24 de marzo de 2017
Máx. Min.
Economía 30 de setiembre de 2016

Uruguay está estancado en materia de competitividad

A nivel regional Uruguay se encuentra cuarto entre los países de Sudamérica, detrás de Chile (33º), Colombia (61º) y Perú (67º) y octavo en Latinoamérica y el Caribe, afirma el informe de CPA Ferrere.

Montevideo/TodoElCampo – En esta nueva entrega del Índice de Competitividad Global (ICG), Uruguay mantuvo la posición alcanzada en 2015, ubicándose en el puesto 73 del Ranking con 4,17 puntos. Este resultado confirma nuevamente que Uruguay está “estancado” en puntaje, obteniendo en promedio 4,10 puntos desde 2006 (que lo hace “oscilar” entre las posiciones 60 y 80).

Tal como viene sucediendo en las últimas ediciones del Informe, los primeros 10 puestos fueron ocupados por el mismo grupo de países, cambiando en algunos casos su posición dentro del top 10 (la diferencia que separa al primero y al décimo es de tan sólo 0,37 puntos).

En esa línea, Suiza lidera el ranking general por séptimo año consecutivo, seguido por Singapur, Estados Unidos, Holanda y Alemania.

Un dato interesante es que entre la posición 34 (primer cuartil) y la posición 104 (tercer cuartil) hay tan sólo 0,83 puntos de diferencia. En este grupo, que es donde se encuentra Uruguay, se observa una gran densidad de países, por lo que pequeños movimientos en los puntajes producen grandes cambios en las posiciones del ranking.

Por su parte, Uruguay se encuentra cuarto entre los países de Sudamérica, detrás de Chile (33º), Colombia (61º) y Perú (67º) y octavo en Latinoamérica y el Caribe.

URUGUAY: PRÁCTICAMENTE SIN CAMBIOS RESPECTO A 2015.

Con un PBI per cápita de USD 15.748 en 2015, Uruguay es el primer país en PBI per cápita de Sudamérica y 41 del mundo.

De acuerdo al Foro, este factor es determinante para establecer la etapa de desarrollo en que se encuentra el país, y por ende de las capacidades necesarias para mejorar su productividad. En función a ello, Uruguay se posiciona en transición entre las etapas 2 y 3, prácticamente alcanzando la etapa 3 de países desarrollados en fase Innovación (+ de USD 17 mil).

En términos generales, Uruguay se encuentra mejor que el promedio de América Latina en la mayoría de los pilares definidos por el Foro, destacándose en Instituciones y Preparación Tecnológica. En contrapartida, en aquellos que se encuentra más rezagado, son Tamaño de Mercado y una vez más el de Eficiencia del Mercado Laboral.

En este último pilar, Uruguay se encuentra en la ubicación 121, con algunos de los subíndices en las últimas posiciones (cooperación entre trabajadores y empleadores - 136º - y flexibilidad en la determinación de salarios - 136º -, como los principales). El pilar que tuvo una mejora significativa respecto al año anterior fue Desarrollo del Mercado Financiero, donde Uruguay pasó del puesto 69 al 51. La mejora en disponibilidad y accesibilidad de los servicios financieros, la facilidad de acceso a los préstamos y la reglamentación de la Bolsa de Valores fueron los principales impulsores de este crecimiento.

En lo que refiere a los Pilares de Sofisticación e Innovación, Uruguay no ha tenido cambios significativos respecto al año anterior. En esta edición del Informe, se ubicó en los puestos 82 y 83 respectivamente. Es importante recordar que, según la Metodología del Foro, estos indicadores serán los principales impulsores del crecimiento de largo plazo para países como Uruguay, dada su etapa de desarrollo (prácticamente en Etapa 3 de países desarrollados).

ASPECTOS A MEJORAR…

Al igual que en años anteriores, fue posible identificar algunos factores considerados “problemáticos” por el sector empresarial, entre los que se pueden destacar los siguientes:

Restrictivas regulaciones laborales, tasas de impuestos, ineficiente burocracia gubernamental, suministro inadecuado de infraestructura y fuerza laboral inadecuadamente educada.

Entre los tres puntos más preocupantes para el empresariado que consulta el informe, un 17,9 % indicó las regulaciones laborales, un 16,6 % las tasas de impuestos y un 16,4 % apuntó a la burocracia estatal.

¿CÓMO INTERPRETAR LOS RESULTADOS?

El Índice de Competitividad del WEF busca reflejar el nivel de productividad y prosperidad de un país, y su potencial de crecimiento, de acuerdo a la etapa de desarrollo en que se encuentra.

Agrupa los determinantes que impulsan la productividad y competitividad en 12 pilares, y se asigna un puntaje de 1 a 7 a cada una de las variables.

El Foro clasifica a los países según su etapa de desarrollo, determinada en base al PBI per Cápita. Los Países en distintas etapas, tienen distintos desafíos en busca de mejorar su competitividad. Con este argumento, el Índice pondera a cada país en función de la etapa en la que se encuentre.

Los Países en etapas tempranas de desarrollo, ponderan en mayor proporción a los Requerimientos Básicos (entendiéndolo factor de crecimiento). Acompañando el Desarrollo (PBI per cápita), ponderarán más la Sofisticación e Innovación.

Uruguay si bien se encuentra en transición entre la Etapa 2 y 3, dado su PBI presenta prácticamente las ponderaciones de la Etapa 3, donde cada Pilar de Innovación representa casi el 15% del puntaje total del Índice.

REFLEXIÓN FINAL.

Luego de una década de estabilidad en el puntaje del Índice de Competitividad Global, es importante destacar la relevancia del Informe para generar información cualitativa y cuantitativa de la situación del país y relativa a otros países de la región y el mundo. Esta información, conjuntamente con otras investigaciones disponibles, podrá ser usada cómo referencia para discutir una agenda de competitividad de largo plazo a nivel nacional.

(Fuente CPA Ferrere).

EL INFORME COMPLETO.

El informe completo elaborado por Bruno Gili, Federico Monetti, Denisse Koh y Maria Eugenia Aguirre de CPA Ferrere puede leerse en file:///C:/Users/usuario/Downloads/informe-competitividad-wef.pdf

Compartir en: