29 de Mayo de 2017
Máx. Min.
Vacunos 19 de Enero de 2017

Uruguay progresa en la investigación y fórmulas para controlar la leptospirosis

Se presentaron avances del proyecto multinstitucional que busca crear un banco de cepas de la zoonosis Leptospira y así estudiar de manera aislada casos en bovinos a nivel nacional.

Vacunos 19 de Enero de 2017

Uruguay progresa en la investigación y fórmulas para controlar la leptospirosis

Se presentaron avances del proyecto multinstitucional que busca crear un banco de cepas de la zoonosis Leptospira y así estudiar de manera aislada casos en bovinos a nivel nacional.

Montevideo - TodoElCampo- Según los ejecutores del proyecto, en un futuro los resultados pueden generar que se elaboren mejores vacunas destinadas a controlar la leptospirosis y en consecuencia se reduzca la afectación en humanos, que hoy se encuentra en 16 casos cada 100 mil habitantes.

El científico del Instituto Pasteur de Montevideo, Alejandro Buschiazzo, explicó que la leptospirosis es provocada por una bacteria hábil que invade tanto a los animales como al hombre. Al sentirse muy bien en las zonas húmedas, la misma se disemina muy bien a través de la orina de los animales y el agua, dijo.

Aunque no siempre los animales muestran síntomas de la enfermedad, unas de las principales consecuencias, también en humanos, es la promoción del aborto natural, explicó.

Justamente, acotó el investigador, uno de los principales problemas que presenta es la variedad antigénica (serovares), que no permite realizar diagnósticos puntuales y elaborar vacunas eficaces. “Cuando arrancó el proyecto hace dos años, en 2015, no contábamos con cepas autóctonas aisladas en Uruguay de leptospira”, explicó.

En la actualidad se llevan aisladas 21 cepas de leptospiras patógenas obtenidas a partir de muestras biológicas en predios y frigoríficos. “Hay más cultivos en curso”, aseguró. Asimismo, dentro de esas cepas se hallaron algunas variedades antigénicas que no se encuentran en las vacunas disponibles, aunque no se sabe si son importantes para proteger mejor o no, argumentó.

Según apuntó, además de aislar cepas de leptospira y tipificarlas para generar un banco con estándares de calidad internacional, el consorcio también se esforzó por fortalecer las capacidades tecnológicas y formar personal en el exterior y traer profesores de nivel internacional.

MUCHAS MANOS

A través del programa Alianzas de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), existe una interfaz entre centros de investigación estatales de producción de conocimiento: Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), Instituto de Higiene de la Facultad de Medicina de UDELAR, Instituto Pasteur Montevideo y Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) como asesor; y la industria: Prondil, Microsules y Virbac.

Por esa línea, el presidente de INIA, Álvaro Roel, resaltó el modelo de trabajo multidisciplinario e interinstitucional, ya que aseguró que ninguna institución por su cuenta puede dar cabida a los problemas y oportunidades que tiene el sector. “Es un mandato imperativo la permanente interacción entre las capacidades y los núcleos críticos que tiene el país”, dijo.

Por su parte, el director de la Plataforma de Salud Animal de INIA, Franklin Riet, sostuvo que el proyecto además de ser importante para las instituciones, es el sueño de cualquier investigador, porque se trata de un proyecto donde participan muchas instituciones y que genera conocimiento de relevancia internacional.

Respecto a la investigación, sostuvo que es creíble y con proyección, lo cual se vislumbra por el marcado interés de la industria a participar.

UN ORGULLO

El ministro interino de MGAP, Enzo Benech, subrayó que para él toda la investigación “es un orgullo”. “Vengo de la presidencia de INIA y desde que estábamos allá vemos las dificultades en avanzar en la investigación de salud animal”, por lo que el proyecto le parece “una excelente muestra de cosas que se pueden hacer si uno quiere”, comentó.  

Explicó que desde las primeras reuniones del gabinete anterior del MGAP, se habla de priorizar la innovación y la salud animal. Entonces, el hecho que en poco tiempo existan resultados como en el presente proyecto, demuestra que lograr resultados pasa por “tener definiciones claras” y no se trata tanto de “tener plata”, reflexionó.

UN DATO ALARMANTE

Un descubrimiento que alarmó a los investigadores es que, dentro de los 700 animales analizados, un 20 % tienen leptospira patógena en su orina. “No quiere decir que sea un número de incidencia de la enfermedad, pero si es importante destacar que es un valor importante”, señaló Buschiazzo.

Producción y redacción: Damián Musso Sosa 

Compartir en: