20 de Setiembre de 2017
Máx. Min.
Economía 21 de Febrero de 2017

"Uruguay está un 20 % o 25 % más caro de lo que debería"

Según estudio realizado por un grupo de economistas, "Uruguay hoy está más caro de lo que debería estar", aseguró a TodoElCampo uno de los integrantes del equipo, el economista Ignacio Munyo, director del Centro de Economía y profesor del IEEM Escuela de Negocios (Universidad de Montevideo).

Economía 21 de Febrero de 2017

"Uruguay está un 20 % o 25 % más caro de lo que debería"

Según estudio realizado por un grupo de economistas, "Uruguay hoy está más caro de lo que debería estar", aseguró a TodoElCampo uno de los integrantes del equipo, el economista Ignacio Munyo, director del Centro de Economía y profesor del IEEM Escuela de Negocios (Universidad de Montevideo).

Montevideo – TodoElCampo- El estudio, que se realizó hasta diciembre del pasado año, indica que el país está un 20 o 25 % más caro de lo que debería y parece muy difícil que ello se corrija a corto plazo, comentó.

Ello, sin dudas, impacta en la reducción de la rentabilidad de las empresas producto del ingreso en dólares y costos en pesos. Ante precios internos caros, el valor relativo que el dólar dista del que debería para poder “exportar, crecer y generar más empleo”, agregó.

El especialista explicó que cuanto más productiva es una economía, más cara se vuelve en relación a sus socios comerciales. En otras palabras, “si el sector transable exportador de una economía aumenta su productividad relativo al sector no transable, que es el sector que vende en el mercado interno, existen fuerzas internas como las que Uruguay vivió en la última década”, argumentó.

Pero ello por sí solo no explica lo caro de la economía. Munyo agregó que el sector privado con más dinero genera mayor demanda y presiona para el aumento de  los precios internos. Por otro lado, no olvidó el gasto público, sector no transable que influye sobre la demanda y encarece al país.  

Más allá de que esas tres fuerzas –economía productiva, mayor capacidad económica del sector privado y el gasto público-, están detrás de que Uruguay sea más caro, “tampoco son sus únicos responsables”, dijo. “Hay una parte del encarecimiento que no tiene fundamentos”, explicó, y se encuentra desequilibrado porque “el país está más caro de lo que debería estarlo dado estos fundamentos de la economía”, acotó.

Todos esos factores generan el “atraso cambiario”, concepto de compleja definición, apuntó el economista.

LA ECONOMÍA URUGUAYA EN 2017

Producto de una buena temporada turística, el primer trimestre del año mostrará un crecimiento mayor al esperado hace algunos unos meses atrás. Para Munyo ello pone un piso al crecimiento del resto del año, el cual va a estar lleno de incertidumbres.

A nivel internacional, informó que se espera para marzo que la tasa de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos se duplique y se aproxime al 50 %. Además, se espera que ello se repita durante el resto del año.

En ese marco, se pone “una tendencia creciente al valor del dólar acá y en todo el mundo”, argumentó.

No obstante, más allá que las subas en las tasas van a ser pequeñas, detrás de la economía norteamericana está Donald Trump, quien prometió un número importante de acciones en materia económica y aún están pendientes. Entonces, es difícil saber cuándo se modificará el dólar, porque se debe ver cómo se implementan, ya que “afectan todas directamente la tasa de interés y el valor del dólar”.

Con todas esas salvedades, Munyo estima que para finales del 2017 el dólar puede rondar los $ 32.

ATRASO CAMBIARIO

La tendencia va a ser similar en todo el mundo, por lo que ve “difícil que este atraso cambiario se pueda corregir rápidamente”, dijo.

Según explicó Munyo, para cerrar el atraso cambiario en Uruguay, el promedio de devaluación anual debería estar 7 % por encima de la inflación anual en los próximos tres años. “Eso es una utopía absoluta”, subrayó, porque la devaluación promedio con un dólar a $ 32 es 2 % por encima.

En tanto, para comenzar a modificar ello el país debe ser más productivo y bajar sus costos, dijo. No obstante, aclaró que existen cuatro barreras para la productividad: la regulación laboral, la inserción internacional, bastante menor de la que debería tener la economía actual del país producto de la influencia del Mercosur; el peso del Estado, que tiene que mejorar; y el último es la calidad de la mano de obra, ya que es reducida la que está capacitada y con muchos funcionalmente analfabetos. Indicó que estas barrerar nos dejan “mal parados”, aunque reconoció  que “no son las únicas”.

Producción: DiarioRural

Redacción: Damián Musso Sosa

 

 

 

 

Compartir en: