19 de Octubre de 2017
Máx. Min.
Actualidad 06 de Diciembre de 2013

Un presidente en soledad es producto de su propia personalidad

Sergio Abreu: "La soledad de un gobernante es una elección suya, algunos por soberbia, otros por ignorancia, muchos por no estar preparados para tomar opciones, y algunos por no tener cultura cívica".

Actualidad 06 de Diciembre de 2013

Un presidente en soledad es producto de su propia personalidad

Sergio Abreu: "La soledad de un gobernante es una elección suya, algunos por soberbia, otros por ignorancia, muchos por no estar preparados para tomar opciones, y algunos por no tener cultura cívica".

Sergio Abreu/TodoElCampo – “Me dejaron solo” dijo el presidente de la República, José Mujica refiriéndose a  la prensa, los empresarios, lo oposición… todos… y ahora frente a la reacción argentina “a llorar al cuartito”, agregó.

Sin embargo el presidente se equivoca. La soledad de un gobernante es una elección suya, algunos por soberbia, otros por ignorancia, muchos por no estar preparados para tomar opciones, y algunos como el Sr Mujica por no tener cultura cívica de trabajo en equipo y profesar una condición anárquica que el mismo define “como te digo una cosa te digo la otra”.

A Argentina o a cualquier otro interés que choque con el nacional se le enfrenta con profesionalidad, firmeza, negociadores profesionales y un canciller que informe y prepare las decisiones presidenciales. 

El presidente es el último eslabón una negociación. Y a él le corresponde hablar, consultar a quien quiera para poder definir bien una estrategia.

Sólo como experiencia y no con el ánimo de ponerme de ejemplo, como canciller visitaba en sus casas o escritorios al Gral. Líber Seregni, al Dr. Julio Mª Sanguinetti, al Dr. Jorge Batlle y a Jorge Pacheco; luego lo hice como ministro de Industria con el directorio de mi partido, y en varias oportunidades con el Dr. Tabaré Vázquez.

De todo ello informaba al presidente viendo el problema pero trayendo una propuesta cuya suerte quedaba en manos del Jefe de Estado.

Un presidente en soledad es producto de su propia personalidad.

Respeto al Sr Mujica porque también es mi presidente, pero no quiso conversar o cambiar ideas con los que tenemos la mano tendida, al menos, para hacer un aporte, en estos temas de Argentina , como en otros.

Pero como él mismo dice: “difícil que el chancho chifle”.

(Foto publicada por el diario El Comercio de Ecuador publicada en setiembre de 2012).

Compartir en: