29 de Mayo de 2017
Máx. Min.
Actualidad 17 de Febrero de 2014

Voluntarios: Sembrando al cortar

Bordaberry: "Para recuperar esos valores de convivencia que se quieren atropellar. Vamos a pintar para limpiar, no para ensuciar. Para insistir en que respetamos la convivencia, y no para imponer nuestras modas o nuestras consignas".

Actualidad 17 de Febrero de 2014

Voluntarios: Sembrando al cortar

Bordaberry: "Para recuperar esos valores de convivencia que se quieren atropellar. Vamos a pintar para limpiar, no para ensuciar. Para insistir en que respetamos la convivencia, y no para imponer nuestras modas o nuestras consignas".

Pedro Bordaberry/TodoElCampo – Allá por mayo del año pasado, en una de las tantas recorridas por todo el país que hicimos en estos cuatro años, andábamos por el Barrio Marconi de Montevideo.

En la recorrida y conversación con los vecinos, ese frío sábado de mañana, llegamos hasta una de las policlínicas del lugar.

La misma lucía despintada, le faltaban los artefactos del baño, con picos de luz sin bombitas y una mujer valiente y un médico corajudo estaban a su frente. 

Entre los jóvenes que me acompañaban había algunos que unos días antes me habían pedido que los apoyara con materiales porque querían salir a pintar consignas políticas en los muros de la ciudad. “Como lo están haciendo todos los Partidos, en especial el de gobierno” me aclaró uno. “Tenemos que tener más presencia” afirmó otro.

Al salir de la policlínica les propuse pintar muros y paredes. Pero no con consignas. Tampoco muros y paredes públicas, sino paredes de policlínicas como la que estábamos visitando, o escuelas, Centros Caif, o incluso limpiar los bienes de todos los uruguayos de las pintadas que los afean y ensucian.

A la semana se hicieron presentes en el lugar, pintaron por fuera y por dentro, llevaron los artefactos de los baños y otras cosas, y se marcharon.

Nadie se enteró, pero creo que ganaron ellos y ganamos todos, que nos sentimos mejor.

El sábado (15), en el mismo sentido que aquel de mayo, comenzamos una nueva forma de hacer política. La del voluntariado. 

Entre las cosas que vamos a hacer durante esta campaña y que hicimos ayer, fue limpiar y pintar puentes, edificios públicos que han sido objeto de pintadas no autorizadas.

Creemos que en una campaña política se deben exhibir valores de respeto por los bienes públicos. Porque si queremos gobernar el país no podemos hacer una campaña ensuciando, destruyéndolo. 

Tenemos que dar el ejemplo.

La iniciativa de ayer partió de los Voluntarios  de Vamos Uruguay: limpiar el Puente de las Américas en el Acceso Este de la Ciudad de Montevideo.

Esta iniciativa surgió directamente de dirigentes y militantes que viven de uno y otro lado de los límites departamentales de Montevideo y Canelones. Están, creo que como todos, muy orgullosos de los esfuerzos del país, que permitieron construir con mucho esfuerzo un hermoso aeropuerto, y una magnífica obra con este Puente de las Américas en una de las entradas de la Capital. Todo esto para que los uruguayos y quienes nos visitan podamos admirar todos los días un conjunto arquitectónico funcional y hermoso. De todos y construidos con los impuestos que todos pagamos.

Muchos nos dijeron que nadie tiene derecho a ensuciarlos, a arruinarlos con “pintadas” y a dejar a la vista de todos un adefesio que asombra por su falta de respeto al patrimonio urbano producto de un afán egoísta por mostrar mensajes partidarios y manchar los muros con consignas políticas.

Eso también refleja la pérdida de valores y ofende la sensibilidad colectiva. Y es por eso, por lo que esa conducta de ensuciar revela, que nuestros dirigentes y militantes de esta zona –y otras—nos han pedido que hagamos algo por limpiar, por poner las cosas en orden en el Puente de las Américas y en otras partes del Uruguay.

A nosotros también nos gusta pintar durante estos tiempos de campaña. Pero vamos a pintar como lo estamos haciendo ahora, para respetar la ciudad, el país y las obras que se hacen con plata de todos. Para recuperar esos valores de convivencia que se quieren atropellar. Vamos a pintar para limpiar, no para ensuciar. Para insistir en que respetamos la convivencia, y no para imponer nuestras modas o nuestras consignas.

Lo vamos a hacer también en otros lugares. Porque esos voluntarios quieren poner su voluntad al servicios de esta y otras causas de la gente. Lo hacemos desde el Parlamento, con respeto. Nuestra gente lo quiere hacer también desde la militancia activa, por ellos mismos, por sus ideales, por sus familias y sus barrios. No hay razón para vivir entre la mugre.

Se pueden hacer las cosas mejor.

El lunes (17) estaremos presentando la campaña de voluntarios. Queremos recorrer este camino de la campaña electoral construyendo juntos, con todos los Voluntarios de Vamos Uruguay. Pintando si, pero para cuidar no para destruir y así canalizaremos esas energías.

Alguno se quejó y dijo que igualmente otros seguirían pintando sus consignas en los muros. Le contesté que a veces el mensaje parece invisible pero no lo es. Cuando vean muros limpios y recién pintados, recordarán nuestro trabajo y nuestra propuesta: la de construir y no destruir.

Un poco como lo hacía aquel calagualero minuano al que le cantaba el gran Santiago Chalar con estos versos, esos que hablan de sembrar al caminar: “No te corto de raíz, no te quiero desangrar, por eso te corto así, con el cuero de empalmar, muchos cortan porque sí, yo voy sembrando al cortar, si mil fogones prendí, mil plantas dejé al marchar, y hasta un lagarto fogonero que casi sabe bailar, muchos cortan porque sí, yo voy sembrando al cortar”.

(Foto de Subrayado).

Compartir en: