17 de Agosto de 2017
Máx. Min.
Vacunos 13 de Octubre de 2016

Zafra de reproductores se muestra ágil y con ventas prácticamente totales

Mientras el negocio de la cría se mantiene a base de exportación en pie y mercados en terneros, la invernada tradicional tiende a desaparecer y el uso de corral se expande, analizó Gerardo Zambrano

Vacunos 13 de Octubre de 2016

Zafra de reproductores se muestra ágil y con ventas prácticamente totales

Mientras el negocio de la cría se mantiene a base de exportación en pie y mercados en terneros, la invernada tradicional tiende a desaparecer y el uso de corral se expande, analizó Gerardo Zambrano

Montevideo / TodoElCampo-El diferencial que logran algunos productores se basa en la genética de sus rodeos, subrayó el plena zafra el martillero y titular de Zambrano & Cía, Gerardo Zambrano.

Tras una excelente venta en el remate del pasado martes en San José del Yaguarí, de Roberto Zerbino, el rematador Gerardo Zambrano dialogó con TodoElCampo y manifestó su alegría, ya que la zafra se desarrolla con ventas totales. “Todos los remates generan cierta expectativa e inquietud, y más cuando como en esta zafra que comenzó dubitativa, no sabíamos si iba a ser para absorber todo el volumen. Pero bueno, si uno tiene que hacer un análisis, te diría que hemos andado muy bien, se vende todo”, aseguró. Justamente, en el caso particular de San José del Yaguarí, se trató de un remate con “agilidad, precios y ventas totales”, dijo.

Para Zambrano, en gran parte ese éxito radica en la disponibilidad de los cabañeros a ofrecer datos, garantía, flete gratis y pago en cuotas o a los 180 días. “Los cabañeros están dispuestos a vender y que el mercado ponga el precio”, acotó.

Insistió el papel que juega la información sobre los reproductores a la hora de su venta, porque ello es garantía de mejor genética, conversión de pasturas y un número de cualidades impresionante que se pueden adaptar a la demanda del comprador.

CRÍA, INVERNADA Y CORRALES; LA SITUACIÓN DEL PAÍS HOY

En otro tema, Zambrano se detuvo en la complejidad del mercado en la actualidad. Manifestó que el negocio de la cría es bueno en Uruguay porque existen mercados que demandan terneros. Señaló que se puede hablar de una suerte de “mercado a futuro”, porque el productor acuerda el precio de los terneros que nacen ahora a U$S 2,20 o U$S 2,25 para venderlo posteriormente.

En ese marco, reflexionó que si bien los valores de los toros son buenos, la relación es tan favorable que rápidamente la inversión se recupera con los terneros. Indicó que la coyuntura es adversa y se configura en un negocio “pobre” que, en el caso de desviarse los costos, puede tener una ecuación deficitaria. No obstante, sin dudas, es de la explotación más segura del sector agropecuario, señaló. 

HACIENDA GORDA

La ausencia de confianza y la constante pulseada entre los productores y la industria es un problema serio, indicó el martillero. “La ganadería tiene un potencial de crecimiento muchísimo mayor al que presenta, pero esperemos que los criadores con la exportación de ganado en pie, o la venta de los terneros, se sientan lo suficientemente motivados como para producir más”, sostuvo.

Indicó que la faena actual se encuentra cercana a las 40 mil reses, en un momento donde no hay ganado a pasto y los productores no venden. Para Zambrano, esas reses salen de los corrales de la industria y de aquellos productores que hacen convenios con la misma, lo que de una manera u otra aumenta la desconfianza. Aunque reconoció que en éste negocio la plena confianza no existe en ninguna parte del mundo, insistió que el exceso de desconfianza en Uruguay hace que se pierda “un potencial importantísimo”.

Según el rematador, la mejor forma de manejar esa situación es mediante la posible regulación de los corrales de la industria frigorífica. A su entender, es una alternativa que lejos de perjudicar, va a incentivar una mayor producción y mayor engorde. “Es un potencial que se tiene que aprovechar y no se aprovecha”.

Para Zambrano la invernada tradicional va camino a desaparecer y crecen en el país engordes más rápidos con praderas, campos mejorados, suplementación o encierro. “Hoy no se llega a tener un novillo cinco o seis años, salvo algunas excepciones”. Aunque reconoció que el encierro no es para todos los productores, aseguró que es un sistema que crece a nivel mundial, y el país no va a ser la excepción, finalizó.

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa 

FOTO : EL PAIS

Compartir en: