18 de Noviembre de 2017
Máx. Min.
Vacunos 11 de Setiembre de 2017

Ganado en pie: “los efectos hacia nuestro comercio han sido mejores”

“En términos de producción, Uruguay ha conquistado todos los mercados excepto Japón. Por lo tanto, tenemos un tractor con el comercio internacional, que ha construido una cantidad de bienes públicos, accesos sanitarios, trazabilidad, etcétera, pero también, hubo inversión en la industria frigorífica”

Vacunos 11 de Setiembre de 2017

Ganado en pie: “los efectos hacia nuestro comercio han sido mejores”

“En términos de producción, Uruguay ha conquistado todos los mercados excepto Japón. Por lo tanto, tenemos un tractor con el comercio internacional, que ha construido una cantidad de bienes públicos, accesos sanitarios, trazabilidad, etcétera, pero también, hubo inversión en la industria frigorífica”

Montevideo – TodoElCampo – Tabaré Aguerre dijo que Turquía es un gran comprador a pesar del “arancel diferencial que ese país le pone a la carne con respecto al ganado en pie”, pero “la consecuencia” de eso “no puede ser cerrar una alternativa cuando los efectos hacia nuestro comercio han sido mejores”.

En su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara de Diputados el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) Ing. Agr. Tabaré Aguerre fue consultado sobre la exportación de ganado en pie. El secretario de Estado dijo que a fines de los años noventa la ganadería uruguaya tenía ocho millones de ejemplares y que hoy el rodeo asciende a doce millones de vacunos.

Mencionó que en ese período “se redujo la producción de ovinos” pero en contrapartida “aumentó el área forestal y agrícola”.

En términos de producción, Uruguay ha conquistado todos los mercados excepto Japón. Por lo tanto, tenemos un tractor con el comercio internacional, que ha construido una cantidad de bienes públicos, accesos sanitarios, trazabilidad, etcétera, pero también, hubo inversión en la industria frigorífica”, agregó.

Hubo una serie de medidas de desregulación a mediados de la década del noventa que eliminó el stock regulador y se abrió la exportación de ganado en pie”, pero “nunca funcionó en forma importante la exportación de ganado en pie, pero hay que diferenciar cuáles son los efectos de una política”, expresó Aguerre.

La política es un incentivo, señaló Aguerre. Ejemplificó con el sector turístico: “¿Cuánto empeño pondrían los operadores turísticos de Punta del Este y Piriápolis si dudaran de si los turistas pueden venir? ¿Pintarían? ¿Plantarían árboles?”, se preguntó. Es que “la existencia de una política genera acciones en el mercado”.

Tengo treinta y seis mil productores ganaderos, veintitrés frigoríficos exportadores y diez o doce para el mercado interno. Es decir, la asimetría entre la concentración de la oferta y la demanda puede generar un poder de mercado. El objetivo de tener la puerta de exportación de ganado en pie tiene que ver con que la cadena no tenga como única alternativa el frigorífico”, explicó.

ALTIBAJOS.

Precisó que en los últimos años “la exportación de ganado en pie tuvo altibajos”.

En los años 2009, 2010, 2011 y 2012 hubo muy buena exportación, pero en el 2013 disminuyó. Recuerdo que en pleno verano el senador Lacalle padre me convocó al Senado en régimen de comisión general para explicar la exportación del ganado en pie. Recuerdo una transparencia que mostraba que los años que vendimos menos 2012 y 2013 se relacionaba casi uno a uno con la relación de precios del ternero entre Brasil y Uruguay. Cuando el precio del ternero en Uruguay estuvo más caro que en Brasil, exportaron más ese país y México”, expresó Aguerre.

Analizando las estadísticas, “si tomo los últimos doce años y lo agrupo en dos seis y seis , por ejemplo, de 2009 al día de hoy, observo que la producción de terneros en esos seis años es de seiscientas mil cabezas más con respecto a los terneros producidos en los seis años anteriores; es decir, son cien mil terneros por año. Y la exportación promedio anda en ciento veinte mil o ciento treinta mil terneros. Es decir, la exportación de ganado en pie está abierta, pero hubo una respuesta de mayor producción de terneros”, remarcó.

Pero “el número de terneros no es un buen indicador para mostrar la disposición que un productor tiene para producir más terneros; el indicador que debemos ver es el número de vacas de cría, porque entre la decisión de producir el ternero y tener uno hay un montón de procesos biológicos y climáticos que a veces no son considerados por el productor”, aclaró.

Si teníamos 4.300.000 vacas de cría a las vacas de cría y vacas de invernada las pongo juntas en las estadísticas, porque según como se declare, habría diferencias, y muchas veces, la vaca de invernada termina dando un ternero y cambia de categoría y ahora, si sumo las declaraciones de Dicose y del SNIG de vacas de cría y de invernada, tengo cuatrocientas mil vacas más de que las que poseía hace seis o siete años. Eso me está indicando cuál es el primer eslabón de la cadena, porque no hay carne si no hay terneros”, razonó.

Lo que ha sucedido en los últimos años es que la relación flaco gordo de 1,20, lo único que hace es equiparar la ineficiencia biológica que hay en transformar pasto en un kilo de carne o en un kilo de ternero. Para transformar pasto en un kilo de ternero, tengo que darle de comer a la vaca durante nueve meses, tener un porcentaje de entre 60 % y 80 % de las vacas preñadas y disponer de seis meses más para destetar el ternero. Por lo tanto, el otro negocio es más rápido y se termina teniendo una asimetría muy grande entre quienes tienen los mejores campos y la posibilidad de hacer ese negocio y el 60 % del país, que no tiene la posibilidad natural de pastizales con calidad para hacer una invernada competitiva”.

CUATRO CONDICIONES.

El ministro indicó que para “seguir creciendo en ganadería” se debe “cumplir cuatro condiciones”.

Una de ellas es que “haya más capacidad industrial que la oferta, es decir, debo contar con capacidad industrial ociosa, porque es lo único que me puede garantizar que haya competencia”.

Otra condición importante es que “los precios se ajusten por la oferta y la demanda”.

Las otras dos son que “la posibilidad de comercialización no puede ser una limitante, debe ser un estímulo para que se generen más terneros, y si la relación flaco gordo termina siendo una limitante para el productor invernador, lo que va a ocurrir es que muchos invernadores se transformen en productores de ciclo completo”.

Y como es más competitivo producir un kilo de ternero, capaz que le doy de comer mejor a la vaca para tener un ternero en lugar de contar con muchos novillos gordos, que es lo que hacía antes. Tengo una cadena con base productiva y con menores bases de especulación comercial”, aclaró.

Ante una pregunta concreta del diputado colorado Tabaré Viera Aguerra dijo que desde que es ministro la capacidad de la industria aumentó 15 % y que la política que se desarrolló en ese sentido “ha sido exitosa”.

EL GRAN COMPRADOR”.

Respecto a Turquía Aguerre dijo que ese país es “el gran comprador” existiendo “el arancel diferencial que ese país le pone a la carne con respecto al ganado en pie”, pero “la consecuencia” de eso “no puede ser cerrar una alternativa cuando los efectos hacia nuestro comercio han sido mejores”.

Este año batimos récord de faena y vamos a terminar con un stock ganadero”, aseguró.

¿Qué es lo que está mal si cada vez producimos más terneros, exportamos más quilos de carne y agregamos valor al principal eslabón de la cadena, que es el que tiene menos alternativa? Este tema hay que mirarlo con serenidad porque, reitero, estamos ante un mercado en el que hay alta concentración de demanda”, añadió.

Compartir en: