22 de Octubre de 2018
Máx. Min.
Forestal 29 de Setiembre de 2018

Estudio afirma que nueva planta de UPM no tendrá impactos negativos

“UPM se compromete a apoyar la iniciativa del Río Negro para mejorar la calidad del agua en el río, así como a brindar apoyo financiero para mejorar el tratamiento de efluentes en Paso de los Toros y Centenario a través de una contribución de 10,5 millones de dólares”

Forestal 29 de Setiembre de 2018

Estudio afirma que nueva planta de UPM no tendrá impactos negativos

“UPM se compromete a apoyar la iniciativa del Río Negro para mejorar la calidad del agua en el río, así como a brindar apoyo financiero para mejorar el tratamiento de efluentes en Paso de los Toros y Centenario a través de una contribución de 10,5 millones de dólares”

Tacuarembó – TodoElCampo – Como parte del plan de crecimiento de UPM y según lo requerido por la normativa vigente la empresa realizó un estudio de impacto ambiental (EsIA) de la posible nueva planta de celulosa que se ubicaría en Durazno, al sur del Río Negro y a unos 4 Kms. aguas abajo de la ciudad de Paso de los Toros y pueblo Centenario. Entre otras conclusiones a las que llegó el estudio se destaca que no habrá impactos negativos sobre la salud de las personas ni sobre las condiciones de vida, la estructura urbana y el uso de la tierra, tampoco afectará el entorno cultural, la vida silvestre y sitios de conservación, suelo, y aguas subterráneas.

El documento Proyecto de planta de celulosa de UPM. Estudio de impacto ambiental y social. Reporte preliminar fue realizado por las empresas consultoras EIA - Estudio Ingeniería Ambiental (Uruguay) y Ecometrix (Canadá), ambas con amplia experiencia en el área. El texto señala que “la capacidad de producción anual” será de aproximadamente “dos millones de toneladas de celulosa de Eucalyptus de mercado” y que “la planta aplicará las Mejores Técnicas Disponibles (BAT) de la Unión Europea, asegurando el mejor desempeño ambiental posible”.

Con diez años de funcionamiento de la planta de UPM Fray Bentos, ésta “ha servido de base para proyectar las emisiones esperadas”, agrega.

ASPECTOS POSITIVOS.

Respecto a los “impactos positivos del proyecto de la planta de celulosa” el estudio señala que “se estima que generará un incremento del 2 % en el PBI y más de U$S 120 millones anuales en impuestos en toda la cadena de valor”.

También “podría crear unos 8.000 puestos de trabajo permanentes en las operaciones industriales, plantaciones, cosecha, operaciones portuarias y servicios relacionados”.

Además la planta se “abastecerá de materia prima” que se ubica en la región centro-noreste del país, la cual posee “menor desarrollo relativo en términos de competitividad regional y proporción de hogares por debajo de la línea de pobreza”.

Otro factor positivo refiere a la “dimensión socioeconómica y de infraestructura, como los caminos y rutas” que actualmente “presentan ciertas deficiencias” lo cual “restringe el desarrollo de las actividades económicas por parte del sector privado, así como las nuevas oportunidades de empleo y las posibilidades de crecimiento de las comunidades”.

También se estima que el proyecto “generará nuevas capacidades, productos y servicios, desarrollando la economía local y a unas 600 pequeñas y medianas empresas”, y contribuirá “a consolidar la transformación de la matriz energética, ya que incrementaría la producción de energía renovable en un 10 %.

CONCLUCIONES.

El estudio concluye que la nueva planta “no tendrá impactos negativos sobre la salud de las personas, las condiciones de vida, la estructura urbana y el uso de la tierra, el entorno cultural, la vida silvestre y sitios de conservación, suelo, y aguas subterráneas”.

Asimismo se señala como “temas de potenciales impactos” los vinculados a “viviendas temporales, servicios y seguridad”, el “incremento del tráfico”, la “generación de residuos”, la “calidad del aire” y la “calidad y uso del agua”.

Pero destaca que “el cumplimiento de las BAT asegura el mejor desempeño ambiental posible”.

Respecto a “la calidad del agua del Río Negro se ve afectada por altos niveles de nutrientes. La eutroficación existente continuará si no se aplican medidas de mitigación adicionales”, indica.

También asegura que “con la planta proyectada y la implementación del caudal mínimo, la calidad del agua se mantendría en los niveles actuales” y si se actúa “asegurando las mejores prácticas por todos los actores relevantes, la calidad del agua podría incluso mejorar en el mediano a largo plazo”.

UPM se compromete a apoyar la iniciativa del Río Negro para mejorar la calidad del agua en el río, así como a brindar apoyo financiero para mejorar el tratamiento de efluentes en Paso de los Toros y Centenario a través de una contribución de 10,5 millones de dólares”, concluye.

Compartir en: