casas bancarias.

Economía 07 de Diciembre de 2019

Importante cerealera argentina entró en cesación de pagos

Posee deuda con el banco Nación de U$S 350 millones, también con el banco de Santa Fe, el banco Provincia de Buenos Aires y el banco Hipotecario, sin que se diera a conocer los montos adeudados en estas últimas casas bancarias.

Buenos Aires, Argentina – TodoElCampo – El grupo Vicentín Hnos. y Cía., una de las mayores cerealeras argentinas comunicó que entró en cesación de pagos. El anuncio fue hecho por la propia empresa a sus clientes el miércoles de noche y pasó a los medios de comunicación de forma extraoficial. La razón esgrimida: “estrés financiero”, publicó la prensa local.

Vincentín fue fundada en 1929 en la provincia de Santa Fe y desde entonces no ha dejado de crecer. En 2018 fue el sexto exportador con ventas de 570.333 toneladas de granos, 4,9 millones de toneladas de harinas y 1,05 millones de toneladas de aceites. Su participación en el mercado de exportación fue del 9 %.

Fuentes de la empresa dijeron al diario Clarin que se está “evaluando distintas alternativas y trabajando para poder cumplir los compromisos adquirido”.

La caída económica se explica por la alta exposición de pasivos con entidades bancarias. Por ejemplo a la deuda con el banco Nación de U$S 350 millones se suma la que mantiene con el banco de Santa Fe, el banco Provincia de Buenos Aires y el banco Hipotecario, sin que se diera a conocer los montos adeudados en estas últimas casas bancarias.

Las operaciones de la compañía se vieron “negativamente afectadas” en el “contexto de crisis recurrentes, aumento de tasas de financiamiento, cierre de mercados y el incremento permanente del costo argentino”, afirma el comunicado.

Además en los últimos diez años se invirtieron más de U$S 900 millones en plantas de molienda, biodiesel, etanol y en logística portuaria.

El quiebre económico de Vicentín se traslada a muchísimos operadores y productores que ahora esperan con preocupación poder cobrar lo que les corresponde. Todo el mercado de granos del país recibe así un cimbronazo que no se vio venir.

El matutino La Nación observó que “más allá de la posición que ocupa como sexto exportador de granos y subproductos, los datos de la empresa muestran un importante crecimiento en los últimos dos años vinculado con su actividad agroindustrial”.

Entre 2017 y 2018 la molienda de soja de la compañía creció 18 %, pasando de 7.144.411 millones de toneladas en 2017 a 8.441.617 millones de toneladas este año. Con ese volumen participa del 21 % de la molienda nacional.

Su molienda de girasol trepó de 683.653 toneladas en 2017 a 829.331 toneladas este año, un avance del 21 %.

En biocombustibles, en biodiésel (tiene Renova, una sociedad con Glencore y Molinos Río de la Plata) su producción aumentó un 4,3 % en los últimos dos años, de 156.865 toneladas a 163.691 toneladas. En etanol, produjo 63.877 metros cúbicos en 2017, y en 2019 79.810 metros cúbicos, un crecimiento del 25 %.

Del análisis de los números globales del negocio de la soja (incluye harina, aceite, trading, biodiésel), las ventas aumentaron 12 % en los últimos dos años; el incremento fue de U$S 2.832,5 millones a U$S 3.173 millones.

En otros rubros, el grupo posee el frigorífico Friar y Arsa, esta última una unidad maneja el negocio de postres, flanes y yogures que la compañía le había comprado a SanCor.

Con datos de Clarín, La Nación, y página web de Vicentín Hnos. y Cía. Foto Rosario 3.

Compartir en: