27 de Mayo de 2018
Máx. Min.
Forestal 15 de Mayo de 2018

Harvard estaría buscando vender activos forestales en Sudamérica

Harvard Management Co. se ha acercado a inversionistas para comprar participaciones minoritarias o mayoritarias en hasta U$S 700 millones de propiedades en Brasil, Uruguay y Argentina, y convertirlos en socios estratégicos.

Forestal 15 de Mayo de 2018

Harvard estaría buscando vender activos forestales en Sudamérica

Harvard Management Co. se ha acercado a inversionistas para comprar participaciones minoritarias o mayoritarias en hasta U$S 700 millones de propiedades en Brasil, Uruguay y Argentina, y convertirlos en socios estratégicos.

Montevideo – TodoElCampo – La Universidad de Harvard está tratando de vender algunas de sus inversiones forestales en Sudamérica a inversionistas que compartirán la gestión de la cartera al tiempo que el fondo de dotaciones se retira de apuestas en recursos naturales.

Harvard Management Co. se ha acercado a inversionistas para comprar participaciones minoritarias o mayoritarias en hasta U$S 700 millones de propiedades en Brasil, Uruguay y Argentina, y al mismo tiempo convertirse en socios estratégicos en un esfuerzo por reducir el riesgo de los fondos de dotaciones, según personas familiarizadas con el asunto.

El fondo de U$S 37.000 millones contrató en febrero al banquero de inversión Jonathan Prather, de Perella Weinberg Partners Group, según las personas, que pidieron no ser identificadas porque la información es privada. Perella Weinberg declinó formular comentarios.

MODERNIZAR LA ESTRATEGIA.

La medida es el último paso en una revisión del fondo de dotaciones de Harvard que comenzó en 2016, cuando la universidad de la Liga Ivy contrató a Narv Narvekar, de la Universidad de Columbia, como jefe de inversiones.

Narvekar redujo la plantilla de la institución a casi la mitad, cerró fondos de cobertura internos, distribuyó administradores de fondos y vendió más de U$S2.000 millones en fondos de compra y bienes inmuebles.

Narvekar está tratando de modernizar la estrategia de recursos naturales después de que sus predecesores hicieron una gran apuesta en la clase de activos que inicialmente generó retornos sólidos, pero luego fracasó. El año pasado, Harvard amortizó la cartera en entre U$S 1.100 millones y U$S 2.900 millones, una pérdida que incluyó la decisión de salir de uno de sus proyectos agrícolas en Brasil donde invirtió al menos U$S 150 millones.

La cartera "demorará varios años en reposicionarse", escribió Narvekar en un informe de setiembre, y agregó que "si bien la mayoría de los activos siguen siendo atractivos, algunos tienen desafíos importantes".

Narvekar comenzó a deshacerse de propiedades el año pasado, cuando acordó vender una granja de productos lácteos en Nueva Zelanda con 5.500 vacas a la firma de capital privado KKR & Co. por U$S 70 millones y una plantación de eucaliptos en Uruguay a la aseguradora Liberty Mutual por U$S 120 millones.

AMPLIA CARTERA.

La cartera sigue siendo vasta e incluye granjas en Australia, Sudáfrica y Brasil, así como viñedos en California y bosques en Europa del Este y en Centroamérica y Sudamérica, según declaraciones tributarias y otras presentaciones.

Al igual que otras partes del fondo de dotaciones que Narvekar heredó, las inversiones se hicieron de forma directa en lugar de hacerlo a través de administradores de fondos externos, un enfoque más común entre fondos similares.

Harvard todavía tiene un equipo que supervisa la cartera. Está dirigido por Colin Butterfield, quien fue contratado en 2016 por Radar SA, un fondo que invierte en agricultura en Brasil respaldado por el administrador de fondos para la jubilación TIAA.

RIESGO APROPIADO.

"Para atender mejor a Harvard, HMC asumirá un nivel de riesgo apropiado para Harvard", escribió Narvekar en un informe de enero de 2017. "Nuestros retornos finalmente seguirán en nuestra senda elegida en lugar de en la senda de cualquier otro fondo de dotaciones específico, que podría tener una tolerancia al riesgo diferente y un mandato diferente".

Las inversiones forestales en Brasil, Argentina y Uruguay consisten en plantaciones de eucalipto, teca y pino, de acuerdo con declaraciones de impuestos y otros documentos. Los activos son propiedad de sociedades instrumentales y están administrados por firmas independientes.

Las propiedades más valiosas están en Uruguay y Brasil.

Harvard posee tierras forestales en Chile, Colombia, Ecuador, Nicaragua, Panamá y Perú también, según documentos. Estas propiedades actualmente no se están comprando en el acuerdo propuesto, dijeron las personas.

RETORNOS CONGELADOS.

Los retornos de la inversión en bosques se congelaron en la última década en medio de la debilidad de mercados emergentes como Brasil y la moderación del crecimiento en China. Un índice de tierras forestales en Estados Unidos muestra ganancias desiguales desde que terminó la recesión en 2009, precedido por años de retornos de dos dígitos impulsados por el auge inmobiliario.

Aun así, algunos inversionistas ven oportunidades. El año pasado, el grupo Rohatyn adquirió el control de una cartera de U$S 2.100 millones de manos del administrador de fondos con sede en Boston GMO, cuyo cofundador Jeremy Grantham fue un influyente promotor de las inversiones en activos agrícolas de mercados emergentes. Nicolas Rohatyn, el máximo ejecutivo de la compañía, dijo la semana pasada en una conferencia de inversión forestal en Nueva York que estaba intentando adquirir más activos.

(Fuente El Mostrador – Bloomberg. Foto Gente y Negocios).

Compartir en: