16 de Agosto de 2017
Máx. Min.
Actualidad 06 de Febrero de 2017

Unos 550.000 metros cúbicos de sedimentos se removieron del paso Casa Blanca

Bernardet Jiménez: "Kaerius es una draga de corte en succión, lo cual significa que además succiona el material resultante y lo deposita por un sistema de tuberías en otra zona asignada para esos fines"

Actualidad 06 de Febrero de 2017

Unos 550.000 metros cúbicos de sedimentos se removieron del paso Casa Blanca

Bernardet Jiménez: "Kaerius es una draga de corte en succión, lo cual significa que además succiona el material resultante y lo deposita por un sistema de tuberías en otra zona asignada para esos fines"

Montevideo. TodoElCampo- La empresa belga Jan De Nul extrajo 555.000 metros cúbicos de sedimentos del paso Casa Blanca, en el río Uruguay, tras siete semanas de trabajos. Esa área, cercana a la homónima localidad uruguaya, muestra fondos duros y es la primera vez que se draga. La comisión administradora binacional del curso fluvial limítrofe con Argentina llamará a licitación para adquirir las boyas necesarias para su señalización.

El primer dragado efectuado por la embarcación Kaerius, de la firma Jan De Nul, en el río Uruguay fue en paso Montaña, ubicado del kilómetro 167 al 170,1, de donde se removieron, a partir del 9 de diciembre y por tres semanas, 311.000 metros cúbicos de sedimentos.

A continuación le llegó el turno a Casa Blanca, comprendido entre los kilómetros 196,6 y 200,3 del río Uruguay, del que se extrajeron 555.000 metros cúbicos.

Un equipo de la Secretaría de Comunicación Institucional visitó la semana pasada la draga Kaerius, en el momento en que realizaba tareas finales de repaso en algunos puntos específicos del canal Casa Blanca, frente a las costas del departamento de Paysandú.

“Kaerius es una draga de corte en succión, lo cual significa que además succiona el material resultante y lo deposita por un sistema de tuberías en otra zona asignada para esos fines”, describió la gerente del proyecto, Bernardet Jiménez. Se trata de una máquina que, para navegar, necesita del apoyo de remolcadores”, agregó.

En su parte delantera se encuentra un brazo que se inclina, con un máximo de 50 grados, en función de la profundidad a la que se deba dragar. En su extremo hay un cortador que gira a gran velocidad y que lleva dientes metálicos de unos 10 kilogramos cada uno, cuyo diseño varía en función del material a remover.

En la misma área que se ubica el cortador, por debajo del eje, hay una especie de boca que aspira el material cortado mediante una bomba sumergida. Al aspirar, esta genera un vacío, succiona el sedimento y lo conduce a la parte media de la draga. Allí hay una bomba que lo impulsa a la parte posterior de la embarcación.

En ese punto hay una conexión entre la draga y las tuberías flotantes la cual el sedimento es conducido por tuberías hacia el pontón en donde es expulsado en la zona de descarga autorizada.

DISEÑO DE LA CARU

“Al comienzo se realiza el dragado puro, el equipamiento se ubica en el eje longitudinal del canal y en un movimiento lateral abre al ancho de este que, en este caso, es de 80 metros. Se realiza el corte con el talud y la profundidad requeridos”, señaló Jiménez.

Agregó que “no es una actividad que sea de precisión exacta, por lo que de las mediciones de control (batimetría) generalmente surgen algunas zonas fuera de diseño o más altas, al igual que el talud, por lo cual en una segunda instancia es necesario repasarlas”.

“Hacemos un canal que está previamente diseñado por nuestro cliente”, que es la Comisión Administradora del río Uruguay (CARU), indicó.

La gerente del proyecto detalló luego que se trató de un dragado de 80 metros de ancho en la solera del canal, con un talud de 1,2 metros que es lo que define la pendiente de las paredes laterales del canal. La profundidad es de 17 pies, más dos de resguardo, con lo cual el total equivale a 5,71 metros, según sostuvo.


ARCILLA MUY DENSA

“En el sur del paso Casa Blanca nos hemos encontrado con una arcilla muy densa y, conforme nos hemos ido trasladando al norte, pasa a tener una composición de pedregullo, que erosiona mucho los equipos”, advirtió Jiménez.

“Tan es así, que la empresa estimó el uso de 500 dientes metálicos y necesitó unos 2.000 para culminar los trabajos. En el sector norte, predominó una mezcla de arcilla, limo con guijarros y en otros puntos se extrajo arena".

La tripulación de la embarcación se integró con 43 personas de diversas nacionalidades, incluidos uruguayos, con trabajos repartidos en dos turnos de 12 horas para poder actuar de día y de noche. A ellos se les sumaron algunos funcionarios más que integraron la plantilla de la empresa y ofrecieron apoyo a la draga desde una oficina instalada en el puerto de Paysandú.

El presidente de la CARU, Gastón Silbermann, anunció el viernes 3 la finalización de las tareas de dragado, tras lo cual destacó que los trabajos demandaron menos tiempo del previsto por el organismo binacional y reconoció el profesionalismo demostrado por la empresa adjudicataria.

Silbermann anticipó que la CARU realizará un llamado a licitación para la adquisición de 15 boyas, que serán necesarias para demarcar el canal, las que serán instaladas, lo cual calculó que se concretará en mayo.

 

Fuente: Presidencia

Foto: www.jandenul.com

Compartir en: